siem reap

siem reap y los templos de angkor

Este es un destino al que le tenía muchas ganas por ser donde se encuentran los Templos de Angkor, Patrimonio de la Humanidad y 8º maravilla del mundo. La ciudad en sí no tiene nada especial pero es recomendable pasar aquí mínimo 2 días enteros (o 3 si se tiene tiempo suficiente! Los Templos de Angkor es un lugar realmente increíble que merece una larga parada). A continuación te lo cuento todo al detalle para que puedas planificar tu visita y no perder ni un minuto! 😉

 

_CÓMO LLEGAMOS_

Los preparativos en sí para este viaje te los cuento en el post de la Guía práctica para visitar Camboya así que os voy a contar directamente cómo organizamos a llegada a Siem Reap:

Si venís de algún país vecino, como Laos, Tailandia o Vietnam lo mejor es volar directamente al Aeropuerto de Siem Reap (Aeropuerto Internacional de Siem Reap-Angkor, REP), aunque si estáis en Camboya podéis llegar facilmente en bus o mini-van (aunque eso así, tardaréis unas cuantas horas). Como ya os conté en el post inicial, si entráis a Camboya por tierra desde algún país fronterizo, tened máxima cautela con la policía corrupta. Nosotros llegamos en avión desde Sihanoukville (Camboya) ya que el trayecto en autobús era muy largo y no teníamos tanto tiempo. Volamos con la aerolínea Cambodia Angkor Air y el trayecto Sihanoukville-Siem Reap duró 1 hora. El transporte desde el puerto de Sihanoukville hasta el aeropuerto lo hicimos en taxi con aire acondicionado y costó 20$ para un trayecto de 30 minutos. Si queréis algo más barato podéis optar por un tuk-tuk que cuesta 15$ pero tarda 40 minutos. Una vez aterrizamos en Siem Reap un tuk-tuk del hotel que teníamos reservado estaba esperándonos para llevarnos al hotel. El trayecto duró 20 minutos. Tres días más tarde, para ir al aeropuerto desde el hotel el tuk-tuk nos costó 5$ (eran las 06:00) y lo reservamos con el hotel la noche anterior.

_TRANSPORTE LOCAL_

O mejor dicho, transporte para visitar los Templos de Angkor:

* Tour: se puede reservar un tour que os lleve por el circuito corto y/o el largo por un precio fijo. Con un tour organizado os recogerán en el hotel, visitaréis algunos templos, haréis la parada reglamentaria para comer, veréis más templos por la tarde y acabaréis viendo atardecer en alguno de ellos. Algunos tours incluyen (por supuesto) el amanecer en Angkor Wat, aunque esto debe de ser opcional. La ventaja de los tours es que no tendréis que preocuparos ni organizar nada de nada. La desventaja es que no contaréis con la libertad de ver lo que queráis ni en el tiempo que os apetezca, tendréis que ir en grupo (seguramente numeroso) y las pausas estarán reglamentadas. Yo sabéis que no soy de tours, por eso en esta guía os ayudaré a organizarlo por vuestra cuenta para sacarle el máxmo partido.
* Tuk-Tuk: es el transporte que más usan los turistas cuando visitan los templos. A cualquiera de los cientos de tuktukeros que veais por la calle le podéis pedir que os lleve durante un día completo alrededor de los templos. Ellos se conocen todos los recorridos por lo que es como ir con guía privado. Muchos de ellos os darán agua y fruta y hablan algo de inglés, por lo que la visita se hace amena.  Los precios varían dependiendo de si queréis ver amanecer, de si queréis hacer el circuito largo o corto y de si queréis ver atardecer…así que tendréis que concretar antes los horarios y la duración de la ruta. El precio suele ser de unos 15-20$ por persona/día, así que  si vais  a estar varios días os puede salir un poco caro.
* Bici: También se pueden alquilar bicis para hacer los recorridos aunque yo lo veo más bien una locura por las enormes distancias entre los templos (y de Siem Reap a la entrada del complejo – que son seguro unos 30 minutos pedaleando) y porque el sol aprieta mucho y tras horas dando vueltas por los templos podéis acabar muertos de cansancio. Pero oye, para gustos colores! Yo soy un poco vaga pero a quien le guste la bici debe de ser una buena experiencia! 😉 Eso sí, llevad mucha agua con vosotros y un sombrero!
* Moto: como siempre os digo la moto es nuestro modo de transporte favorito cuando visitamos cualquier ciudad. A pesar de lo mucho que leí sobre Camboya antes del viaje en ningún lugar leí con certeza que se podían alquilar motos para visitar los templos, así que iba un poco ansiosa por saber cómo nos ibamos a mover durante nuestra estancia en Siem Reap. Justo al lado del hotel encontramos una lavandería que también alquilaba motos y la señora nos aseguró una y mil veces que sí se podía alquilar motos a turistas para visitar los templos, así que no lo dudamos y la alquilamos durante los 2 días y medio que estuvimos. Con la moto contáis con toda la libertad del mundo, es barato, refresca y se puede llegar fácilmente a todos sitios, incluso para visitar las calles de Siem Reap. Aquí conducen como en todo el sudeste asiático así que pedid que os den un casco y conducid con cuidado. No olvidéis que en caso de accidente la culpa SIEMPRE es del turista, así que no conduzcáis como ellos e id con cuidado, aunque haya atasco! Nosotros pagamos 15$ por dos días y medio de moto, osea, súper barato comparado con tuk-tuk o tour! También alquilan bicis (2$/día) y tándems (3$/día), pero como os decía, me parece un sufrimiendo innecesario, jeje. Ah, para que os alquilen la moto tendréis que dejar el pasaporte y firmar un papel. Yo aparte siempre pido que me den un número de contacto en caso de que pasara cualquier cosa 😉
* Moto eléctrica: es otra opción que vimos bastante por los templos, aunque al ser bastante más lenta no sé qué tal será la experiencia. Tampoco sé los requisitos para alquilarla pero si os da miedo la scooter entonces puede ésta puede ser una buena opción.

_ALOJAMIENTO_

Blossoming Romduol Lodge – Dirección: Psar Kroung Street 83, Camboya- web

Precio: 11,50$/noche. Nos alojamos 3 noches.

Aunque no está situado en el centro centro (osea, donde hay más ambiente) es una zona tranquila y, como alquilamos moto, nunca resultó ser un problema. El personal es muy amable y te ayudarán a gestionar lo que necesites. La habitación está bastante bien (cama grande, armario, mesitas, escritorio…) y el baño también. El desayuno está incluído aunque es bastante básico (si lo necesitas lo puedes pedir take away – por ejemplo si vas a ver amanecer en Angkor Wat – aunque aviso que el desayuno take away es escaso).  Tienen free pick-up airport service y luego te consiguen un tuk-tuk a buen precio que te lleve al aeropuerto el día que lo necesites. Un hotel muy muy recomendable!

_CONSEJOS/CURIOSIDADES_
Como la lista de consejos y curiosidades se estaba haciendo demasiado larga he decidido hacer un post aparte con mis recomendaciones para visitar los Templos de Angkor. Puede parecer una tontería, pero el complejo es TAN grande y el tiempo es TAN valioso que más vale ir preparado e informado sobre ciertos temas para aprovechar al máximo nuestro tiempo en Seam Reap y, sobre todo, durante nuestra visita a los Templos. Aquí podréis encontrar información sobre el complejo, cómo preparar la ruta, los tickets, horarios, etc….

_PRECIOS Y HORARIOS_

Aunque os lo cuento en el post que os comentaba antes, no está de más dejarlo escrito aquí también:

*Precio de la entrada:
1 día: 37$
3 días: 62$
7 días 72$

* Horario de taquilla:
El horario de las taquillas es de 05:00 a 17:30 pero hacen pausa por la tarde y vuelven a abrir sobre las 16:45, aunque para evitarse largas colas lo mejor es ir con 30 minutos de antelación (sobre todo por la tarde).

* Horarios de los Templos:
Cada templo tiene un horario de visita pero la mayoría abren de 07:30 a 17:30. Angkor Wat y Phom Bakkeng abren de 05:00 a 17:30, mientras que Bayon abre de 07:30 a 18:00.

_QUÉ HACER/VISITAR_
El mayor atractivo de Siem Reap son los Templos de Angkor pero cuando caiga la noche recomiendo pasearse por las calles y mercaditos de la ciudad para dotorear un poco. En la calle encontraréis muchos restaurantes, puestos de souvenirs y puestos de comida callejera entre los que encontraremos: palitos de carne o pescado, insectos fritos, fruit shakes, rolled ice, coco-waffle así como comida tradicional y occidental, como no!

Pero la mayoría de vosotros irá a Siem Reap a visitar los templos así que a continuación os cuento cuál fue nuestra ruta durante estos 2 días completos. Al final encontraréis el link con información útil sobre cada uno de los templos.

Día de llegada:
A pesar de que llegamos a Siem Reap a medio día y podríamos haber visto el atardecer en algún templo decidimos tener una tarde tranquila y reservar fuerzas para los 2 días que nos esperaban (incluídos los madrugones!). Así que hicimoms el check-in en el hotel, fuimos a alquilar la moto y luego fuimos a comprar los tickets para tenerlo todo listo para el día siguiente. Comimos en un sitio local en Siem Reap y paseamos sus calles y sus mercaditos. Un día relajado para hacernos con la zona 😉

Día 1:
Preferimos ver el famoso y ansiado amanecer en Angkor Wat el primer día por si pasaba cualquier cosa (lluvia, nos dormíamos o lo que fuera…), así que a las 05:30 estábamos “puntuales” en Angkor Wat, ilusos de nosotros pensando que llegábamos pronto (y eso que en el camino adelantamos muchísimos tuk-tuks y gente en bici!). Delante de los estanques nos estaban esperando 2 filas de turistas con sus cámaras iluminando la oscuridad y locales vendiendo café, fruta o pancake a grito de “coffee sir!”, “coffee lady!”, quitándole toda la magia a un momento como ese. Cuando ví el panorama me entró un sabor agridulce que aún no me he podido quitar. Entiendo que es un lugar incríble que todo el mundo quiere visitar pero ¿es necesario sostener la cámara/móvil/tablet en plena oscuridad? Entiendo que los locales quieren vender desayunos pero ¿es necesario hacerlo gritando? Entiendo que todos queremos ver el amanecer en primer fila pero ¿es necesario alzar los “selfie sticks” tapándole las vistas a los que están detrás? En aquel momento me hubiera subido a un árbol para ver el amanecer yo sola, en silencio y dejando esa salida del sol sólo en mi memoria. No quiero sonar mal, pero me había esperado otra cosa la verdad…jeje.
Pero bueno, vosotros también querréis ver el amanecer el primer día, no? Pues a madrugar 30 minutos más y plantaros en Angkor Wat a las 05:00, llevaros un rico desayuno “take away” y esperad pacientemente en los estanques. Desde el de la izquierda es desde donde mejor se ve, pero también donde hay más gente. Como está todo oscuro no sabréis si estáis bien situados, pero tranquilos que el amanecer dura un ratito y podréis hacer toooodas las fotos que queráis. Ah, para que os situéis os doy más info: Angkor Wat está situado en una especie de isla, por lo que está rodeado de agua por sus 4 lados. Sólo hay acceso por uno de ellos, y es el que abre a las 05:00. Una vez accedáis, iréis por una pasarela flotante hasta pisar tierra de nuevo y entrar en el complejo. Luego tendréis que seguir caminando y veréis tenuamente la famosa silueta de Angkor Wat a lo lejos. Pasearéis por otro camino de piedra donde, a derecha e izquierda, tendréis los estanques de agua. Si seguís recto, entraréis a lo que es el Templo en sí. Es un poco complicado de explicar, así que lo mejor es que sigáis al río de gente que habrá allí o lo miréis antes en Google Maps o en algún mapa que os de el hotel.

Después de semejante espectáculo (por una parte por lo increíble que es Angkor Wat y por otro por el ridículo panorama de los 500 turistas, incluída yo, claro) decidimos no entrar a visitar Angkor Wat porque estaría lleno de todos esos turistas e ir en dirección opuesta hasta llegar a Preah Khan. No sabía que los Templos tenían un horario fijo así que cuando llegamos aún estaba cerrado y tuvimos que hacer tiempo en un pequeño restaurante que había al lado tomando un café caliente que nos vimo de lujo. A las 07:30 se abría el acceso al templo y allá que fuimos. Es indescriptible la sensación de visitar un templo estando casi solos, así que os los recomiendo 100%! Tras una buena hora recorriendo el Templo fuimos a visitar Neak Pean, ya que está justo al lado y la visita dura como máximo 30 minutos. Una vez paseado podéis visitar el famoso Ta Som, que con algo de suerte aún no estará muy lleno de gente. El caramelo de este templo está justo al final de éste, pero recorredlo con calma y disfrutad de cada paso, ya que el lugar bien lo merece! Luego podéis ir a East Mebon y a Pre Roup, dos templos muy similares entre sí pero muy interesantes. Si tenéis tiempo podéis ir hasta Banteay Samre pero nosotros no queríamos alejarnos tanto así que decidimos que era momento de hacer una pausa para comer y descansar. Con esto habréis recorrido los templos del Este y que forman parte del circuito largo. Por la tarde los templos suelen estar muy llenos así que intentad que la pausa de la comida sea breve para no “adormecerse” pero sí cargar las pilas. Lo mejor es hacer la pausa de la comida lo más temprano posible para no coincidir con el resto de gente y así aprovechar para visitar otro templo cuando los demás estén en su pausa de la comida 😉 No sé cuánta  gente pensará así pero a nosotros nos funcionó el segundo día.

La tarde la dedicamos a visitar el complejo de Angkor Thom que incluye: Bayon, la Terraza de Elefantes (Elephant Terrace), Phimeanakas y la Terraza del Rey Leproso (Terrace of the Leper King). El día ha sido largo así que decidimos ver el atardecer en los estanques de Angkor Wat y dar la visita de hoy por finalizada.

Como os decía antes, los Templos tienen un horario y hay que respetarlo….y aquí os voy a contar una historieta en honor a Fernando. Yo soy muy de cumplir las normas pero este día teníamos que hacer una pequeña excepción ya que la Estación Espacial Internacional (ISS – International Space Station) pasaba por los Templos de Angkor ese mismo día a las 18:30. Fer me pidió porfavor que si podíamos quedarnos a verla. Yo le dije que los templos cerraban y que se apañara él con los de seguridad… así que nos fuimos a Bayon para verla pasar desde allí (desde Angkor Wat había mucha luz y estaríamos muy expuestos a los de seguridad). Y, como era de esperar, las 18:00 puntuales ya estaba un hombrecillo de seguridad echándnos de Bayon, y eso que todo estaba super oscuro! Pero conseguimos convencer al de seguridad, y al otro de seguridad y al siguiente de seguridad. Fer les contaba toda la historia de la ISS y ellos se la iban contadno a sus colegas por radio, así que a las 18:30 nos véis a Fer, a mí y a 4 de seguridad viendo pasar la ISS por encima de nuestras cabezas (en realidad se ve como una estrella muy luminosa que se ve mover por el cielo). Para nuestra suerte, a la ISS le seguía la cápsula Soyuz (donde iban 3 astronautas) como una estrellita que se mueve en el cielo. La verdad es que fue una experiencia increíble y los de seguridad estaban flipando. Luegos nos quedamos hablando con ellos (uno estaba muy interesado en el tema aeroespacial) y todos nos fuimos a dormir la mar de felices 🙂

Preah Khan

Bayon

Día 2:
Tras la grata experiencia de visitar un templo sin gente decidimos volver a madrugar un poco para estar a las 07:30 en Ta Prohm, otro templo que merece visitarse con el menor número de personas posible. Después podéis visitar Ta Keo (y acercaros a la Puerta de la Victoria) y seguir el circuito corto visitando Banteay Kdei y Prasat Krayan. La guinda del pastel la dejamos para la hora de la comida y no pudimos acertar más. Sobre la 13:00 es cuando todo el mundo hace la pausa de la comida así que nosotros provechamos para visitar el templo más mágico del complejo: Angkor Wat, y para reconciliarme con él tras la expeciencia del amanecer. Si vais un poco más tarde (14:30-15:00) podéis quedaros hasta ver el atardecer, aunque aviso que la espera puede acerse eterna quedándote en buen sitio para que “no te lo quiten”. Bueno, sigo: la visita fue una maravilla porque no había mucha gente y el complejo bien merece un par de horas. Lo visitamos sin prisas, disfrutando de cada detalle, cada bajorrelieve, la galería y sus murales, sus estupas y las maravillosas vistas que tiene. Y sí, me reconcilié con Angkor Wat y me encantaría volver a visitarlo (y ver el amanecer plantándome allí a las 04:30 si hace falta!). Después fuimos a comer algo rápido y luego fuimos a visitar Phnom Bakheng, situado en lo alto de una colina, para aprovechar y ver el atardecer. El ascenso se puede hacer en unos 15 minutos, y luego tendréis que subir la enorme escalinata hasta llegar a lo alto del templo. Nosotros llegamos sobre las 15:00 y ya nos estaban dando unos pases que había que colgarse del cuello, es decir, ya estaban contando el aforo de gente que estaba en lo alto del templo y que probablemente se iban a quedar a ver el atardecer (eso mismo hacen en Angkor Wat). Visitamos el templo y luego “cogimos” sitio en una sombra para hacer tiempo mientras se ponía el sol. Por suerte conocimos a una familia española majísima con la que estuvimos hablando tan plácidamente. Tanto que hasta se nos olvidó mirar el atardecer! El templo en sí y el atardecer no tienen mucho encanto, pero sí merece la pena subir hasta aquí para disfrutar de las vistas y ver Angkor Wat a lo lejos. Después volvimos a Siem Reap para cenar, nos paseamos por los mercaditos y nos fuimos pronto al hotel porque al día siguiente tocaba madrugón!

Y con esto termina nuestra visita a Siem Reap y los Templos de Angkor! Como os decía al principio, es necesario mínimo 2 días ENTEROS pero si se tienen 3 se podrá disfrutar todo mucho más al disponer de más tiempo. Yo incluso hubiera vuelto a Bayon, ya que cuando fuimos había tanta gente que no pudimos verlo bien. Y si tenéis tiempo suficiente podéis ir hasta Banteay Srey, bastante alejado del complejo.

Para que este post no se hiciera muy eterno, en el post sobre los Templos de Angkor os cuento un poco más sobre cada uno de ellos así como los tiempos, horarios y ciertas curiosidades. Si tenéis cualquier duda dejadme un comentario y os ayudaré en lo que pueda! 😉

Ta Prohm

Angkor Wat

Anuncios

consejos para visitar los templos de Angkor

consejos para visitar los Templos de Angkor

Aquí podéis encontrar una lista de mis recomendaciones para visitar los Templos de Angkor. Puede parecer una tontería pero el complejo es TAN grande y el tiempo es TAN valioso, que más vale ir preparado e informado sobre ciertos temas para aprovechar al máximo nuestra estancua en Seam Reap y, sobre todo, durante nuestra visita a los Templos!

* el complejo: primero que nada comentaros que los Templos de Angkor es un complejo enorme que ocupa un total de 82 hectáreas. Para que os situéis en el mapa: los Templos de Angkor están situados al norte de la ciudad, a unos 20 minutos de Siem Reap y es por eso que la mayoría de visitantes deciden alojarse aquí para visitar los Templos. Es algo similar a lo que os contaba sobre los Templos de Bagan en Myanmar. Para llegar desde vuestro hotel hasta la entrada de los templos  necesitaréis unos 10-15 minutos en moto o tuk-tuk y algo más si vais en bici.

* Circuitos: para recorrer los templos hay establecidos dos circuitos: uno corto y uno largo, aunque también se pueden visitar como cada uno quiera. Estos circuitos son las carreteras que unen los templos y que sirven también para poder organizar mejor la visita dependiendo del tiempo que tengamos, pero vamos,  la visita es totalmente libre y no hay que ceñirse necesariamente a ninguno de los circuitos (aunque es recomendable).
– Circuito corto: de unos 18km de extensión, este circuito abarca los templos: Angkor Wat, Angkor Thom, Ta Prohm, Banteay Kdei y otros templos más pequeños como Baphoun, la terraza del Rey leproso, la Terraza de los Elefantes, Prasats Suor Prat, Spean Thma y Sras Srang.
Circuito largo: de unos 26 km de extensión, este circuito es una extensión del circuito corto y abarca, además de los templos anteriores, Preah Khan, Preah Neak Pean, East Mebon, Ta Som y Preah Rup.

* Organiza el día: aunque pienses que en un día te va a dar para recorrerlo todo, es imposible. Como te comentaba, el complejo es ENORME y es por ello que hay que tener en cuenta no sólo el tiempo de visita de cada templo, sino la distancia que hay entre ellos, las colas, las pausas… No intentes visitar muchos templos en poco tiempo y dedícales las horas que sean necesarias. Disfruta de cada uno de ellos y admira cada detalle, de verdad, dedícales tiempo. Decide el día anterior qué templos vas a visitar (más abajo os cuento nuestras recomendaciones y cuánto tiempo necesita cada uno) para que te dé tiempo a visitarlos todos.

* Seguridad: hay personal de seguridad en moto recorriendo los circuitos constantemente, por lo que os recomiendo seguir todas las señalizaciones y horarios para evitar cualquier problema.

* Ticket: para obtener el ticket de visita (que SIEMPRE debéis de llevar con vosotros ya que hay que enseñarlo en cada check-point y en cada templo) hay que ir hasta la Steet 60 con Apsara Rd. y allí veréis las oficinas. Si vais por la Avenida Charles de Gaulle tendréis que girar a la derecha cuando veáis el hotel Le Meridien a vuestra izquierda. Ojo con el horario: abre de 05:00 a 17:30 pero hacen pausa por la tarde, así que asegurarse bien de que esté abierto antes de ir. Hay un parking enorme gratuito y dentro de edificio veréis, aparte de unas cuantas tiendas de souvenirs, 48 taquillas donde comprar los tickets. Precios: 1 día: 37$  ; de 3 días: 62$ ; 7 días: 72$. Brutal. En Enero de 2017 se duplicaron los precios y aún así el lugar está a rebentar. Se puede pagar en efectivo o con tarjeta, y el pago se hace en dólares. Allí mismo te harán una foto y te entregarán el carnet, que es intransferible por llevar tu foto impresa y habrá que llevarlo siempre encima. Al contrario de lo que os digan: no es necesario llevar una foto carnet! A pesar de los precios desorbitados el lugar lo merece, así como ver que hay tanta seguridad, controles, organización (por fin!) y constante restauración de los templos. Ah! por muy desorbitados que te parezcan los precios compra el ticket de 3 DÍAS, ya que en 1 es imposible que visites la mitad de los Templos más impresionantes. ** BONUS – aquí un consejo extra: si llegáis a Siem Reap por la tarde y os “sobra tiempo”, podéis comprar los tickets ese mismo día por la tarde (a las 16:45, aunque recomiendo ir a las 16:15 para evitar las colas que se hacen) y de ahí iros a ver el atardecer a algún templo, ya que el ticket os vale para esa misma tarde y el/los día/s siguiente/s completo  siguientes, dependiendo del ticket.

* Check-point: En medio de la avenida Charles de Gaulle (en direción Angkor) hay un check-point donde controlan los tickets para visitar los Templos. El check point está señalado pero hay que estar atentos porque el cartel no se ve muy bien. Tendréis que apearos y enseñar el ticket. No te lo pases adrede porque te pillarán más adelante y tendrás que retroceder. Te marcarán el ticket (1 vez/día) y en el resto de lugares sólo tendrás que mostrarlo. Si entras al algún templo con el ticket sin marcar significa que te habrás pasado el check-point así que mejor abre los ojos y que te marquen el ticket, que por algo lo has comprado!

* Horarios: Cada templo tiene un horario de visita por lo que no está de más saberlo de antemano para no llegar demasiado pronto ni demasiado tarde. Por norma general los templos abren a las 07:30 y cierran a las 17:30. Angkor Wat y Phom Bakkeng abren a las 05:00 y cierran a las 17:30, mientras que Bayon abre a las 07:30 y cierra a las 18:00. Hay guardias en moto que van cercando el área para asegurarse de que ningún visitante se queda dentro una vez cierran los templos.

* Amanecer: Si decidís visitar algún templo al amanecer recomiendo llevarse un suéter ya que refresca bastante. Si vais en moto o en tuk-tuk, un cortavientos no os vendrá mal. El amanecer más famoso es desde Angkor Wat (sólo éste y Phom Bakkeng abren tan pronto) recomiendo que vayáis con tiempo suficiente para “coger buen sitio”. Nosotros fuimos a las 05:30 y ya había 2 filas de turistas con sus cámaras iluminando en la oscuridad. Después de nuestra experiencia recomendaría ir a las 05:00 y llevarse un desayuno “take away” para hacer tiempo. Mejor madrugar que perderse el amanecer o que tener que verlo mal porque la ola de turistas te tapa las vistas =(

* Atardecer: nos dijeron que los mejores atardeceres eran desde Angkor Wat (cómo no) y desde Phnom Bakheng. Este último es un templo situado en lo alto de una colina, por lo que tienes vistas de Angkor Wat. Si decides ver el atardecer dentro de Angkor Wat ve con mucho tiempo porque el aforo en lo alto de la estupa donde se ver atardecer es limitado y se llena bastante temprano. Por otra parte, si no quieres perder tiempo, también puedes ver una bonita puesta de sol desde los estanques donde se ve el amanecer. Si quieres evitar muchedumbres, también puedes ver el atardecer desde Phnom Bakheng (también tendrás que ir con bastante tiempo pero al menos no tendrás que esperar de pie ni entre miles de turistas).

* Vestimenta: como en cualquier lugar de culto o sagrado, habrá que cubrirse rodillas, hombros y escote por lo que para recorrer los Templos de Angkor (y ya que pasaremos todo el día fuera del hotel) recomiendo llevar: bombachos y capas de camisetas (tirantes-manga corta-manga larga-cortavientos). A pesar del calor nunca fui en tirantes, ni siquiera fuera de la zona de los Templos. Os recuerdo que hace frío a tempranas horas y también cuando se pone el sol, así que algo de manga larga os vendrá bien. También llevé un sarong que me haría de fular y de chal a la vez. Algo también igual de importante es el calzado: para recorrer los templos no será necesario quitarse los zapatos por lo que unas buenas zapatillas de suela dura os hará la visita más amena, ya que los templos son ruinas con muchas piedras y un relieve muy rocoso. Ah, no olvidéis crema solar y gafas de sol o gorra!

* Comer: para comer o cenar lo mejor es hacerlo en Siem Reap, ya que cualquier puesto de comida alrededor de los templos es, literal, el doble de caro. En moto tardaréis sólo 15 minutos y también os ayudará a despejaros un poco. Otra opción es prepararse unos bocadillos y hacer un picnic en lugares habilitados cuando os apetezca. Ah, y no olvides llevar snacks en la mochila que te aporten energía durante el largo día! Compra frutos secos o barritas en el supermercado antes de empezar el día 😉
-Agua: un día entero visitando templos a pleno sol puede ser algo agotador (sobre todo si madrugas) por lo que descansa si lo ves necesario y bebe mucha mucha agua para evitar deshidratación y dolor de cabeza. También puedes comprar fruta fresca (melón, sandía, piña, papaya…) o zumos de frutas para refrescarte.
-Basura: en el post inicial os contaba la cantidad de basura que vimos en Camboya, y Angkor no iba a ser la excepción. Os RUEGO que no dejéis basura en ningún lugar y que si coméis lo hagáis en lugars habilitados.

* Museo: si queréis saber algo más de la historia de los Templos de Angkor y Siem Reap podéis visitar el Angkor National Museum, donde os cuenta todo detalladamente. El precio de la entrada es de 12$ y se tardan unas 2 o 3 horas en visitarlo ya que es enorme. El horario es de 08:30 a 18:30, y yo recomendaría verlo ANTES de ir a visitar los Templos para así tener una mejor idea de lo que estáis viendo, la historia y muchos “porqué”.

amanecer en Angkor Wat

horarios

 

chiang rai

excursión a Chiang Rai

Como nuestro plan de ir a visitar el Santuario de Elefantes se nos fue al traste (por desconfiar en todas las agencias habidas y por haber, y preferir ver elefantes en África), tuvimos que trazar un Plan B para un día, así que nos decantamos por el tour a Chiang Rai. Había leído cosas increíbles sobre esta ciudad, el tour y el famoso White Temple. Peeeero no recomendaría esta excursión a no ser que tengais mucho tiempo de sobra en Chiang Mai. A continuación os cuento porqué 😉

_CÓMO LLEGAMOS_

La ciudad de Chiang Rai se encuentra a unos 200Km de Chiang Mai y si vamos en coche (bien sea alquilado o con conductor) tardaremos unas 3 horas. Si vais con un tour organizado tardaréis algo más por las paradas que se harán en el camino. A continuación os cuento qué opciones tenéis para visitar Chiang Rai desde Chiang Mai, suponiendo que es una excursión de día; si lo que queréis es ir a Chiang Rai y quedaros allí varios días, el tema cambia ya que tendríais que elegir entre autobús o mini Van.

– Coche con conductor: por falta de tiempo no barajamos esta opción pero si sois un grupo o conseguís a más gente para llenar un coche con conductor o una van, recomendaría MUCHO esta opción, ya que os permite ir a vuestro aire y hacer las paradas que queráis. Más adelante os cuento lo que visitamos yendo con el tour y mis impresiones, para que sepáis a qué ateneros.

– Tour: los que me leéis sabéis que siempre intento evitar los tours organizados y prefiero ir a mi bola pero esta vez, como Chiang Rai está tan lejos y planeamos visitarlo en el último momento, pensé que lo mejor era ir a través de una agencia para visitar más cosas y para que saliera más económico. Así que en el propio hostal reservamos un tour de día completo para visitar Chiang Rai y un par de cosas que hay por el camino y que os cuento a continuación. Éramos un grupo de 8 personas y fuimos en Van.

_CONSEJOS_

– Nosotros tardamos el día entero en hacer la excursión completa. Nos recogieron en el hostal a las 07:15 y nos dejaron a las 20:30.

– En el tour la comida está incluída pero recomiendo llevarse algo para comer entre horas por si os entra hambre durante el día, así como una botella grande de agua. No dan desayuno (“lógico”) así que intentad hacer un “early-breakfast” en vuestro hostal o preveed algo para comer a media mañana porque comeréis tarde.

– Durante el tour visitaréis: Hot Spring, White Temple, Golden Triangle y el Long Neck Karen. 

– Si vais a hacer el tour del Golden Triangle tendréis que llevar el pasaporte con vosotros ya que pisaréis Laos y os harán un control antes de subiros a la barca (y se quedarán con vuestro pasaporte hasta que volváis – no hace falta visado ni nada).

– A no ser que tengas pensado quedarte en Chiang Rai no creo que esta excursión compense porque en total te pasas 8 horas en carretera y hay varias cosas que no compensa visitar.

*Precios.

– Tour: 750 Baht por persona.

– Templo Blanco: 50 Baht – incluído en el tour. La visita total dura 45 minutos.

– Golden Triangle: 330 Baht – NO incluído en el tour. La visita dura 1,5 hrs.

– Tribu de las mujeres jirafa (long nek Karen): 300 Baht – NO incluídos en el tour. La visita dura unos 35 minutos.

_NUESTRA RUTA_

Como nos venían a recoger tan pronto y todos los restaurantes de los alrededores del hostal no abrían hasta más tarde (incluída la cocina del hostal mismo, quien tampoco ofrecía early breakfast), nos fuimos sin desayunar pero sí con algo para picar entre horas. Una vez recogimos a más personas, sobre las 07:45 pusimos rumbo hacia Chiang Rai y, tras más o menos una hora de camino, llegamos a la primera parada: los “hot spring“, unos fosos de agua caliente de los que sale mucho vapor de agua. No son nada grandes ni espectaculares pero por lo visto el lugar se volvió famoso y ahora es casi una parada obligatoria, así que veréis muchos buses y vans y donde os juntaréis con muchos más turistas. Como era de esperar, aquí os esperarán muchas tiendecitas-mercaditos-souvenirs (incluído un 7-Eleven) donde podéis comprar algo de desayunar o botellas de agua. Tras unos 30 minutos de parada (el lugar no da para más), seguimos más o menos una hora y media en la carretera hasta llegar por fin al famoso Templo Blanco o White Temple. El conductor nos deja en la puerta y desde fuera se puede ver la blancura del templo y su riguroso detalle. La guía nos da las entradas (precio: 50 baht, incluído en el tour) y entramos a visitarlo. El templo está vallado y, aunque se pueden hacer fotos por fuera, recomiendo quedarse dentro de la valla el tiempo que veáis necesario. OJO porque la “ruta” que se hace para visitar el templo va en un único sentido y luego no podréis volver sobre vuestros pasos, así que haced todas las fotos que queráis en el momento sin pensar en que podréis volver a ese mismo lugar! Hacerse una foto es toda una odisea ya que el lugar está lleno de turistas (la mayoría asiáticos) que harán de las suyas para que salgan en TU foto. El templo es realmente espectacular porque tiene muchísimo detalle y la blancura es brutal, pero me decepcionó saber que se construyó hace sólo 22 años! En la entrada os darán una bolsa para que, cuando entréis en el templo en sí, os quitéis os zapatos y los metáis en ella (porque, como os decía, no se puede volver por donde hemos venido, así que saldréis por una puerta diferente de por donde entrásteis). El interior del templo es indescriptible: murales con pinturas de colores llamativos y dibujos de, por ejemplo: las torres gemelas, un teléfono nikon, doraemon, Keanu Reeves en Matrix, Sailor Moon…para alucinar! Al final del templo os encontraréis la figura de un Buda en tamaño real hecho de cera (como en los museos de cera) que te hará dudar de si es de verdad o no. Una vez recorrido el templo por dentro volvemos a salir al exterior y con ello, cruzaremos la valla. Podremos seguir viendo el templo por fuera, ir al baño, pasear un poco o descansar. Veréis que hay decoración muy llamativa allá donde miréis, así que tened la cámara lista en todo momento! Como digo, el templo impresiona bastante pero el lugar parece “Disneyland para adultos”, por la cantidad de turistas que hay y el “poco” interéis del lugar. La visita total al templo dura unos 45 minutos, y luego tendremos que volver a la Van para hacer otra hora y media de carretera hasta llegar al Triángulo Dorado o Golden Triangle. En este lugar es donde se juntan TailandiaLaos y Myanmar y famoso por ser donde antiguamente se cambiaba 1kg de opio por 1kg de oro. Desde la orilla (porque los 3 países están separados por el río Mekong – muy conocido en Laos) podremos ver cómo se están construyendo casinos en Laos y en Myanmar, a donde van los tailandeses a probar suerte ya que en Tailandia están prohibidos. El tour por el Golden Triangle me pareció el timo del siglo y no recomiendo para nada hacerlo, sobre todo porque cuesta 330Baht extra y no se ve nada emocionante. Os cuento: tras pagar rigurosamente ese dinero extra y entregar vuestros pasaportes subiréis a una lancha que os paseará por el río Mekong para ver las 3 fronteras (los países ni se pueden diferenciar – así que bien podrías estar paseando por el río Usumacinta que separa México de Guatemala) durante 40 minutos hasta llegar a Laos, donde os bajaréis y visitaréis un mercadito mega-ultra-super-extra turístico y volver. En total será una hora y media de pérdida de tiempo (y dinero) que puedes ahorrarte quedándote en el embarcadero leyendo, tomando algo en el chiringuito que hay o paseando por la orilla del río. No sabéis la cara de tonta que se me quedó cuando volvimos del tour…no dejaba de sorprenderme que se le pueda tomar el pelo a los turistas de esta manera! Pero bueno…sigamos. Después del tour y tras 40 minutos de carretera por fin paramos a comer en un restaurante con buffet – aunque la comida no estaba muy allá, la verdad. Tras 45 minutos de pausa volvemos a la van y a los 40 minutos llegamos a la próxima parada: tribu de las mujeres jirafa llamado Long Nek Karen. A la guía le dije desde un principio que yo no iba a entrar a la tribu, así que Fer y yo paseamos un poco los alrededores del pueblecito hasta que el grupo regresó (a los 30 o 40 minutos). Y con esto finalizaba el tour! Así que a eso de las 17:00 hrs pusimos rumbo de vuelta a Chiang Mai porque nos esperaban 3,5-4 horas de carretera!

En conclusión y como os decía al principio: a no ser que estéis en Chiang Rai no recomiendo para NADA perder un día entero para ir a visitar el Templo Blanco, que es lo que más merecería la pena. Pero para gustos colores! Así que dependiendo del plan que llevéis y de la cantidad de días que tengáis, decidid qué es lo que más os conviene 😉

Y tú, ¿has hecho esta excursión o has visitado más cosas en Chian Rai? ¿Cuál fue tu impresión?

 

 

chiang mai

guía práctica para visitar Chiang Mai

Chiang Mai fue nuestro primer destino en la ruta que hicimos por Tailandia-Laos-Camboya. Fue, por así decirlo, nuestro primer contacto con el país…y nos encantó. Bueno, porque no cuentan las 8 horas que estuvimos deambulando por Bangkok cuando llegamos de Europa. Esta ciudad tiene templos, mercaditos, cataratas, montes y hasta cursos de cocina! Por no hablar del masaje tailandés…! Está situada al Norte de Tailandia, a “sólo” 700 Km al Nortde Bangkok, pero es muy fácil llegar. Es un lugar increíble que merece una visita de mínimo 3 días. A continuación encontrarás una guía con todo lo que necesitas saber para descubrir Chiang Mai.

_PREPARATIVOS y CÓMO LLEGAMOS_

Los preparativos en sí para este viaje te los cuento en el post de Ruta de viaje por Tailandia así que os voy a contar directamente cómo organizamos a llegada a Tailandia y a Chiang Mai. Nuestro vuelo internacional llegaba a Bangkok (seguramente el vuestro también), ciudad que decidimos visitar a fondo al final del viaje ya que el vuelo de vuelta a Europa también salía desde Bangkok. Esto nos ahorraría traslados, noches y dividir la visita a Bangkok. El riesgo que se corre haciendo esto es que, si el vuelo desde Europa se retrasa más de “x” horas, perderéis el tren o bus a Chiang Mai y, con eso, se desorganizará la ruta si no lo estáis haciendo sobre la marcha. Como mujer precavida (y rezando para que hubiera el mínimo retraso posible), reservamos el autobús Bangkok-Chiang Mai con antelación para llegar a la estación sólo 30 minutos antes de la salida del bus sin preocuparnos de si quedarían asientos libres o no. Además, el vuelo a Bangkok aterrizaba a las 12:30 y el bus a Chiang Mai salía a las 20:15, por lo que teníamos casi 8 horas de “colchón” por si pasaba cualquier cosa. Pero no pasó nada, así que tuvimos tiempo suficiente para aterrizar, cambiar dinero, visitar algo de Bangkok (cerca de la estación de autobús), comer, etc. Todo salió perfecto. Si vais a Chiang Mai seguramente también lo haréis saliendo desde Bangkok (sea en avión, tren o autobús), así que ahora os cuento cómo llegamos de Bangkok a Chiang Mai.

El autobús Bangkok-Chiang Mai lo reservamos a través de la web 12goasia y nos decantamos por la empresa Lignite Tour, ya que tenía buenas valoraciones y ofrecía el horario que más nos convenía para aprovechar unas horas en Bangkok y dormir en el trayecto. El bus salió puntual a las 20:15 desde la estación situada en Mo Chit. Una vez allí y tal y como lo explica en la web, enseñamos la reserva en las taquillas y nos dieron el billete correspondiente. La Estación de Autobús de Mochit es bastante grande,pero está muy bien señalizada, así que seguro que encontráis la taquilla que os corresponde. Se puede llegar en tuktuk (unos 100 Baht dependiendo de en qué parte de la ciudad estéis) o en transporte público: Línea verde clarito, parada N8-Mo Chit (precio: unos 40 Baht). El trayect hasta Chiang Mai fue como la seda: asientos en la parte de arriba, justo en primera fila, con mantita, almohada, asientos muy reclinables. Nos dieron un mini-brick de leche, agua, un bollo y unas galletas. Hay baños en el propio autobús pero también hace 2 paradas de unos 30 minutos durante el trayecto para estirar las piernas, comer o ir al baño. Tardamos 10 horas en llegar, que se pasaron volando porque dormimos casi todo el tiempo. La estación a la que llegamos en Chiang Mai está situada en la calle Soi Kaeo Nawarat 5, Tambon Wat Ket, Amphoe Mueang, más o menos en medio de la nada, jajaja. Una vez aquí y para llegar al centro podéis coger uno de los varios tuk-tuk que habrá esperando, un taxi o un Uber. Nosotros le preguntamos a dos chicos occidentales que venían con nosotros en el bus que si querían compartir un taxi y uno de ellos (que tiene cuenta en Uber), nos dijo que con Uber salía más barato, así que nos fuimos con ellos y pagamos 60 Baht entre 4 personas para un trayecto de 15 minutos. El tuk-tuk seguro que os cobra más así que si sois 4 os compensa pagar un taxi.

En resumen, las opciones que puedes usar para llegar de Bangkok a Chiang Mai son:

* Autobús: Para mí la mejor de las opciones. Trayecto de 10 horas, por 16€ y con gran variedad de horarios.

* Tren: El trayecto en tren suele durar unas 12-14horas y se puede hacer de día o de noche. Los horarios y precios los podéis mirar en la web de 12goasia, pero las camas en trayecto nocturno rondan los 20-25€. Mi recomendación sería hacer el trayecto de noche, ya que el trayecto se os hará más ameno porque iréis durmiendo (en cama) y os ahorraréis una noche de alojamiento (como en el bus).

* Avión: Hay una gran variedad de aerolíneas y horarios que hacen estre trayecto aunque la diferencia de precio con el autobús suele ser notable. Las aerolíneas que ofrecen mejores precios son: Airasia, Nok Air o Thai Lion Air.

_TRANSPORTE LOCAL_

Chiang Mai es una ciudad relativamente pequeña por lo que a la mayoría de lugares de interés podrás llegar caminando. De todos modos, a continuación te comento los modos de transporte local que encontraréis:

* Taxi: Por toda la ciudad encontraréis taxis pero no compensa usarlos ya que cualquier otro medio de transporte te saldrá más barato. Si decides usarlo, recuerda decirles que pongan el taxímetro!

* Uber: Nos sorprendió ver que en Tailandia el uso de Uber está bastante difundido. Si tienes cuenta, compara precios con otros medios de transporte. Si no usas Uber, igual es buen momento para que empieces! 😉

* Tuk-Tuk: Es el transporte más empleado en Tailandia, y también el más práctico. Se tratan de motos con remolque para llevar entre 4 y 6 personas. Esto es ideal para hacer transportes cortos. Ah, antes de subirse es mejor negociar el precio! Y cercioráos de que el precio sea total y no por persona, ya que a muchos turistas les timan con esta excusa!

* Songthaew: Es otro de los transportes más utilizados en Tailandia. Se tratan de unas camionetas pequeñas de color rojo, más veloces que los tuk-tuks y que se usan cuando se quieren recorrer distancias más largas o hacer excursiones. El precio también hay que negociarlo antes de subirse! Si encontráis a un conductor majete, podéis reservar el songthaew para un día completo.

* Moto: Para mí el mejor transporte posible para visitar cualquier ciudad y sus alrededores. En Chiang Mai alquilamos la moto para hacer la excursión al Monte Doi Suthep y fue todo un acierto. Si no tienes el carnet de conducir europeo puede que no te alquilen la moto – y si lo hacen y te para la policía puede que te pongan una multa (léase soborno) de 500Baht. Nosotros no teníamos ese carnet pero sí nos alquilaron la moto y tuvimos la suerte de que no nos pararon! Mi único consejo es conducir con MUCHO cuidado y decisión ya que hay mucho tráfico y los tailandeses conducen como locos. Ah, te recuerdo que se conduce por la izquierda!

* Bici: Esta es otra opción para visitar los templos de la ciudad, aunque no la usaría para visitar los alrededores ya que el tráfico es muy denso e ir con bici puede ser peligroso.

_ALOJAMIENTO_

Como os comentaba en el post de Ruta por Tailandia, en Chiang Mai nos alojamos en:

Julie Guesthouse – Dirección: Prapokklao Rd Soi 6, Tambon Phra Sing, Amphoe Mueang Chiang Mai, 50200, Tailandia – web

Buena localización, personal joven y amable, zona común grande y con ambiente. Sirven comida durante todo el día y a buen precio. Por otro lado, las habitaciones son horribles: cama durísima con sábanas rotas y sucias, el baño pequeño y sucísimo (no dan ni jabón). El WiFi sólo funciona en las zonas comunes y va bastante regular. Yo no lo recomiendo, ya que en Chiang Mai hay muchas opciones de alojamiento y seguro que se puede encontrar algo mejor. Mi recomendación es que pidáis ver la habitación antes de reservar (si no lo tenéis ya reservado).

Todas las reservas de alojamiento las hicimos a través de booking.

_CONSEJOS/CURIOSIDADES_

* Market: uno de los principales atractivos de esta ciudad son sus mercaditos. En Chiang Mai podemos encontrar el típico mercado de abastos o mercado central, donde encontraremos todo tipo de comida, dulces, utelsilios…y todo lleno de gente local haciendo la compra o comiendo allí mismo. Por otro lado, también podémos encontrar el Night Market (más dirigido al turista), donde encontraremos ropa, cachibaches y muchos souvenirs y el domingo podéis recorrer el Sunday Market Walking Street.

* Masaje: si quieres hacerte un masaje tailandés éste es el lugar. Por la calle veréis cientos de lugares donde ofrecen masajes de todo tipo. Los precios están bastante estandarizados así que optad por el que mejor os convenga y…a disfrutar!

* Curso de cocina: otra de las actividades que recomiendo hacer en Chiang Mai es un curso de comida tailandesa. Podréis decidir entre el horario de mañana (que incluye ir al mercado y hacer la compra) o el de tarde (ya que a las 18:00 hay poco plan en la ciudad porque ya se empieza a poner el sol, es buen plan para hacer algo por la tarde!).

* Templos: si vais a estar un día (o una mañana o tarde) recorriendo templos recomiendo vestirse adecuadamente: cubrirse las piernas, los hombros, no llevar escote y llevar chanclas (os tendréis que descalzar en todos y cada uno de los templos!).

* Monjes: Chiang Mai es una de las ciudades donde más monjes veréis. Ataviados con sus túnicas naranjas se pasean por la ciudad, van al mercado local y, a las 06:00, es la hora de la ofrenda donde muchos feligreses les dan comida y limosnas.

* Wat: En tailandés la palabra Wat significa Templo, por eso todos los templos inician con esta palabra.

_QUÉ HACER/VISITAR_

Antes de contaros los mayores atractivos de la ciudad os quiero explicar cómo se distribuye la ciudad para que os situéis mejor. El centro de Chiang Mai (y lo que antiguamente era en sí la ciudad) está rodeado por una muralla (moat) de forma cuadrada y que tiene 4  puertas de acceso, cada una en un punto cardinal, lo que hace que nos orientemos muy facilmente. Esta muralla está rodeada por un foso de agua por lo que habrá que cruzar pequeños puentes para entrar (o salir) en la ciudad. Al lado de la puerta Sur (Pratu) encontraréis el mercado local mientras que en la puerta Este (Tha Pae Gate) encontraréis el famoso Sunday Night Market. Si vais en moto mirad bien por dónde y por dónde no podéis cruzar, porque cada carretera del río es en una dirección, por lo que normalmente tendréis que hacer giros en U para llegar a vuestro destino.

*TEMPLOS*

Chiang Mai está llena de templos que visitar, unos más bonitos o interesantes, pero la mayoría merecen una visita. Unos están situados dentro de la muralla, mientras que otros están más alejados. Nosotros visitamos los más cercanos a pie, y los más alejados el día que alquilamos la moto. A continuación os cuento los Templos que merecen la pena visitar en Chiang Mai:

– Wat Chedi Luang: Este es el templo donde podemos encontrar una réplica del famoso Buda de Esmeralda, cuyo original se encuentra en el Gran Palacio de Bangkok. El templo original se construyó entre los siglos XIV y XV y dentro se hallaba el Buda de Esmeralda original, pero un terremoto en 1545 hizo que lo trasladaran a otro lugar. Muchos años más tarde, en los 90s, se reconstruyó la Estupa y se colocó la réplica del Buda de Esmeralda que hoy podemos ver. En la base de la pagoda podéis ver varias figuras de elefantes. En Wat Chedi Luang podemos visitar también la Sala de rezos, las ruinas de la pagoda original y otras pequeñas construcciones. Lo que más curiosidad me produjo fueron los “monk chats”, es decir, charlas con los monjes. Se trata de entablar una conversación con un monje para que ellos practiquen su inglés y tú puedas hacerles preguntas sobre su modo de vida, religión… Precio de entrada al templo: 40 Baht. Veréis como los locales entran por otra puerta, ya que no pagan entrada porque van directos al templo a rezar.

– Wat Phan Tao: Dada su cercanía al Wat Chedi Luang bien merece una breve visita. No es de los más famosos, pero está cerca. En la entrada principal veréis una talla dorada con un pavo real, que era el símbolo de los reyes de Chiang Mai. Precio de entrada: gratis.

– Wat Phra Singh: Es un complejo bastante grande donde encontrtamos la estupa central (chedi), salas de rezos (viharn), sala de ordenación (ubosot), una escuela, una biblioteca y las casas de los monjes. En la sala Wihan Lai Kham es donde encontraremos el Phra Buddha Singh, una estatua donada por el rey de Sri Lanka que se trasladó a este templo en 1367. El Wat Phra Singh es del año 1345 y, aunque no es el más antiguo de Chiang Mai, sí que es el más grande y venerado por los locales. Precio de entrada: 20 Baht.

– Wat Inthakin: No es de los templos más bonitos e interesantes que visitamos pero nos venía de camino. Precio de entrada: gratis.

– Wat Lok Moli: Un templo pequeñito pero que nos pareció muy curioso y original por el estado en el que se encuentra. Precio de entrada: gratis.

– Wat Buppharam: Es un templo que nos encantó ya que difiere de los demás por la ostentosa decoración, los dragones y por toda la decoración de su interior. Precio de entrada: donativo

– Wat Sri Suphan: Este es, sin duda, uno de los templos más singulares. Lo llaman “Silver Temple”, por estar todo él recubierto de plata. Es del año 1500 y aún mantiene la misma decoración. Se puede recorrer por fuera, así cómo todos los pequeños edificios y cosas que hay en el exterior…PERO, sólo los hombres pueden visitar el interior. Dicen que es espectacular…! Pero sólo verlo por fuera también merece la pena. Aunque es mejor ir en pleno día para ver los detalles de la decoración exterior del templo, que sepáis que a las 18:00 hay un pequeño show de luces de colores un poco cutre pero bastante curioso. Y algunos días a la semana también hacen “monk chat”. Precio de entrada al recinto: donativo.

* MARKET*

Como os decía al principio, Chiang Mai está repleto de mercaditos:

Chiang Mai Gate Food Market: Se trata de un mercado de abastos o mercado local donde encontraremos, mayormente, comida: carnes, mariscos, frutas, verduras, arroz, dulces…e incluso comida preparada que podremos consumir allí mismo o que podremos pedir para llevar. Este mercado tiene dos turnos: el morning market (de 04:30 A 12:00) y el food market (de 17:00 a 00:00). Nosotros sólo visitamos el matutino (gracias al jet lag) y la hora que más recomendaría serían las 08:00 am, ya que antes hay poca actividad y están montado las paraetas, aunque no deja de ser algo curioso. Por otra parte, si te gusta madrugar de verdad te recomiendo que vayas a las 06:00 para poder presenciar la colecta de limosna de los monjes justo enfrente del mercado. Se encuentra situado en la Puerta Sur (Pratu) y justo al lado hay un 7-Eleven.

– Sunday Market Walking Street: Otro mercadito donde podremos encontrar souvenirs, bolsos, joyas, relojes y una gran variedad de puestos de comida. Comienza en la Puerta Este o Tha Pae Gate y se extiende a través de toda la Thanon Ratchadomnoen Rd. Tiene lugar los domingos de 16:00 a 00:00 hrs. Es un mercadito bastante extenso y las calles son pequeñas, por lo que recomiendo no desorientarse y pegarse bien las mochilas al cuerpo. 

– Night Bazaar: Si no estáis en Chiang Mai un domingo para visitar el Sunday Night Market podréis pasaros por este mercado donde encontraremos cosas parecidas (y más), aunque de peor calidad en cuanto a souvenirs. Se encuentra en la calle que va desde Tha Phae Rd hasta el Hotel Le Mridien y abre todas las noches a partir de las 19:00. Justo a mitad de la calle encontraréis el Ploen Ruedee Night Market, un lugar donde venden de todo pero que también tienen zonas con comida tailandesa y occidental así como música en vivo y mucho ambiente. Recomiendo pasearse  por la noche para acabar el día con alguna compra o llenando el estómago con comida local.

* EXCURSIONES*

Chiang Mai ofrece mucho más que templos, mercaditos y cursos de cocina! ¿Porqué creéis que os recomiendo quedaros 3 días? Porque hay muchas más cosas que visitar! Aquí os dejo algunas excursiones que podéis hacer en los alrededores de Chiang Mai:

Excursión al Monte Doi Suthep: resérvate un día entero (o medio día largo) para visitar el Wat Phra That Doi Suthep, el Bhubing Palace, las Cascada Huay Kaew y el Doi Pui Mong Hill Tribe Village. Nosotros alquilamos una moto y pasamos casi todo el día fuera visitando los lugares que os comento, pero también se puede hacer en Songthaew o en tour organizado. No recomendaría hacerlo en tuk-tuk ya que nos dimos cuenta de que iban mucho más lento que cualquier otro modo de transporte. Mi recomendación es que lo hagáis por libre para poder contar con el tiempo que vosotros queráis en cada lugar. Sobre las 16:00, cuando acabamos de visitarlo todo, aprovechamos que teníamos la moto para visitar los Templos de Chiang Mai que no pudimos recorrer a pie. En este post os cuento la excursión a Doi Suthep y los alrededores. Precio entrada al templo: 30 Baht

– Excursión a un campo de elefantes: esta es una excursión que trae mucha controversia ya que no se sabe de qué modo tratan a los elefantes. En muchos lugares los tienen atados con cadenas, tienen que llevar a turistas durante horas y vivien en condiciones lamentables. Me informé mucho antes del viaje para ir a ver elefantes (no montarlos) y tenía claro con quién quería hacer la excursión, pero una vez allí me dí cuenta de que todos los tours donde antes montabas a los elefantes, ahora te prometían que no los ibas a montar y que sólo los ibas a bañar y darles de comer. ¿Y qué hay de los años anteriores que maltrataron a los elefantes? Me entraron muchas dudas. No es un tour barato (2.500 Baht) y, la verdad, no quería contribuir al turismo animal donde tienen a los elefantes expuestos como si fuera un circo. Hablé con Fernando y decidimos no hacer ninguna actividad que involucrase elefantes. Yo ya los ví en África y, de volver a verlos, lo querría hacer allí, así que decidimos cambiar de plan. De todos modos aquí os dejo el link de la agencia que, en principio, sí se preocupa por estos animales y cuida de ellos: Elephant Nature Park. Con esta agencia los bañas, les das de comer y estás un rato con ellos. Antes el tour era de medio día pero se ha extendido tanto la moda de los elefantes que ahora hay tours de todo tipo. Dicen que los cupos se llenan así que lo mejor es que lo reservéis con antelación para no quedaros sin cita! En el blog de Mundo Nómada podéis leer su experiencia en el Santuario de Elefantes.

– Excursión a Chiang Rai: este fue el Plan B al decidir no hacer la excursión para ver elefantes. Lo decidimos de un día para otro y, ya que había leído cosas tan bonitas del Templo Blanco de Chiang Rai decidimos apuntarnos a un tour organizado (no queda de otra) para el día siguiente. Mi experiencia no fue nada buena, así que no incluiría esta excursión en mi estancia en Chiang Rai a no ser que tenga como mínimo 4 días y muchas ganas de visitar un templo que parece Disneyland. El tour lo reservamos directamente con el hostal, ya que los precios y las actividades en el resto de agencias eran exactamente igual. Para esta excursión tendrás que reservarte un día completo y mucha paciencia. En este post os cuento la excursión a Chiang Rai para visitar el Templo Blanco. Precio entrada al Templo Blanco: 50 Baht

– Excursión a Doi Inthanon: otra excursión de día completo que no hicimos por falta de tiempo. Si te quedas 4 o 5 días en Chiang Mai creo que es una excursión que merece mucho la pena (mucho más que el tour a Chiang Rai!). Si quieres más información sobre esta excursión pásate por el blog Mundo Nómada.

– Por los alrededores de Chiang Mai tambien hay agencias que organizan trekkings (de 1 día, 2 o tres) muy recomendables! Si eres de los que le gustan las montañas no lo dudes: carga una mochila pequeña con lo imprescindible y apúntate a un trekking!

 

Si estás pensado en visitar Tailandia no dudes reservarte unos días para visitar esta ciudad porque merece mucho la pena!

excursión a Doi Suthep

excursión a Doi Suthep

Dada su cercanía a la ciudad de Chiang Mai esta excursión es algo que hay que hacer dentro de los TOP 10 de cosas que hacer en Chiang Mai. Resérvate un día entero para visitar con calma el Wat Phra That Doi Suthep, el Bhubing Palace, el Doi Pui Mong Hill Tribe Village y las Cascada Huay Kaew. Aquí va la guía práctica para visitar Doi Suthep al completo!

_CÓMO LLEGAMOS_

El monte Doi Suthep se encuentra a 16Km de Chiang Mai y para subir hasta la cumbre (o mínimo hasta el Wat Phra That Doi Suthep) pueden tardarse unos 40 minutos en total, ya que la carretera está llena de curvas y suele haber tráfico en la subida. Para hacer esta excursión podemos elegir entre:

– Moto: nuestra opción favorita. Alquilamos una moto en el mismo hostal donde nos alojamos por 160 Baht las 24 horas (aunque si la devuelves a las 20:00 hrs puede que te hagan un descuento). Puedes comprar un seguro extra por 50 Baht y llenar el depósito de gasolina es muy barato. Se llega muy fácil en moto y el tráfico no es tan peligroso, sólo hay que recordar que se conduce por la izquierda 😉

– Songthaew: son las famosas camionetas rojas que encontraréis por toda la ciudad. En realidad son como autobuses urbanos donde los locales se suben y bajan pagando una tarifa determinada. Si sois aventureros podéis ir en songthaew hasta el Zoo (a unos 25 minutos del centro de la ciudad) y ahí cambiar a otra songthaew hasta el Doi Suthep, ya que en el zoo seguro que hay más turistas en la misma situación y podéis compartirlo. Por otra parte, estas camionetas también se pueden reservar para hacer estas excursiones por lo que mi recomendación es que organicéis una Songthaew para vosotros reservando las horas que creáis convenientes. Si sólo sois 2 o 3 preguntad en vuestro hostal si alguien más se apunta para que así os salga más barato 😉 Para no perder tiempo dirigiros directamente a la Puerta Este de la Muralla y preguntad a cualquier conductor que queráis para que os recoja a la mañana siguiente en vuestro hostal. Antes de nada tendréis que negociar con el conductor el precio por el día completo por persona, así como el itinerario que tenéis en mente. Los precios nos los puedo decir con exactitud pero creo que ir del centro de Chiang Mai hasta Doi Suthep (haciendo sólo una parada en el Bhubing Palace) pueden rondar los 200 Baht (si vais solos seguro que os sube a unos 300 Baht). El trayecto desde el centro hasta el zoo son 30baht por persona pero luego tendréis que buscar otro Songthaew y volver a negociar.

Bici: yo es una opción que desecharía desde el primer momento ya que la subida hasta el Doi Suthep es muy empinada y tardaríais muchísimo en llegar. Sí vimos a ciclistas profesionales haciendo el trayecto bien ataviados y sólo de verlos me dolían las piernas!

– Tour: como no, siempre se puede elegir la opción de hacer un tour organizado que nos recoja y deje en el hotel, pero es la opción que menos libertad nos va a dar y seguro que mucho más cara que las demás. Si os decidís por esta opción por lo menos aseguráos de que vais a ver todo lo que os cuento a continuación!

_CONSEJOS_

– Nosotros tardamos unas 6 horas en hacer la excursión completa, y luego fuimos a visitar otros templos de la ciudad.

– Una alternativa sería subir al Doi Suthep para ver atardecer desde arriba. En este caso tendríais que tener máximo cuidado en la carretera durante la bajada ya que no está iluminada y hay muchas muchas curvas.

– Sea cuando sea que vayáis, lleváos algo de abrigo (una chaqueta ligera o algo gordito de manga larga) ya que a medida que se asciende la temperatura va bajando y hace frío! Lo mismo para el trayecto de bajada!

– Aunque en muchos lugares encontraréis pequeñas tiendas no olvidéis llevar una botella grande de agua y una gorra o sombrero. Y ya puestos, no está de más deciros que os pongáis crema solar ya que en el templo hace mucho calor y el sol pega fuerte. Si os animáis a hacer un picnic en las cataratas no olvidéis algo de comida y una toalla.

*Precios y horarios:

Wat Phrathat Doi Suthep: 30 Baht (+20Baht si se quiere subir en funicular). El horario es de 06:30h a 18:30h aprox. 

Bhubing Palace: 50 Baht. El horario es: 08:3-11:30 ; 13:00-15:30, cierre a las 16:15.

Huay Keaw Waterfall; entrada gratutita, así como los miradores que encontraremos en el camino.

_NUESTRA RUTA_

Tras un buen desayuno cogimos la moto y, con el GPS en mano para salir de la ciudad (lo de las direcciones, la muralla y el foso de agua es algo complicado), nos diriginos al monte Doi Suthep. Tras unos 20 minutos llegaremos al Zoo (por si a alguno le interesa entrar – aunque por fuera se ve bastante cutre- y poco después llegamos a la cascada Huay Keaw Waterfall, que preferimos dejarla para más tarde ya que era un poco temprano para meternos en el agua. En este punto comienza el verdadero ascenso del Doi Suthep: la montaña tiene MUCHAS curvas y todas MUY sinuosas y con gravilla por lo que si vais en moto recomiendo ir con cuidado. Sólo hay 1 carril por sentido y los songthaew van muy despacio por lo que ir detrás de ellos es bastante desesperante aparte de peligroso. Fernando los adelanta siempre que puede y sin dudarlo ya que ir detrás de los coches se siente más peligroso que adelantarlos. A mitad camino hay un mirador (veréis muchas motos paradas) donde hay vistas de la ciudad y de paso podréis parar para descansar un poco. Tras 20 minutos más de trayecto por fin habremos llegado (casi) al Wat Phrathat Doi Suthep! Al llegar veréis un parking (gratuito) lleno de motos y coches. Dejad la moto donde podáis y listo. En el mismo parking veréis muchos puestos de souvenirs y de comida. Junto a la enorme puerta también veréis más puestecitos y, una vez subido unos pocos escalones, os encontraréis frente a la enorme escalinata para llegar hasta la puerta de acceso al Wat Phrathat Doi Suthep.

Las escaleras es algo de lo más pintoresco del lugar por su decoración y las cabezas de dragones que hay en las barandillas. Ahí mismo veréis a niñas vestidas con trajes tradicionales y bailando para que les deis dinero (recordad que os comentaba en el post de la ruta que dar dinero a los niños es algo que  debemos evitar, por mucho que nos duela). Justo enfrente vuestro os encontraréis con una larga y preciosa escalinata donde os esperan 309 escalones antes de acceder al templo. El tramo no es para nada difícil pero si lo preferís, podéis subir en teleférico por 20 Baht (se encuentra a la mano derecha de la entrada). Una vez arriba tendréis que pagar la entrada (30 Baht) en la taquilla que encontraréis a mano derecha. Una vez dentro veréis que el complejo es bastante grande. Aquí mismo podéis encontrar pequeños templetes, campanas (que se pueden hacer sonar), Budas por doquier (hasta hay una réplica del Buda de Esmeralda), un elefante blanco que flanquea la entrada y hasta un mirador con vistas impresionantes sobre Chiang Mai. Para entrar a Wat Phrathat Doi Suthep hay que quitarse los zapatos e ir vestido adecuadamente, pero el resto del complejo se puede visitar con los zapatos puestos. El complejo es bastante grande y es recomendable tomarse su tiempo para disfrutar del lugar, de las vistas y de cada uno de los detalles. El Wat Phrathat Doi Suthep es un templo budista que data del año 1383 y es uno de los más importantes y venerados de Chiang Mai y del país. Está situado a 1676 m de altura por lo que las vistas son realmente espectaculares. La visita en total (contando subida y bajada por las escaleras, y sin hacer ninguna parada para comer o dotorear mercaditos) fue de 1h 30m, aunque se puede alargar facilmente a unas 2 horas.

Después de la visita decidimos seguir ascendiendo por la carretera hasta llegar al Bhubing Palace, a tan sólo 10 minutos. Hay parking gratuito. Este palacio es una residencia real construida en 1961. OJO porque son muy estrictos con la vestimenta! A Fer (que iba con bermudas por debajo de las rodillas) no le dejaron entrar así vestido. A mí, que llevaba una camiseta que, según digeron, “se transparentaba” un poco (apenas se transparentaba y aparte debajo llevaba una de tirantes) tampoco me dejaban entrar. “Casualmente” justo al lado de las taquillas hay un sinfín de tiendecidtas donde venden pantalones, camisetas, sarongs….Yo llevaba un sarong en la mochila que podía usar para taparme pero Fer se negó a comprarse unos pantalones (y, la verdad, con razón – ya que aquello era un negocio para sacarle dinero a los turistas en toda regla). No era el dinero, sino lo extremo del comportamiento en la entrada. Aparte, no sabíamos muy bien qué se podía visitar dentro (a veces muchas de las cosas están cerradas al turista, y otras veces está allí la familia Real…) así que decidimos no entrar. Me pregunto cuántos turistas habrán  pasado por lo mismo…

Tras semejante “chafón” seguimos ascendiendo la carretera hasta otro mirador que tiene vistas a unas montañas y, al fondo, el pueblo Doi Pui Mong Village. La carretera es mega estrecha y llena de socavones en el suelo así que a no ser que tengáis mucho tiempo, no hagáis el esfuerzo de llegar hasta aquí porque no merece mucho la pena. Visto el estado de la carretera desde que nos desviamos del camino principal, decidimos no seguir ascendiendo y deshacer el camino que habíamos hecho. Una vez en la carretera principal ponemos rumbo al pueblo Doi Pui Mong Village, que yo en un principio no quería visitar, pero no teníamos mucho más plan después de decidir no entrar al Bhubing Palace. Una vez allí nos dimos cuenta de que lo único que hay son puestos de comida y tiendecitas de souvenirs (todo para el turista, por supuesto). Puedes ver más o menos cómo viven allí, pero poca cosa. Aparte se pueden visitar unos jardines (que cuestan 10 Baht) que gestionan los mismos locales. Si os entra hambre puede ser un buen lugar para descansar y comer algo – eso sí, muy local!

Tras visitar el pueblecito seguimos descendiendo (mucho más ameno que la subida!) y parar, ahora sí, en las Huay Keaw Waterfall. Las cascadas como tal no son gran cosa pero el lugar en sí es muy bonito. De haberlo sabido antes hubiera organizado un picnic y una tarde de relax. Realmente es el lugar perfecto para acabar un día como hoy remojando los pies en el agua (o bañándonos por completo) comiendo de picnic y descansando. Uno puede pasarse allí 1 o 2 horas!

Si después de la excursión aún te sobra tiempo acércate a algún templo de la ciudad o, si ya es hora, pásate por alguno de los Markets! 😉

camboya

guía práctica para viajar por Camboya

Como os comentaba en el post anterior nuestro último viaje (grande) fue una ruta por Tailandia-Laos-Camboya donde visitamos templos, ciudades maravillosas, playas, cataratas…Ha sido un viaje increíble y en este post os cuento cómo lo hicimos para organizar la ruta por Camboya, donde visitamos Siem Reap (y los famosos Templos de Angkor) y Koh Rong, una isla en la costa oeste, cerquita de Sihanoukville. Un viaje muy completo que recomiendo hacer ya sea combinando países o centrándonos en uno solo.

_PREPARATIVOS_

*VISADO: el visado para entrar en Camboya es una “visa on arrival”, es decir, un visado que se tramita directamente en el aeropuerto cuando entramos al país (o en la frontera si entramos por tierra). Para tramitar este visado es necesario: el formulario de inmigración que os darán en el avión o que encontraréis en el mismo lugar de los visados, una foto carnet reciente, 30$ (sí, dólares americanos – que también es la divisa que usaréis en Camboya) y tu pasaporte (con validez de más de 6 meses y mínimo una hoja completa en blanco). Tras hacer una pequeña cola entregaréis todos estos documentos en una ventanilla y en menos de 5 minutos tendrás un visado en tu pasaporte. A partir de entonces tendrás 30 días para recorrer el país. Durante el viaje me enteré de que el visado de Camboya se puede hacer previamente on-line y, aunque no he indagado mucho más en el tema, os recomendaría echarle un vistazo a esta web para ahorraros colas.

>> Si tenéis pensado entrar por tierra a Camboya porque estáis en un país vecino, seguid leyendo: un amigo bastante viajero me contó que iba en un bus de Tailandia a Camboya y, tras horas de trayecto y cuando ya estaban a punto de llegar a la frontera con Camboya, llegó un “control fronterizo”. Iba con más turistas en el bus. Aquellos que no tenían el visado para entrar al país les hicieron bajar del autobús y pagar 200$ para “tramitarles el visado”. Esto ocurrió a 30 kilómetros de la frontera en medio de la nada, por lo que si te niegas a pagar los 200$ no sabes qué puede pasar. Evidentemente esta parada no es oficial (aunque sí sean personas oficiales las que comentan este asalto, no es un trámite oficial). Si aún así decidís ir en autobús, os recomiendo tramitar el visado online o asegurarse de que la empresa de autobús es de fiar.

>> Estos son los precios de los diferentes tipos de visado: Tourist Visa (T): 30$  –  Ordinary Visa (E): 35$  –  Special Visa (K): gratis.

*SEGURO MÉDICO: es recomendable tener un seguro médico que cubra cualquier tipo de accidente y enfermedad que pueda ocurrirte durante tu viaje por Camboya, sobre todo si tienes pensado alquilar moto, hacer buceo o simplemente para estar tranquilo. Yo tengo un seguro con Allianz más un seguro que tiene mi seguro médico alemán (Technische Krankenkasse). En el post de consejos de viaje os cuento más sobre este tema.

*VACUNAS: no hay ninguna vacuna obligatoria para ir a Camboya pero lo mejor es ponerse en contacto con el Centro de Vacunación Exterior para que os recomienden qué vacunas hay que ponerse dependiendo del tipo de viaje y de qué zonas se vayan a visitar. Si vienes de un país de riesgo de fiebre amarilla sí será obligatorio una vacuna. En todo el sudeste asiático abundan los mosquitos, algunos de los cuales pueden transmitir la malaria, pero en las zonas más turísticas apenas hay riesgo. El medicamento más conocido contra la malaria se llama “Malarone” y el tratamiento hay que seguirlo a rajatabla, aunque hay gente a la que le sienta mal. No es obligatorio, por lo que es decisión propia tomarlo o no. Por suerte en Alemania venden uno similar llamado “Lariam” (en España ya no lo venden) y sólo se toma una vez a la semana por lo que no hicimos el tratamiento pero nos llevamos una caja por si nos daban síntomas (así me lo recomendó mi médico de cabecera). Eso sí, si se decide no tomarse nada hay que ir siempre embadurnado de repelente de mosquitos! Esto último es MUY importante! Goibi o Relec extrafuerte son los que nosotros usamos, ya que hay MUCHOS mosquitos (tanto en zona de selva como zona de playa) y puede llegar a ser algo tedioso y peligroso.

*BOTIQUÍN: en cualquier viaje al sudeste asiático es recomendable llevar, como mínimo: paracetamol, algo para el constipado, antidiarreico, betadine, tiritas, algo para las digestiones pesadas si sufres del estómago y un buen repelente de mosquitos.

*MONEDA: en Camboya podemos encontrar dos divisas: el Riel (KHR) o el Dólar Americano ($). Las dos divisas son oficiales ya que tanto locales como turistas las usan. El problema es que el Riel llegó a devaluarse tanto que sólo se usa para hacer pagos de menos de 1 -2$. Cuando pagues en dólares, te devolverán en dólares y lo que serían céntimos te lo devuelven el rieles. Los cajeros sólo dan dólares así que usa los rieles para compras pequeñas (agua, gasolina, galletas…). Al principio lía un poco pero es fácil acostumbrarse a manejar ambas monedas. Mi consejo: intenta quitarte cuanto antes los rieles ya que son muchos billetes y tienen poco valor. Lo mejor: no hay monedas, sólo billetes! 😉

En todo Camboya hay cajeros automáticos (ATM) por todos lados – menos en Koh Rong – así que no tendrás problema en sacar dinero. Nosotros, de hecho, sacamos dólares antes de volar de nuevo a Tailandia y los cambiamos por Baht en la casa de cambio Super Rich, ya que el cambio de divisa era mejor que sacar dinero en cajero – aparte de que siempre viene bien tener dólares americanos. Si pagáis algo con tarjeta de crédito que sepáis que normalmente os cobrarán un mínimo de un 3-10% de comisión! Lo mejor es que preguntéis qué comisión cobran antes de hacer el pago con tarjeta. El cambio en Diciembre de 2017 era: 5.000 Rieles = 1€ = 1,25$

*EQUIPAJE: como os comentaba en el post equipaje mochilero mi consejo principal es que llevéis mochila y NO maleta. Tanto si lleváis el alojamiento reservado como si no, tanto si os movéis en taxi, tuktuk o bus mi recomendación es que llevéis mochila. Vais a coger muchos medios de transporte y arrastrar la maleta puede ser peor que cargar la mochila. ¿Qué meto en la mochila? Lo primordial que hay que saber es que para visitar los templos hay que llevar una vestimenta adecuada: cubrirse las rodillas, hombros y descalzarse. Es por esto que llevar pantalones largos tipo bombachos (para ellas) y bermudas (para ellos), un pareo o camisetas de manga corta, así como chanclas para descalzarse rápido hará tu visita mucho más tranquila. Para la playa es lo más sencillo: traje de baño, toalla y chanclas! Las playas de Koh Rong son de arena fina, así que no será necesario que llevéis escarpines. En cada uno de los destinos os iré contando un poco más sobre este tema.

*IDIOMA: en Camboya se habla el camboyano, el jemer o khmer, del cual evidentemente no se entiende nada de nada! Peeeero, todos hablan un poquito de inglés  y la mayoría de cosas que necesitaremos saber también están escritas en inglés. Mi consejo principal: hablar un inglés MUY básico (como indios vaya) para que os entiendan bien y evitar confusiones 😉 Para decir “hola” se dice: “suostei” y “gracias” se dice “arkoún”, siempre con las manos juntas en el pecho e inclinando la cabeza hacia delante.

*CORRIENTE ELÉCTRICA: En Camboya se pueden encontrar enchufes de 3 tipos: de dos clavijas redondas como en Europa (tipo C), de dos clavijas planas (tipo A) o con tres clavijas planas más gruesas (tipo G). Tanto en el hostal de Siem Reap como el de Koh Rong y Sihanoukville encontramos las de tipo C así que nunca usamos los adaptadores que llevamos. Para comprobar si necesitáis adaptador o no según el país os recomiendo esta web.

*HUSO HORARIO: Camboya está situado en la zona horaria GTM +7, por lo que estaremos a 6 horas más que en España. Lo mejor es que en todo el viaje no tuvimos que cambiar relojes ya que los 3 países tienen el mismo huso horario! yuhu! bueno, menos Bejing…que nos la jugó con la hora del desayuno…ya os contaré!

*RELIGIÓN: En Camboya la religión oficial es el budismo, aunque también podemos encontrarnos con elementos (y muchos templos) hinduístas debido a la larga historia hindú que vivió el país. Veréis a muchos monjes por la calle con su atuendo naranja así como ofrendas en muchos templos y lugares sagrados. Como os digo cada vez que viajamos al sudeste asiático, hay que respetar la religión y vestir adecuadamente cuando vayamos a visitar templos o lugares sagrados.

*SEGURIDAD: Los camboyanos me parecieron gente muy amable (menos los oficiales que dan los visados) y el país me pareció ser muy seguro. Sin embargo, cuando vayamos a lugares concurridos o visitemos un mercado, lo mejor es colocarse la mochila por delante y estar un poco atentos. Pero, sobre todo, evitad encontronazos con locales y sed siempre amables 🙂

_CÓMO LLEGAMOS_

Aunque depende del itinerario que tengáis pensado lo más probable es que entréis a Camboya por su capital Nom Penh, así que aterrizaréis en el Aeropuerto internacional de Nom Pen (PNH). Nosotros volamos a este aeropuerto desde Vientiane (Laos) con Lao Airlines y para salir del país lo hicimos a través de Siem Reap: Aeropuerto internacional de Siem Reap-Angkor (REP) para ir a Phuket (Tailandia).

Nuestra ruta completa por Camboya fue:

  • Vientiane (Laos) – Nom Pen – vuelo con Lao Airlines
  • Nom Peh – Sihaonukville – en Van compartida con Mekong Express
  • Sihaonukville – Koh Rong – en Speed Boat
  • Koh Rong – Sihaonukville – en Speed Boat
  • Sihaonukville – Siem Reap – vuelo con Cambodia Ankor Air
  • Siem Reap – Phuket – vuelo con Air Asia

*Tourist Fee: En ningún lugar de Camboya tuvimos que pagar una tasa de turista ni nada parecido.

*Para saber cómo llegamos del aeropuerto o embarcadero al centro de la ciudad os lo cuento detalladamente en el post de cada destino 😉

_TRANSPORTE ENTRE CIUDADES_

Aunque esto depende de las ciudades que vayáis a visitar a continuación os cuento las opciones para moveros entre ciudades:

  • Avión: Es la alternativa más cara pero muchas veces es la más cómoda (al contrario que en Myanmar). Nosotros la usamos para volar entre países por el tema de los visados y las distancias y la verdad es que lo agradecimos mucho. También la usamos para volar entre Sihanouville y Siem Reap, ya que la diferencia de precio no era mucho y sin embargo eran 12 horas de trayecto en carretera.
  • Tren: nunca barajamos esta opción ni leí opiniones ni experiencias al respecto.
  • Barco: Esta opción es la que tendréis que usar sí o sí para ir a Koh Rong o cualquier isla.
  • Van o Mini-bus: si vais a viajar una buena temporada por Camboya esta opción será la más económica, sobre todo por que el país no es muy grande. Nosotros la usamos para ir de Nom Pen a Sihanouville y fueron 6 horas que se nos hicieron un poco eternas, y más porque conducen como locos por las carreteras!  Lo reservamos online unos días antes con Mekong Express por 9€ y lo mejor es que lo arreglamos con ellos para que nos recogieran en el Aeropuerto así que nos ahorramos una hora de trayecto, lo que nos vino de maravilla!

*Para comparar opciones, precios y horarios os recomiendo la web de 12goasia. Esta opción incluye todo tipo de transporte, aunque los precios pueden ser más caros (o baratos) de lo que encontréis en las estaciones o embarcaderos. Si lo reserváis con 12goasia basta con que llevéis impreso el billete o guardado en el teléfono.

_ALOJAMIENTO_

Tras nuestros viajes a Indonesia y Myanmar ya iba mentalizada de que el alojamiento iba a ser…complicado. Hay muchísimas opciones de alojamiento y para todo tipo de bolsillos. Nosotros no somos mucho de alojarnos en hoteles 5* o gastar mucho en hoteles, así que buscamos algo con las 3B: bueno, bonito y barato. Bueno, mejor dicho: sencillo, decente y asequible! Todos los hostales o Guesthouse los reservamos a través de Booking, donde tenemos la opción “nuestros destacados” para ver qué es lo mejor en precio/calidad. Lo que me gusta de Booking es que siempre se puede reservar con opción a cancelación y, después de nuestra estancia, podemos valorar el hostal.

Siempre nos alojamos en habitaciones dobles con baño privado y con aire acondicionado o ventilador. Eran nuestros (bueno, mis) únicos requisitos. No íbamos a alojarnos en lo más cutre, pero tampoco en lo más caro.

Como consejos o curiosidades os comento:

  • No existe plato de ducha en el baño ni cortina (en todo el viaje nunca ví una bañera o un plato de ducha) así que después de ducharse todo el baño queda empapado por lo que recomiendo llevarse chanclas y no asustarse.
  • En la mayoría dan una pastilla de jabón y en algunos también un sobre de champú.
  • El Wifi en muchos hoteles va bastante regular o sólo funciona en la recepción…paciencia.
  • Los desayunos en todos los hoteles suelen consistir en: café, zumo, fruta, tostadas con mermelada y huevo (frito, revuelto o tortilla) y/o banana pancake, así que no os decidáis por un hotel sólo porque ponga que incluye desayuno (aunque ponga buffet).
  • No os fieis mucho de las fotos que aparecen en las webs, muchas de ellas o son muy antiguas o nada tienen que ver con la habitación que os van a dar! Doy fe de ello!

Estos son nuestros hoteles en Camboya:

SIEM REAP

Blossoming Romduol Lodge – Dirección: Psar Kroung Street 83, Camboya- web

Precio: 11,50$/noche. Nos alojamos 3 noches.

Aunque no está situado en el centro centro (osea, donde hay más ambiente) es una zona tranquila y, como alquilamos moto, nunca resultó ser un problema. El personal es muy amable y te ayudarán a gestionar lo que necesites. La habitación está bastante bien (cama grande, armario, mesitas, escritorio…) y el baño también. El desayuno está incluído aunque es bastante básico (si lo necesitas lo puedes pedir take away – por ejemplo si vas a ver amanecer en Angkor – aunque aviso que el desayuno take away es escaso).  Tienen free pick-up airport service y luego te consiguen un tuk-tuk a buen precio que te lleve al aeropuerto el día que lo necesites (nosotros pagamos 5$).

SIHANOUKVILLE

Sakal Guesthouse Restaurant & Bar – Dirección: Serendipity Road, Krong Preah Sihanouk, Camboya

Precio: 13$/noche. Nos alojamos 1 noche.

En Sihanoukville buscamos algo que estuviera cerca del puerto y a buen precio, sólo para dormir una noche y listo. Nos dieron una habitación doble sencilla con baño normalito. Tienen restaurante 24 hrs, por lo que se puede pedir comida en cualquier momento. También te orientan sobre tours y con ellos se pueden hacer reservas de excursiones, ferries, fiesta…. Lo mejor es que está a sólo 10 minutos caminando del puerto, donde cogeríamos un Ferry a la mañana siguiente para ir a Koh Rong.

KOH RONG

Tree House Bungalow – Dirección: entre la playa del embarcadero y Long Beach – web

Precio: 25$/noche en Bungalow. Nos alojamos 3 noches.

Para esta isla decidimos algo tranquilo, cerca de las playas bonitas pero no muy alejado de la fiesta…y si pudiera ser en Bungalow, mejor! Y dimos con el lugar perfecto: está situado entre la playa del embarcadero, y la Long Beach ambas a distancias de 15 minutos caminando. La localización es muy buena y por la noche no se oye nada de ruido. El Bungalow es sencillo (no hay colgadores ni armario, sólo una mesita, pero bueno) y el baño es bastante amplio. El desayuno no está incluído y el menú no es barato, pero en 10 minutos estás en la zona con todos los restaurantes y mucha más variedad. El WiFi sólo funciona en la zona del Bar-Recepción =( Estuvimos bastante agusto así que sí que lo recomendaría, sobre todo por la tranquilidad de la localización.

La única advertencia que os daría si os alojáis en Bungalow es que uséis la mosquitera que hay en la cama y que si sois miedosos a ruidos, arañas o similares, mejor no os alojéis aquí…porque nos encontramos y escuchamos de todo! Nos encontramos una araña enorme en el techo del baño y cazarla (osea, matarla) fué toda una odisea! Al día siguiente, una salamandra enorme nos sorprendió en la pared del WC. De verdad, es como dormir en medio del Amazonas!

_CONSEJOS_

* MOTO: nosotros alquilamos moto en Siem Reap para visitar los Templos y vimos que el caos de la circulación es igual en todo el sudeste asiático: adelantan por donde quieren, se cruzan sin avisar y circulan por donde les apetece. Así que máxima precaución si decidís alquilar moto!

* GPS:  Lo he comentado en otros post pero para orientarse en moto (o a pie por la ciudad) siempre recomiendo un móvil con Google Maps. Para usar GMaps no se necesita internet, sólo hace falta cargar el mapa de la ciudad cuando tengas internet (haz zoom en las calles y los recorridos que quieras para que el mapa completo se guarde en el teléfono). No calcula rutas pero activando la opción de “localización” (para la que tampoco se necesita internet) el teléfono te localizará (el puntito azul de google) y con eso sabrás donde estás y dirigirte a donde quieras ir. Otra variante que funciona igual que GoogleMaps es Maps.Me. Leed en consejos de viaje todas mis recomendaciones acerca de este tema!

* VESTIMENTA: En Siem Reap vais a estar todo el día visitando templos así que vestíos cómodos y SIEMPRE respetando las costumbres y la religión: pantalones o faldas por debajo de las rodillas, hombros cubiertos y nada de escote. Es muy posible que haga calor, es por eso que podéis llevar pantalón corto y, cuando vayáis a entrar en un templo, poneros un sarong o pareo (hasta los tobillos) por encima. Lo mismo con las camisetas: puedes llevar una de tirantes cuando vayas a entrar en el templo ponerte una de manga corta (sin escote) o un pareo. En los templos de Angkor no hay que quitarse los zapatos, y como todo es rocoso y con piedras recomiendo algún zapato de suela cómoda…nada de chanclas! Ah, al amanecer y por la noche refresca así que llevarse un cortavientos o una rebeca no os vendrá mal, sobre todo si vais en moto! Y bueno, a Koh Rong como os podéis imaginar basta con llevar ropa de baño y crema solar 😉

_CURIOSIDADES_

** CAFÉ: como en la mayoría del sudeste asiático el café es bastante malo. Suele ser el Nescafé de toda la vida, y si quieres leche te darán un diminuto vaso de leche, leche en polvo o leche condensada.

** AGUA: como en la mayoría del sudeste asiático, el agua del grifo NO es potable, así que tendréis que estar constantemente comprando agua. En varios restaurantes vimos que usan garrafas enormes donde pone “refill“, aunque creo que lo mejor es comprar agua embotellada y sellada (a 1$/botella de 1,5L). Ah, y mi recomendación es que bebáis MUCHA agua para evitar dolor de cabeza y deshidratación.

** PIJAMAS: me sorprendió ver en Koh Rong (no tuve la oportunidad de verlo en otros lugares) que las mujeres ya se ponían el pijama a las 17:00, aunque tuvieran que salir a la calle o trabajar. Es decir, si vas a un restaurante a cenar a las 20:00, la mujer te servirá en un pijama de lo más infantil posible con sus zapatillas de andar por casa. Que viva la comodidad, oiga!

** BASURA: vais a flipar con la cantidad de basura que hay por las calles y en las playas. Las playas de Koh Rong están todas llenas de basuras (en su mayoría plásticos) y lo peor es que la mayoría son culpa de los locales porque son cajas de comida o cosas que usan los locales. Fernando y yo nos dedicamos a recoger la basura que encontrábamos por el camino y tirarla a un basurero (que cuesta encontrar). En Angkor Watt en menos de 3 metros nos encontramos 10 tapones de botellas en el suelo. Lamentable 😦

_GASTRONOMÍA_

La gastronomía camboyana no es tan extensa como la Tailandesa aunque sí tiene gran influencia. Obviamente la mayoría de platos se vuelven a basar en arroz y noodle, aunque también encontraremos curries y platos de carne o mariscos. Los platos más conocidos son:

Amok: curry de leche de coco y lemongrass con verduras y pollo o marisco.

Lok Lak: carne de ternera al wok en salsa de soja. Suele venir con arrzoz y un huevo frito.

– Pad Thai: aunque es un plato tailandés vimos que se vendía en todas partes en Camboya. El famoso Pad Thai consiste en: noodle fritos, con un huevo hecho tortilla, brotes de soja, cebolla, verduras y pollo/ternera/gambas al que se le añade cacahuetes, chili, lima y azúcar. Lo del azúcar nunca lo entendí, y lo del chili es opcional. 

– Tom Yum Goong: otro plato tailandés que también encontraréis por estos lares. Se trata de una sopa picante de gambas. Es otro plato muy famoso que consiste en una sopa (roja) de gambas, tomate, champiñones, lemongrass, cebolla, chile y lima…pero ojo que pica!

– Pancake: y en cuanto a los dulces, el pancake es algo ya muy difundido por todo el sudeste asiático! Hay dulces y salados pero ojo porque los cocinan con mucho aceite y/o mantequilla! A mí me dio tal indigestión con un “banana pancake” en la primera semana que no pude verlo el resto del viaje!

Brochetas: en muchos puestos callejeros encontraréis pinchos de carne o mariscos a super buen precio! 

Insectos fritos: y volvemos a las “gorrinadas”. En Siem Reap (e imagino que por el turismo) encontraréis algunos puestos callejeros donde venden insectos fritos: gusanos, cucarachas, escarabajos, escorpiones…y hasta serpientes! Eso sí, NO BUY NO PHOTO! o JUST PHOTO 5$! No son listos ni nada….

En cuanto a las BEBIDAS:

En todo el sudeste asiático abundan los zumos recién exprimidos y los batidos (y smoothies), muy fresquitos y sabrosos. Los hay de muchos sabores: mango, papaya, banana, fresa, melón, aguacate (aunque de este encontramos muchos menos que en nuestra querida Indonesia). Mi consejo si pedís un Fruit Shake es decir que lo queréis sin azúcar (le ponen mucha azúcar y leche condensada), así os sabrá mucho mejor y más natural! 😉

Si lo que os gusta es la cerveza podéis encontrar varias marcas: Angkor, Anchor (Pils) , Klang (Lager), Cambodia (Lager)…muchas se venden en lata y no en botella de vidrio. 

En cada destino os iré contando a qué restaurantes hemos ido (buenos y malos) y cuáles son mis recomendaciones.

_QUÉ HACER/VISITAR_

*SIEM REAP

Ciudad por excelencia si se quieren visitar los Templos de Ankor. Aunque Siem Reap tiene mucho más que esta Maravilla del Mundo: mercaditos de arte, mercaditos locales, calles con mucho ambiente, museos… Si queremos visitar bien los Templos de Ankor habrá que tomarse 2 o 3 días enteros. Nosotros en total estuvimos 2 días y medio y nos resultó suficiente, aunque un 3er día para acabar de ver los Templos no hubiera estado mal. En el post de consejos para visitar los Templos de Angkor podéis encontrar información súper útil para aprovechar el tiempo al máximo! 😉

*SIHANOUKVILLE

Esta ciudad la usamos como punto de partida hacia la isla de Koh Rong. Si os gusta la fiesta podéis quedaros 2 noches, aunque yo creo que la ciudad en sí no tiene mucho…

*KOH RONG

Creo que esta isla recoge justo lo que buscábamos: algo de tranquilidad pero con algo de ambiente. En Koh Rong podemos disfrutar de varias playas, cada una con una característica diferente. Aunque la isla no es muy grande hay varias actividades para escoger: relax en la playa, paseos por la selva atravesando la isla, tours en barca, snorkel, fiesta…y ver el plankton brillar en el agua por la noche! Un isla que os recomiendo 200% para tener unos días de relax sin que sean muy aburridos! 😉

* Tras hablar con amigos que habían estado previamente en Camboya, decidimos no pasar días en Nom Pen ya que nos dijeron que no merecía mucho la pena. Por otra parte, de haber tenido más días sí me hubiera gustado visitar Battenberg.

Espero que esta pequeña introducción os haya servido para ir preparando vuestra ruta! En el siguiente post os detallo cada uno de los destinos:

+ Siem Rep – Templos de Ankor

Koh Rong – la isla de la tranquilidad y la fiesta

Y vosotros, ¿tenéis algún consejo que añadir para alguien que esté preparando su viaje a Camboya? 😉

laos

guía práctica para viajar por Laos

Laos es un destino que pocas veces se me pasó por la cabeza pero al planear nuestra ruta por Tailandia-Laos-Camboya me dije: ¿y porqué no Laos? Así que… lo sumamos al itinerario. Al no tener tanto tiempo y tras investigar bastante, nos decidimos por centrarnos en la zona Norte del pais y dejar la zona Sur para otra ocasión. De esta forma tuvimos la oportunidad de visitar: Luang Prabang, Vang Vieng y Vientiane, ciudades que combinan templos, cataratas, paisajes de ensueño, mercaditos nocturnos, mucha fiesta y ciudades con encanto. ¿Te gusta la idea? Sigue leyendo!

_PREPARATIVOS_

*VISADO: El visado para entrar en Laos, como en Camboya, es una “visa on arrival”, es decir, un visado que se tramita directamente en el aeropuerto cuando entramos al país (o en la frontera si entramos por tierra). Para tramitar este visado es necesario: el formulario de inmigración que os darán en el avión o que encontraréis en el mismo lugar de los visados, una foto carnet reciente, 30$ (sí, dólares americanos – aunque la cantidad depende de tu nacionalidad) y tu pasaporte (con validez de más de 6 meses y mínimo una hoja completa en blanco). Tras hacer una pequeña cola entregaréis todos estos documentos en una ventanilla y en menos de 5 minutos tendrás un visado de hoja completa en tu pasaporte. A partir de entonces tendrás 30 días para recorrer el país 🙂

*SEGURO MÉDICO: Es recomendable tener un seguro médico que cubra cualquier tipo de accidente y enfermedad que pueda ocurrirte durante tu viaje por Laos, sobre todo si tienes pensado alquilar moto, hacer buceo o simplemente para estar tranquilo. Yo tengo un seguro con Allianz más un seguro que tiene mi seguro médico alemán (Technische Krankenkasse). En el post de consejos de viaje os cuento más sobre este tema.

*VACUNAS:  No hay ninguna vacuna obligatoria para ir a Laos pero lo mejor es ponerse en contacto con el Centro de Vacunación Exterior para que recomienden qué vacunas hay que ponerse dependiendo del tipo de viaje y de qué zonas se vayan a visitar. Si vienes de un país de riesgo de fiebre amarilla sí será obligatorio una vacuna. En todo el sudeste asiático abundan los mosquitos, algunos de los cuales pueden transmitir la malaria, pero en las zonas más turísticas apenas hay riesgo. El medicamento más conocido contra la malaria se llama “Malarone” y el tratamiento hay que seguirlo a rajatabla, aunque hay gente a la que le sienta mal. No es obligatorio, por lo que es decisión propia tomarlo o no. Por suerte en Alemania venden uno similar llamado “Lariam” (en España ya no lo venden) y sólo se toma una vez a la semana por lo que no hicimos el tratamiento pero nos llevamos una caja por si nos daban síntomas (así me lo recomendó mi médico de cabecera). Eso sí, si se decide no tomarse nada hay que ir siempre embadurnado de repelente de mosquitos! Esto último es MUY importante! Goibi o Relec extrafuerte son los que nosotros usamos, ya que hay MUCHOS mosquitos (tanto en zona de selva como zona de playa) y puede llegar a ser algo tedioso y peligroso.

*BOTIQUÍN: En cualquier viaje al sudeste asiático es recomendable llevar, como mínimo: paracetamol, algo para el constipado, antidiarreico, betadine, tiritas, algo para las digestiones pesadas si sufres del estómago y un buen repelente de mosquitos.

*MONEDA: La divisa en Laos es el Kip (cuyo símbolo es KN o LAK). Como podéis leer en los consejos de viaje nunca llevo dinero en efectivo cuando viajo sino que saco dinero en cualquier cajero en la ciudad de destino, y así lo hicimos en nuestro viaje en Laos. En el mismo aeropuerto podéis encontrar muchos cajeros automáticos (ATM) que seguramente os cobre entre un 2% y un 10% de comisión. Si tenéis pensado pagar algo con tarjeta, preguntad antes cuál es la comisión que os van a cobrar ya que no suele ser especialmente baja. En todas las ciudades en las que estuvimos hay cajeros por doquier así que sacar dinero nunca fue un problema. El cambio en Diciembre de 2017 era: 10.000 Kip = 1 €, así que hacer las cuentas era relativamente fácil 😉

*EQUIPAJE: Como os comentaba en el post equipaje mochilero mi consejo principal es que llevéis mochila y NO maleta. Tanto si lleváis el alojamiento reservado como si no, tanto si os movéis en taxi, tuktuk o bus mi recomendación es que llevéis mochila. ¿Qué meto en la mochila? Lo primordial que hay que saber es que para visitar los templos hay que llevar una vestimenta adecuada: cubrirse las rodillas, hombros y descalzarse. Es por esto que llevar pantalones largos tipo bombachos (para ellas) y bermudas (para ellos), un pareo o camisetas de manga corta, así como chanclas para descalzarse rápido hará tu visita mucho más tranquila. En cada uno de los destinos os iré contando un poco más sobre este tema.

*IDIOMA: En Laos se habla laosiano (o idioma lao) del cual evidentemente ni se entiende nada de nada! Peeeero, todos hablan un poquito de inglés y la mayoría de cosas que necesitaremos saber también están escritas en inglés. Mi consejo principal: hablar un inglés MUY básico (como indios, vaya) para que os entiendan bien y evitar confusiones 😉 Si chapurreas algo de francés igual y puedes practicarlo porque Laos fue colonia francesa y algunos carteles están en francés.

*CORRIENTE ELÉCTRICA: Por suerte para los que vivimos en Europa los enchufes son de 2 clavijas redondas así que no necesitaremos adaptadores! Yuhu, una cosa menos para la mochila!

*HUSO HORARIO: Laos está situado en la zona horaria GTM +7, por lo que estaremos a 6 horas más que en España. Lo mejor es que en todo el viaje no tuvimos que cambiar relojes ya que los 3 países tienen el mismo huso horario!

*RELIGIÓN: Laos es mayoritariamente budista por lo que os encontraréis a muchos monjes por la calle con su vestimenta naranja y todo el mundo dejando ofrendas en los templos. Es un país en el que hay que respetar su religión (como en todos los lugares, en mi opinión) así que porfavor, seguid las normas de todos los templos y lugares que para ellos sean sagrados, tanto cubriéndose las rodillas como descalzándose cuando sea necesario.

*SEGURIDAD: Los laosianos son gente sumamente amable y sonriente que harán lo posible por que tengas una buena estancia. El país en general me pareció muy seguro; sin embargo, cuando vayamos a lugares concurridos o visitemos un mercado, lo mejor es colocarse la mochila por delante y estar un poco atentos. Pero, sobre todo, evitad encontronazos con locales y sed siempre amables 🙂

_CÓMO LLEGAMOS_

Nosotros entramos en Laos a través del Aeropuerto internacional de Luang Prabang (LPQ) en un vuelo proveniente de Chiang Mai (Tailandia), mientras que salimos del país laosiano a través del Aeropuerto Internacional Wattay (VTE), en Vientiane, con destino Nom Pen (Camboya).

Nuestra ruta completa por Laos fue:

  • Chiang Mai (Tailandia) – Luang Prabang (Laos) con Lao Airlines
  • Luang Prabang – Vang Vieng en Van compartida
  • Van Vieng – Vientiane en Van compartida
  • Vientiane – Nom Pen (Camboya) con Lao Airlines

*Tourist Fee: En ningún lugar de Laos tuvimos que pagar una tasa de turista ni nada parecido.

_TRANSPORTE ENTRE CIUDADES_

Aunque esto depende de las ciudades que vayáis a visitar, a continuación os cuento las opciones para moveros entre ciudades:

  • Avión: el país es muy alargado pero como seguramente visitaréis la zona Norte y/o la zona Sur, la opción de volar la usaría para: entrar y salir del país y para viajar de la zona Norte a la Sur (o viceversa). Ir de una zona a otra por tierra puede llevar hasta 18 horas (y mucha paciencia) aparte de que probablemente tendréis que atravesar Tailandia, lo que complica el trayecto por el tema de los visados. Nosotros, como os decía más arriba, sólo viajamos para entrar y salir del país.
  • Van o Mini-bus: es la opción que más se usa para moverse entre ciudades de la misma zona. Las distancias no suelen ser muy grandes (entre 4 y 6 horas) así que los trayectos son amenos. Hay Van casi a cada hora (aunque el precio puede variar mucho dependiendo de este horario) así que tenéis mucha flexibilidad. Nunca reservamos nada por anticipado y los billetes se pueden comprar en cualquie hostal o agencia de viajes el día anterior. Los precios suelen ser bastante estándar así que no perdáis mucho tiempo yendo de una agencia a otra y reservarlo donde mejor os venga. En cada destino os cuento un poco más sobre este tema y cómo nos organizamos nosotros. El punto bueno de la Van es que te recoge en el hostal y te deja (como mínimo) en el centro de la ciudad.

_ALOJAMIENTO_

Tras nuestros viajes a Indonesia y Myanmar ya iba mentalizada de que el alojamiento iba a ser…complicado. Hay muchísimas opciones de alojamiento y para todo tipo de bolsillos. Nosotros no somos mucho de alojarnos en hoteles 5* o gastar mucho en hoteles, así que buscamos algo con las 3B: bueno, bonito y barato. Bueno, mejor dicho: sencillo, decente y asequible! Todos los hostales o Guesthouse los reservamos a través de Booking, donde tenemos la opción “nuestros destacados” para ver qué es lo mejor en precio/calidad.

Siempre nos alojamos en habitaciones dobles con baño privado y con aire acondicionado o ventilador. Eran nuestros (bueno, mis) únicos requisitos. No íbamos a alojarnos en lo más caro, pero tampoco en lo más cutre (o eso pensábamos).

Como consejos o curiosidades os comento:

  • No existe plato de ducha en el baño, ni cortina (en todo el viaje nunca ví una bañera o un plato de ducha) así que después de ducharse todo el baño queda empapado por lo que recomiendo llevarse chanclas y no asustarse.
  • En la mayoría dan una pastilla de jabón y en algunos también un sobre de champú.
  • El WiFi en muchos hoteles va bastante regular o sólo funciona en la recepción…paciencia.
  • Los desayunos en todos los hoteles suelen consistir en: café, zumo, fruta, tostadas y huevo (frito, revuelto o tortilla) y a veces un pancake, así que no os decidáis por un hotel sólo porque ponga que incluye desayuno!
  • No os fieis mucho de las fotos que aparecen en las webs, muchas de ellas o son muy antiguas o nada tienen que ver con la habitación que os van a dar! Doy fe de ello!

Estos fueron nuestros hoteles en Laos:

LUANG PRABANG

Vanvisa Guesthouse

Precio: 14.30€/noche. Nos alojamos 3 noches.

La localización es buena ya que se llega a todos los lugares de interés caminando y está muy cerca del río, donde siempre íbamoms a cenar. El personal es amable y vive en el mismo edificio. La habitación es sencilla: cama, espejo y mesitas. El baño también es simple, tipo tailandés. El desayuno no está incluído pero tienen 3 menús a elegir con buenos precios. Sino, a 5 minutos caminando (en el río) hay muchos restaurancitos. Y tienen una costumbre muy asiática: descalzarse antres de entrar al hostal.

VANG VIENG

Chillao Youth Hostel

Precio: 17.5€/noche. Nos alojamos 2 noches.

Buscamos un hostal que tuviera algo de ambiente y que estuviera en el centro…ERROR. Vang Vieng es diminuto por lo que la localización dudo que sea un problema sea donde sea que te alojes. Hay fiesta en cualquier rincón, así que no hace falta que el vuestro sea EL LUGAR de la fiesta. En booking lo vendían muy bien, pero desde luego no fue una idea acertada. El personal es muy amable, tienen servicios de todo tipo (organizan excursiones, tienen lavandería, alquilan motos, hacen fiestas…) y el desayuno está incluído (aunque es bastante penoso: huevo o pancake, tostadas y café, que a mí me sentó fatal y estuve 2 días sin probar bocado). Cada noche hay fiesta en la zona común con la música altísima por lo que descansar puede ser complicado. La habitación está bien, aunque curiosamente no tienen sábanas para taparse (nos dieron una sábana bajera para taparnos….!!). No sé cómo serán el resto de hostales pero este, a no ser que vengas sólo de fiesta, no lo recomendaría.

VIENTIANE

Dream Home Hostel 2

Precio: 21€/noche en Bungalow. Nos alojamos 2 noches.

La localización no es la ideal (aunque se llega a muchos lugares caminando), pero nosotros alquilamos una moto por lo que ésto nunca fue un problema. El personal (un chico local joven con muchas ansias de hacer amigos) es muy amable. Tienen servicio de lavandería, organizan tours y visados y cualquier cosa que necesites. El desayuno está incluído (huevos o pancake, una banana y café o té). La habitación está bastante bien, simple, como el baño. Aquí también hay que descalzarse antres de entrar al hostal…a lo que uno se acaba acostumbrando durante un viaje de este estilo.

_CONSEJOS_

* MOTO: alquilamos moto 1 día en Vang Vieng para ir a visitar el Blue Lagoon y los alrededores, y también en Vientiane para visitar los templos de la ciudad y el Buddha Park. Aquí la experiencia en moto fue menos estresante que en otros lugares del sudeste asiático aunque no está de más andarse con ojo! Los precios suelen ser estándar, aunque más caro que, por ejemplo, Indonesia.

* GPS:  lo he comentado en otros post pero para orientarse en moto (o a pie por la ciudad) siempre recomiendo un móvil con Google Maps. Para usar GMaps no se necesita internet, sólo hace falta cargar el mapa de la ciudad cuando tengas internet (haz zoom en las calles y los recorridos que quieras para que el mapa completo se guarde en el teléfono). No calcula rutas pero activando la opción de “localización” (para la que tampoco se necesita internet) el teléfono te localizará (el puntito azul de google) y con eso sabrás donde estás y dirigirte a donde quieras ir. Otra variante que funciona igual que GoogleMaps es Maps.Me. Leed en consejos de viaje todas mis recomendaciones acerca de este tema!

* VESTIMENTA: En todos aquellos templos a los que entréis habrá que respetar el código de vestimenta: pantalones o faldas por debajo de las rodillas, hombros cubiertos y nada de escote. Es muy posible que haga calor, es por eso que podéis llevar pantalón corto y, cuando vayáis a entrar en un templo, poneros un pareo (hasta los tobillos) por encima. Lo mismo con las camisetas: puedes llevar una de tirantes y cuando vayas a entrar en el templo ponerte una de manga corta (sin escote) o un pareo. En Buddha Park no es tan estricto y tampoco hay que quitarse los zapatos.

_CURIOSIDADES_

** CAFÉ: como en la mayoría del sudeste asiático el café es bastante malo. Suele ser el Nescafé de toda la vida, y si quieres leche te darán leche en polvo o leche condensada.

** AGUA: como en la mayoría del sudeste asiático, el agua del grifo NO es potable, así que tendréis que estar constantemente comprando botellas de agua. Mi recomendación es que bebáis MUCHA agua para evitar dolor de cabeza y deshidratación.

** DESCALZARSE: y no hablo de quitarse los zapatos antes de entrar en un templo, sino también de descalzarse en la puerta de un hostal, una agencia de turismo o una casa tailandesa como os decía antes. Es brutal la obsesión en estos países (incluyo Tailandia y Camboya) por descalzarse. Lo consideran algo religioso y sagrado así que porfavor, sigue el ejemplo en aquellos lugares donde esté indicado o donde haya zapatos en la entrada.

** BUCKET: Tailandia no es el único lugar en el sudeste asiático donde podéis encontrar fiesta. En Vang Vieng estaréis en el lugar correcto si si lo que buscas es desenfreno. Y, como en el país vecino, encontraréis los famosos “buckets”. Se trata literalmente de un cubo donde venden una botella pequeña de alcohol (vodka, ron, gin…) junto con dos o tres latas de refresco para mezclar. En la calle los venden tal cual con las botellas, mientras que en algunos bares te lo darán mezclado. Mi consejo es que pidas que te den las botellas para mezclarlo tú mismo ya que nunca sabes qué le han podido meter. En muchos lugares encontraréis 2×1 en buckets que suelen rondar los 300-500 Baht (7,5€-13€).

_GASTRONOMÍA_

La gastronomía laosiana tiene mucha influencia francesa por lo que en muchos locales y restaurantes encontraréis baguette (de pan chicloso), sandwiches, croissants, pizzas, burgers, etc… Como comida local vimos arroces, noodles, curries…muy similar a la comida tailandesa.

En cuanto a las BEBIDAS: en todo el sudeste asiático abundan los zumos recién exprimidos y los batidos (y smoothies), muy fresquitos y sabrosos. Los hay de muchos sabores: mango, papaya, banana, fresa, melón, aguacate (aunque de este encontramos muchos menos en viaje que en nuestra querida Indonesia). Mi consejo si pedís un Fruit Shake es decir que lo queréis sin azúcar (le ponen mucha azúcar y leche condensada), así os sabrá mucho mejor! 😉

Si lo que os gusta es la cerveza en cada lugar encontraréis la famosa Beerlao, la cerveza del país. 

En cada destino os iré contando a qué restaurantes hemos ido (buenos y malos) y cuáles son mis recomendaciones.

_QUÉ HACER/VISITAR_

*LUANG PRABANG

Esta fue nuestra primera parada en Laos y la verdad es que nos encantó. Una ciudad pequeña que se puede recorrer a pie, donde se combinan Templos, cuevas, cataratas, naturaleza, mercaditos nocturnos (el mejor mercadito del mundo!) y hasta atardeceres de ensueño. Nosotros nos quedamos 3 días y estuvo muy bien ya que nos dio tiempo a hacer de todo y no aburrirnos!

*VANG VIENG

La ciudad del “tubbing” y de la fiesta. Yo personalmente no recomendaría esta ciudad ya que no hay nada que hacer más que seguir la ola de turistas tirándose por el río, yendo al Blue Lagoon (ya os contaré detallado en su post) y bebiendo hasta morir en los bares más famosos de la ciudad. Lo único que me gustó fue el día que alquilamos una moto y nos fuimos a recorrer los alrededores, disfrutando del paisaje montañoso tan similar a Vietnam. Ah, y preparáos para la ola de turistas asiáticos porque Vang Vieng está plagado y se apuntan a cualquier excursión!

*VIENTIAN

Capital del país y parada también obligatoria. Esta ciudad es mucho más grande que las dos anteriores, por lo que con ello te haces una mejor idea de cómo vive la gente local de ciudad. Vientian ofrece Palacios, Templos, el Buddha Park, mercaditos y paseos. Nosotros alquilamos una moto y lo pasamos en grande! Y no te vayas sin visitar el Centro de Visitantes COPE, donde recorrerás la brutal historia del país más bombardeado de la Guerra de Vietnam. El periódico El Mundo escribió hace poco un artículo al respecto. Recomiendo pasar 2 o 3 días en esta ciudad para sumergirse en la vida de los locales.

 

Espero que esta pequeña introducción os haya servido para ir preparando vuestra ruta! Os confieso que Laos no fue un país que me enamorara (en comparación con otros en los que hemos estado), pero sí diría que merece la pena aunque sea pasar una semana y verlo con nuestros propios ojos! En el siguiente post os detallo cada uno de los destinos. Estos serán los enlaces:

+ Luang Prabang – y nuestro primer contacto en Laos

+ Vang Vieng – el lugar del tubbing y la fiesta

+ Vientiane – la gran ciudad laosiana

 

Y tú, ¿has estado en Laos? ¿Estás pensando en ir o incluirlo en tu ruta? En poco tiempo os compartiré las fotos para poneros los dientes largos o que os acabéis de decidir! 😉

tailandia

guía práctica para viajar por Tailandia

Como os comentaba en el post con la información básica de nuestra ruta por Tailandia-Laos-Camboya, estas Navidades han sido algo especiales por haberlas pasado en el sudeste asiático. Hemos recorrido Tailandia, Laos y Camboya durante 1 mes visitando templos, cuevas, cataratas, playas y viviendo experiencias inolvidables. Hemos viajado en avión, bus, ferry. Hemos paseado en longtail boat, moto, tuktuk, autobús. En este post describo una guía práctica para visitar 5 destinos en Tailandia y todo aquello que tenéis que tener en cuenta para preparar vuestro viaje por este mágico país.

_PREPARATIVOS_

*VISADO: para entrar en Tailandia no se necesita vistado si eres miembro de la Unión Europea. En esta web podéis encontrar más información sobre los visados y visa on arrival. Una vez os estampen la entrada en el pasaporte, tendréis 30 días para hacer turismo y deambular por el país, pero si salís del país para, por ejemplo visitar Laos, Camboya o Myanmar y luego volvéis a entrar en Tailandia, tendréis otros 30 días como turista. No está de más saber esto si tenéis pensado pasar una larga temporada por el sudeste asiático! 😉

*SEGURO MÉDICO: es recomendable tener un seguro médico que cubra cualquier tipo de accidente y enfermedad que pueda ocurrirte durante tu viaje por Tailandia. En el post de consejos de viaje os cuento más sobre este tema. Ah, para que lo sepáis: los mejores hospitales están en Bangkok así que si os sucede cualquier cosa grave pedid que os transporten allí!

*VACUNAS:  no hay ninguna vacuna obligatoria para ir a Tailandia pero lo mejor es ponerse en contacto con el Centro de Vacunación Exterior para que os recomienden qué vacunas hay que ponerse dependiendo del tipo de viaje y de qué zonas se vayan a visitar. Si vienes de un país de riesgo de fiebre amarilla sí será obligatorio una vacuna. En todo el sudeste asiático abundan los mosquitos, algunos de los cuales pueden transmitir la malaria, pero en las zonas más turísticas apenas hay riesgo. El medicamento más conocido contra la malaria se llama “Malarone” y el tratamiento hay que seguirlo a rajatabla, aunque hay gente a la que le sienta mal. No es obligatorio, por lo que es decisión propia tomarlo o no. Por suerte en Alemania venden uno similar llamado “Lariam” (en España ya no lo venden) y sólo se toma una vez a la semana por lo que no hicimos el tratamiento pero nos llevamos una caja por si nos daban síntomas (así me lo recomendó mi médico de cabecera). Eso sí, si se decide no tomarse nada hay que ir siempre embadurnado de repelente de mosquitos! Esto último es MUY importante! Goibi o Relec extrafuerte son los que nosotros usamos, ya que hay MUCHOS mosquitos (tanto en zona de selva como zona de playa) y puede llegar a ser algo tedioso y peligroso.

*BOTIQUÍN: en cualquier viaje al sudeste asiático es recomendable llevar, como mínimo: paracetamol, algo para el constipado, antidiarreico, betadine, tiritas, algo para las digestiones pesadas si sufres del estómago y un buen repelente de mosquitos.

*MONEDA: en Tailandia usan el Baht (representado también como THB).  Como podéis leer en los consejos de viaje nunca llevo dinero en efectivo cuando viajo sino que saco dinero en cualquier cajero en la ciudad de destino. Sin embargo, en este caso nos llevamos euros y los cambiamos en la casa de cambio Super Rich, donde la comisión de cambio de divisa que cobran es más baja que la que te cobra el cajero local (o/y tu banco de origen) por sacar dinero de un cajero automático. En el Aeropuerto de Bangkok hay un Super Rich delante de un 7Eleven que hay yendo hacia el Skytrain así que ya tendríais moneda local para transportaros. En el Aeropuerto de Phuket encontramos uno a 10 minutos caminando del Aeropuerto, aunque encontrarlo no fué fácil. Si pagáis algo con tarjeta de crédito que sepáis que normalmente os cobrarán un mínimo de un 3 o un 10% de comisión así que lo mejor es que preguntéis qué comisión cobran antes de hacer el pago con tarjeta. Si no queréis cambiar dinero no os preocupéis porque hay cageros automáticos (ATM) en cada esquina. El cambio en Diciembre de 2017 era: 40 Baht = 1 €. Para cantidades un poco “mayores” lo mejor es calcular que 200 Baht son 5€.

* EQUIPAJE: como os comentaba en la entrada principal, para este viaje mi consejo principal es que llevéis mochila y NO maleta. Tanto si lleváis el alojamiento reservado o no, tanto si os movéis en taxi, tuktuk o bus mi recomendación es que llevéis mochila. Vais a coger muchos medios de transporte y arrastrar la maleta puede ser peor que cargar la mochila. ¿Qué meto en la maleta? Lo primordial que hay que saber es que para visitar los templos hay que llevar una vestimenta adecuada: cubrirse las rodillas, hombros y descalzarse. Es por esto que llevar pantalones largos tipo bombachos (para ellas) y bermudas (para ellos), un pareo o camisetas de manga corta, así como chanclas para descalzarse rápido hará tu visita mucho más tranquila. Para saber qué os tenéis que llevar lo mejor es que visitéis el post de equipaje mochilero 😉

* IDIOMA: En Tailandia hablan, lógicamente, el Tailandés. Como todos los idiomas de Asia, es IMPOSIBLE entender nada, pero por suerte la mayoría de indicaciones que necesitaremos estarán escritas en Inglés. La mayoría de taxistas, tuk-tukeros y comerciantes chapurrean un poco de inglés así que comunicaros no será un problema. Eso sí, lo mejor es que habléis un inglés MUY BÁSICO porque sino, no os van a entender nada! De verdad, para evitar confusiones: hablad como un indio! =)

* CORRIENTE ELÉCTRICA: Por suerte para los que vivimos en Europa los enchufes son de 2 clavijas redondas, así que no necesitaremos adaptadores! Yuhu!

* HUSO HORARIO: Tailandia está situado en la zona horaria GTM +7, por lo que estaremos a 6 horas más que en España.

* RELIGIÓN: Tailandia es mayoritariamente budista por lo que os encontraréis a muchos monjes por la calle con su vestimenta naranja y todo el mundo dejando ofrendas en los templos. Es un país en el que hay que respetar su religión (como en todos los lugares, en mi opinión) así que porfavor, seguid las normas de todos los templos y lugares que para ellos sean sagrados, tanto cubriéndose las rodillas como descalzándose cuando sea necesario. Que no os sorprenda ver también a musulmanes, ya que es una religión que está algo difundida por el país.

* SEGURIDAD: Todo el país me resultó muy seguro y en ningún momento tuve la sensación de que iba a pasarnos algo. Nunca tuvimos ningún problema pero no está de más andarse con ojo por la calle. En zonas de mucha gente y mercados recomiendo pegarse bien las mochilas y llevarla mejor por delante. Nunca dejar nada de valor en los hoteles (y si lo hacéis, escondelo en la maleta o dejarlo en la caja de seguridad). Pero, sobre todo, evitad encontronazos con locales y sed siempre amables 🙂

_CÓMO LLEGAMOS_

Si decidís viajar a Thailandia lo más probable es que vuestro vuelo internacional llegue al Aeropuerto Internacional de Bangkok o Aeropuerto Suvarnabhumi (BKK). Si voláis desde un país cercano o sea un vuelo doméstico, puede ser que voléis al otro aeropuerto de Bangkok: el Aeropuerto internacional Don Meung (DMK). El vuelo Múnich-Bangkok lo compramos a través de Kayak con Seat 24 y volamos con la aerolínea Air China (no la recomiendo para nada), haciendo una escala única en Beijing (al menos a la ida, porque a la vuelta tuvimos un pequeño percance, ya os contaré).

Nuestra ruta completa por Tailandia fue la siguiente:

  • Múnich – Bangkok – vuelo con Air China (escala en Beijing y aterrizando en el Aerop. de Suvarnabhumi)
  • Bangkok – Chiang Mai – VIP night bus con Lignite Tour (reserva online)
  • Chiang Mai Luang Prabang (Laos) – visitamos Laos y Camboya durante 2 semanas
  • Siem Reap (Camboya) – Phuket – vuelo con Air Asia
  • Phuket – Koh Yao Noi – Speed Boat
  • Koh Yao Noi – Koh Phi Phi – Ferry
  • Koh Phi Phi – Phuket – Ferry
  • Phuket – Bangkok – vuelo con Thai Lion Air (y llegamos al Aerop. de Don Meung)
  • Bangkok – Múnich – vuelo con Air China (escala en Beijing y un retraso total de 17 horas)

*Tourist Fee: En todo Tailandia sólo tuvimos que pagar una tasa de turista en Koh Phi Phi y el coste fue de 20 Baht (0,50€).

*Para saber cómo llegamos del Aeropuerto-embarcadero-estación de bus al centro de la ciudad os lo cuento detalladamente en el post de cada ciudad 😉

_TRANSPORTE ENTRE CIUDADES_

Aunque esto depende de las ciudades que vayáis a visitar, a continuación os cuento las opciones para moveros entre ciudades:

  • Avión: Es la alternativa más cara pero muchas veces es la más cómoda (al contrario que en Myanmar). Nosotros sólo lo usamos para volar entre países por el tema de los visados y las distancias y la verdad es que lo agradecimos mucho. Volamos entre Chiang Mai (Tailandia) y Luang Prabang (Laos) y entre Siem Reap (Camboya) y Phuket (Tailandia). La alternativa es hacerlo en bus (y alguna veces combinándolo con barco) y en total pueden ser entre 12 y 18 horas o incluso 2 días!
  • Tren: Nos dijeron que no es muy cómodo, se tarda lo mismo que en bus y es más caro, así que nunca usamos esta opción.
  • Barco: Esta opción es la que tendréis que usar sí o sí para ir hasta las islas de la zona Sur del país. Podréis elegir entre Speed boat o Longtail (barca tradicional tailandesa). Nosotros usamos siempre Ferry o Speedboat para ahorrar tiempo (a veces la diferencia entre uno y otro es de 1,5hrs y si el mar está picado puede ser una verdadera odisea). En cada destino os iré contando más sobre este tema
  • Bus: La opción más empleada entre mochileros. Los buses han mejorado mucho desde hace varios años y ahora existe la posibilidad de viajar en VIP-Bus (se reclinan mucho, te dan manta, almohada, agua, toallitas refrescantes y cepillo de dientes…pero lo llaman VIP porque hay menos pasajeros, por lo que es más cómodo y hacen menos paradas). Dentro de las opciones de Bus también se puede elegir entre viajar de día o de noche. Esta opción sólo la usamos para el trayecto Bangkok-Chiang Mai y fue en un VIP Night-Bus y tardamos 10 horas. Yo recomiendo los buses nocturos por lo siguiente: se tardan menos horas (porque apenas hace paradas para dejar a pasajeros), se para 1 o 2 veces para ir al baño o comer/cenar, se puede dormir mejor ya que no hay luz exterior que nos moleste y la gente también duerme. La única desventaja que encontré fue que no se puede ver el paisaje y que se llegan a unas horas horribles (04.00-6:00 am). Los asientos se reclinan mucho (más que en los aviones) así que se puede dormir relativamente bien (descansar es otra cosa). Otra ventaja: te ahorras una noche de hotel 😉 Esta opción de transporte también se puede usar para hacer el trayecto Phuket-Bangkok pero nosotros la desechamos porque eran muchas horas y el precio comparado con el vuelo no era tan grande.

*Para comparar opciones, precios y horarios os recomiendo la web de 12goasia. Esta opción incluye todo tipo de transporte, aunque los precios pueden ser más caros (o baratos) de lo que encontréis en las estaciones o embarcaderos. Si lo reserváis con 12goasia basta con que llevéis impreso el billete o guardado en el teléfono.

Aquí os dejo un par de consejos para viajar en autobús por el sudeste asiático:

  • Dentro del bus hace un frío infernal (no, no van a quitar el AC) así que recomiendo llevarse un sueter/sudadera o algo de abrigo, así como calcetines! En la mayoría de los buses dan una mantita pero necesitaréis algo más!
  • Recomiendo llevarse algo de comer ya que los lugares donde hacen las paradas no son los ideales para cenar.
  • Siempre dan una botella de agua y a veces un zumo.
  • Si queréis dormir algo os recomiendo llevar: antifaz y tapones para los oidos ya que puede ser que pongan música a todo volumen,una peli o que el que se siente delante o detrás no pare de hablar o, peor, roncar!
  • Si queréis total comodidad llevaros una almohada inflable para dormir mejor, aunque suelen dar una almohada pequeña.

_ALOJAMIENTO_

Tras nuestros viajes a Indonesia y Myanmar ya iba mentalizada de que el alojamiento iba a ser…complicado. Hay muchísimas opciones de alojamiento y para todo tipo de bolsillos. Nosotros no somos mucho de alojarnos en hoteles 5* o gastar mucho en hoteles, así que buscamos algo con las 3B: bueno, bonito y barato. Bueno, mejor dicho: sencillo, decente y económico! Todos los hostales o Guesthouse los reservamos a través de Booking, donde tenemos la opción “nuestros destacados” para ver qué es lo mejor en precio/calidad.

Siempre nos alojamos en habitaciones dobles con baño privado y con aire acondicionado o ventilador. Eran nuestros (bueno, mis) únicos requisitos. No íbamos a alojarnos en lo más cutre, pero tampoco en lo más caro.

Como consejos o curiosidades os comento:

  • No existe plato de ducha en el baño ni cortina (en todo el viaje nunca ví una bañera o un plato de ducha) así que después de ducharse todo el baño queda empapado por lo que recomiendo llevarse chanclas y no asustarse
  • En la mayoría dan una pastilla de jabón y en algunos también un sobre de champú
  • El Wifi en muchos hoteles va bastante regular o sólo funciona en la recepción…paciencia
  • Los desayunos en todos los hoteles suelen consistir en: café, zumo, fruta, tostadas y huevo (frito, revuelto o tortilla), así que no os decidáis por un hotel sólo porque ponga que incluye desayuno!
  • No os fieis mucho de las fotos que aparecen en las webs, muchas de ellas o son muy antiguas o nada tienen que ver con la habitación que os van a dar! Doy fe de ello!

Estos son nuestros hoteles en Tailandia:

CHIANG MAI

Julie Guesthouse – Dirección: Prapokklao Rd Soi 6, Tambon Phra Sing, Amphoe Mueang Chiang Mai, 50200, Tailandia – web

Precio: 260 Baht (7€)/noche. Nos alojamos 3 noches.

La localización es bastante buena ya que se puede ir a muchos lugares caminando, aunque nosotros acabamos alquilando una moto para visitar todo más rápido y cómodo. El personal es joven y amable, y también dan información turística, organizan tours, transportes y alquilan motos. Hay una zona común con mesitas y mesa de billar donde siempre hay mochileros y algo de ambiente. Tienen cocina de 08:30 a 20:30 con un menú a buen precio y bebida disponible casi las 24 horas, ya que siempre hay un chico en la zona de recepción. En cuanto a las habitaciones: HORRIBLE. La cama durísima con sábanas sucias y rotas, el baño sucio, pequeño y viejo…La verdad, aunque el ambiente está genial y la localización es buena, no lo recomendaría ya que en Chiang Mai hay muchas opciones de alojamiento y seguro que se puede encontrar algo mejor.

KOH YAO NOI

Tha Khao Bay View – Dirección: Tambon Ko Yao Noi, Amphoe Ko Yao, Chang Wat Phang-nga 82160, Tailandia – web

Precio: 1.000 Baht (25€)/noche en Bungalow. Nos alojamos 2 noches. El precio en toda la isla es bastante elevado.

El mejor alojamiento de todo el viaje. Aunque está un poco alejado de la zona de ambiente, está situado en una pequeña colina por lo que las vistas desde la zona común y la habitación son espectaculares. Bungalow super completo: cama con mosquitera, mesa, colgadores y baño completo. Dan agua y cosas de baño (champú, gel, cepillo de dientes con pasta, peine y gorro de ducha). El desayuno (buenísimo, el mejor del viaje) está incluído y las vistas son inmejorables. También tienen cocina y el menú tiene precios muy asequibles y la comida es exquisita. El personal (una familia) es súper amable y harán tu estancia una delicia! Un hotel para recomendar 200%!

KOH PHI PHI 

Scenery Guesthouse – Dirección: Moo 7 (Koh Phi Phi) Aonang Muang Krabi, Tambon Ao Nang, Ko Phi Phi, KR 81000, Tailandia

Precio: 800 Baht (21€) /noche. Nos alojamos 3 noches. Los precios varían mucho pero también suelen ser caros (hasta lo más cutre).

En esta isla buscamos algo alejado de la zona de fiesta, pero nunca imaginamos que el alojamiento que reservamos estaría tan lejos! Está de camino al view point, lo que significa que está bastante alejado de la zona de ambiente. Nos dieron una habitación mega simple: una cama. No había ni mesita, ni colgadores, ni estanterías…NADA. Tuvimos que dejar todo por el suelo. El baño diminuto, sin espejo ni donde colgar la toalla (os recuerdo que no hay plato de ducha ni cortina, y los baños son tan pequeños que si dejas la toalla encima del WC se mojará por completo). La cama era tan mala que podías sentir los muelles del colchón. Lo peor de todo: sin agua caliente! Nos dijeron en “recepción” que sólo las habitaciones con A/C tiene agua caliente (!!!!????). No me lo podía creer! Y ese pequeño detalle no estaba escrito en ningún lugar de la reserva o en los comentarios de la gente (!!!!????). De verdad, HORRIBLE!

PHUKET

Lucky Patong Hotel – Dirección: 151/5 Nanai Rd, Patong Kathu, Phuket 83150, Tailandia – web

Precio: 1.200 Baht (31€)/noche. Nos alojamos 1 noche

La localización es bastante mala ya que está alejado de Patong, osea, de la playa donde hay más ambiente (tardamos 25 minutos caminando) pero el hotel como tal es muy bueno. La habitación es excelente: cama muy cómoda, mesitas, mesas, tv, neverita, armario…vamos, un hotel! El baño también muy completo y con utensilios de baño. Si tenéis pensado alquilar moto, os recomiendo este hotel; sino, mejor alojaros más cerca de la playa.

BANGKOK

D&H Hostel – Dirección: Mahannop 3 Alley, Khwaeng Sao Chingcha, Khet Phra Nakhon, Krung Thep Maha Nakhon 10200, Tailandia – web

Precio: 420 Baht (23€)/noche. Nos alojamos 3 noches.

Escogimos este hostal por la localización ya que se encuentra dentro del centro urbano por lo que se llega a muchos lugares caminando, incluída la famosa calle Kaosan Road. La habitación es bastante sencilla pero tiene armario, una pequeña estantería y A/C. El baño es normalito y tiene con agua caliente. Hay habitaciones más baratas pero no me quería arriesgar. El desayuno está incluído pero es bastante pobre: tostadas con mermelada, pastel, fruta y café. No hay nada de salado ni huevos. Es un lugar muy muy tranquilo y con poco ambiente mochilero por lo que si buscáis ambiente éste no es vuestro hostal. Ah, nos dejaron hacer “late check-in” y pudimos dejar las mochilas todo el día antes de irnos al aeropuerto por la tarde, el chico de recepción (un italiano) es muy simpático y amable. Si os conformáis con estas cositas, es un hostal que sí recomendaría.

*Tras este viaje quiero pediros a todos que, si reserváis a través de cualquier web que luego os pida valoraciones, os toméis 5 minutos para rellenarlo. Yo lo hago SIEMPRE (incluso en Google) para que le sirva a la gente que busca alojamiento. Sed sinceros, críticos y tened en cuenta cuántas estrellitas le pone booking al final (a veces pone más aunque vuestra experiencia haya sido mala). Y, si sois vosotros los que buscáis alojamiento, leed SIEMPRE los comentarios y no os fiéis sólo de las estrellitas, de las fotos o de la valoración final! De verdad que lo agradeceréis. Si sois aplicados, también podéis hacer esto con los restaurantes y valorarlo en Google Maps 😉

_CONSEJOS_

*CIRCULACIÓN: si tenéis pensado alquilar moto o coche tened ojo porque en Tailandia se circula por la izquierda! Cuesta acostumbrarse un poco pero se le coge rápido el truquillo. Eso sí, cuidado con las rotondas!

*MOTO: si decidís alquilar una moto (tipo scooter) tienes que saber llevarla bien, llevarla con seguridad y tener mucho cuidado. La gente conduce como loca y adelantan por donde quieren. Los cruces son un lío (en muchos no hay semáforos) por lo que recomiendo decisión y, si se duda, ponerse al lado de una moto local y cruzar cuando cruce ésta. El tráfico puede ser tan caótico que las motos adelantan como pueden. En Tailandia sólo alquilamos moto en Chiang Mai porque en Bangkok hay tanto caos y tráfico que preferimos no jugárnosla (a pesar de nuestra bendida experiencia conduciendo por estos lares). En cuanto a las islas: alquilamos moto en Koh Yao Noi (y la llevamos a Koh Yao Yai, ya os contaré), pero no en Koh Phi Phi ya que no es posible porque no hay ni carretera. En Phuket íbamos a estar sólo 1 día así que decidimos no alquilar nada y caminar.

*CRUCES PEATONALES: vale, esto parece una tontería pero cuando estás allí es importante: decisión. No existen los pasos de cebra (y, si los hay, los ignoran) por lo que si queréis cruzar una calle (de varios carriles en ambos sentidos) cruzad decididos aunque os quedéis en medio de dos carriles! A una de malas, poneos al lado de un local que cruce en el mismo sentido y seguidle (aunque a veces ellos daban más miedo que los turistas!). Esto me causó mucho estrés en Bangkok…Dios, qué caos!

*GPS:  lo he comentado en otros post pero para orientarse en moto (o a pie por la ciudad) siempre recomiendo un móvil con Google Maps. Para usar GMaps no se necesita internet, sólo hace falta cargar el mapa de la ciudad cuando tengas internet (haz zoom en las calles y los recorridos que quieras para que el mapa completo se guarde en el teléfono). No calcula rutas pero activando la opción de “localización” (para la que tampoco se necesita internet) el teléfono te localizará (el puntito azul de google) y con eso sabrás donde estás y dirigirte a donde quieras ir. Otra variante que funciona igual que GoogleMaps es Maps.Me. Leed en consejos de viaje todas mis recomendaciones acerca de este tema!

*VESTIMENTA: así como en nuestro país nos gusta que respeten nuestra cultura y tradiciones, debemos de hacer lo mismo cuando viajamos. En este viaje vamos a visitar muchos templos y lugares sagrados, y la vestimenta es algo que tenemos que tener en cuenta y respetar: hay que llevar pantalones o falda por debajo de las rodillas, así como cubrirnos los hombros y no llevar escote. Antes de entrar a un templo veréis carteles donde ponga que os tenéis que quitar los zapatos, así que os recomiendo llevar chanclas si vais a pasar un día entero visitando templos. Puede que no haya gente controlando pero, por educación y respeto, seguid las normas. En muchas ciudades hará mucho calor, es por eso que podéis llevar pantalón corto y, cuando vayáis a entrar en un templo, poneros un pareo (hasta los tobillos) por encima. Lo mismo con las camisetas: puedes llevar una de tirantes cuando vayas a entrar en el templo ponerte una de manga corta (sin escote) o un pareo. Ah, en el Gran Palacio de Bangkok son mega estrictos. A Fernando no le dejaron entrar con bermudas que eran por debajo de las rodillas, tenía que ser hasta los tobillo! Allí mismo se pueden alquilar pantalones o directamente comprar unos bombachos de chico en los puestos que hay en los alrededores o en el puerto.

*COMPORTAMIENTO: En Tailandia está muy mal visto apuntar con el pie hacia otra persona (y más si es una figura de Buda) así como tocar a los niños en la cabeza (curioso no?). Y para saludar y dar las gracias debes de juntar las manos a la altura de la barbilla y agachar la cabeza hacia delante. Os reto a intenta hacerlo después de que te den el cambio de tu compra y cargando las bolsas…jajaja.

*NIÑOS: en muchos lugares turísticos veréis a muchos niños pidiendo o haciendo cosas para que les déis dinero. En uno de los aeropuertos leí un anuncio donde pedían que no se le dira dinero a los niños ya que, de hacerlo, pensarán que podrán ganarse la vida así y no irán a la escuela. Lo mejor es no darles nada, sonreirles y seguir tu camino. Por otra parte, también pedían no hacerle fotos a los niños ya que, como bien dice el anuncio, no son objetos ni son monos de feria. Yo siempre que hago fotos a niños intento que no se les vea la cara o pedirle permiso a los padres. También les daba caramelos que llevaba encima pero en una de las entradas a un templo leí que no se les debía de dar por el mismo motivo que el anterior, aunque un turista me dijo que era por que le podían salir caries y, evidentemente, los dentistas son muy caros y las familias no pueden pagar empaste.  Por lo visto este es un tema bastante controversial en todo el sudeste asiático así que pensadlo dos veces si os veis en alguna de estas situaciones.

_CURIOSIDADES_

*CAFÉ: Si te gusta disfrutar de un buen café lo vas a tener difícil por estos lares. El café que os ofrecerán en la mayoría de lugares (incluyendo hostales) es Nescafé. A no ser que vayáis a un Starbucks o a un restaurante con buena cafetera (los vimos en Koh Phi Phi) no vais a encontrar un café muy decente. Y lo más probable es que os den leche en polvo o, en el mejor de los casos, un chupito de leche (literal lo sirven en vaso de chupito!) o te lo sirvan con leche condensada (muy usado en esta región por la falta de neveras, sobre todo en Laos).

*IDIOMA: siempre que viajamos nos gusta saber un par de palabras en el idioma local para “acercarnos” un poco más a ellos y mostrarles simpatía. En tailandés hay que declinar las palabras según si lo dice una mujer o un hombre. Para decir “Hola” se dice: “sawatdii ka” (las mujeres) y “sawatdii kap” (los hombres). Para decir “gracias” es: “kapkun ka” (mujeres) y “kapkun kap” (hombres).

*EL REY: los tailandeses adoran a la monarquía (aparte de a Buda) por lo que hay que mostrar el mismo respeto hacia ésta. A las 08:00 y a las 18:00 suena el himno por los altavoces de determinados lugares, y veréis cómo la gente se para (de verdad, como si los congelaran) mientras suena el himno (que dura unos 30 seg.) y luego siguen su camino. Esto sólo me tocó vivirlo en Bangkok cuando pasaba a las 18:00 por un lugar oficial y es realmente brutal ver cómo todos se parad de repente – y tú haces lo mismo por el shock, jaja. Dicen que en los cines suena antes de ver la película y que todo el mundo se pone de pie pero no me tocó vivirlo. Aún así me pareció súper interesante verlo en vivo! Ah, otra curiosidad es que veréis imágenes del Rey colgadas por doquier, o incluso cuadros puestos sobre caballetes – una locura.

*7Eleven: cualquier ciudad Tailandesa (hasta la isla más remota como pueden ser las Koh Yao) encontraréis un 7Eleven (o más de uno). Así que si en cualquier momento necesitáis agua, galletas, un sandwich o simplemente un poco de aire acondicionado dad la vuelta a la siguiente esquina y encontraréis un 7Eleven. Nosotros lo hemos usado bastante y viene muy bien para hacer un picnic en la playa o un día en longtailboat! En las neveras encontraréis comida preparada y al lado del café suelen haber hot-dogs y comida asiática caliente.

*AGUA: como en la mayoría del sudeste asiático el agua del grifo NO es potable así que tendréis que estar constantemente comprando botellas de agua. En el 7Eleven es barata pero si queréis ahorrar de verdad informaros de qué lugares tienen refill, ya que por menos de 0,05€ podéis rellenar una botella de 0,5L, aunque para lo que cuestan las botellas de agua a no ser que sea por reducir el consumo de plástico, ni me molestaría con el tema del refill. Ah, mi recomendación es que bebáis MUCHA agua para evitar dolor de cabeza y deshidratación.

*PLÁSTICO: los tailandeses usan plástico absolutamente para todo. Ponen comida en bolsas, los zumos en vasos de plástico con tapa de plástico, pajita de plástico y bolsa de plástico! Dan bolsita para TODO…hasta para un caramelo! Nosotros intentamos minimizar el consumo de plástico evitando las tapas, las bolsas (mejor llevarlo en la mochila), los envases y las pajitas en la bebida. El planeta te lo agracederá! 😉

*DESCALZARSE: y no hablo de quitarse los zapatos antes de entrar en un templo, sino también de descalzarse en la puerta de un hostal, una agencia de turismo o una casa tailandesa. Es brutal la obsesión en estos países (incluyo Laos y Camboya) por descalzarse. Lo consideran algo religioso y sagrado así que porfavor, sigue el ejemplo en aquellos lugares donde esté indicado o donde haya zapatos en la entrada.

*BUCKET: si lo que buscas es fiesta en Tailandia no olvides esta palabra. Se trata literalmente de un cubo donde venden una botella pequeña de alcohol (vodka, ron, gin…) junto con dos o tres latas de refresco para mezclar. En la calle los venden tal cual con las botellas, mientras que en algunos bares te lo darán mezclado. Mi consejo es que pidas que te den las botellas para mezclarlo tú mismo ya que nunca sabes qué le han podido meter. En muchos lugares encontraréis 2×1 en buckets que suelen rondar los 300-500 Baht (7,5€-13€).

*PING-PONG SHOW: y siguiendo con el tema fiesta: no, no es un show de dos personas jugando ping pong; es más bien un show sexual que involucra mujeres y pelotas de ping pong…el resto lo dejo a vuestra imaginación! En Bangkok, Phuket y Koh Phi Phi os ofrecerán este tipo de show en las calles donde está la fiesta.

_PRECIOS_

Tailandia me resultó el país más caro de todos los países que llevamos visitados del sudeste asiático. La diferencia no es extrema, pero sí lo suficiente como, por ejemplo, comprar souvenirs en Laos o ahorrar en alojamiento. La entrada a templos así como los precios de algunos tours me parecieron desorbitados. Os lo contaré poco a poco pero os avanzo estos datos:

  • Plato de comida asíatica: 80-200 Baht
  • Plato de comida occidental: 150 – 250 Baht
  • Cerveza: 80-100 Baht
  • Coca-cola: 30-40 Baht
  • Fruit Shake: 60-100 Baht
  • Entradas a templos: 50-200 Baht (menos el Grand Palace de Bangkok, que son 500 Baht)
  • Tours: depende del lugar, pero entre 500-1200Baht por persona
  • Fees: Koh Phi Phi son 20 Baht mientras que Maya Bay son 400 Baht, un robo!

Estos precios son orientativos ya que depende mucho del restaurante donde comamos (si es puesto callejero, un restaurante local o un restaurante “de mantel”).

_GASTRONOMÍA_

La comida tailandesa (como en otros países del sudeste asiático) se basa en el arroz, los noodle (tallarines), la carne (pollo, ternera), mariscos (generalmente langostinos, calamares o sepia) y verdura. En Tailandia abundan también las sopas, los curries y platos más elaborados. Los precios son muy variados pero todos son muy baratos y asequibles. Aquí os dejo una lista de los platos más conocidos (y buenísimos) que tenéis que probar:

– Pad Thai: plato tailandés por excelencia. Son noodle fritos, con un huevo hecho tortilla, brotes de soja, cebolla, verduras y pollo/ternera/gambas al que se le añade cacahuetes, chili, lima y azúcar. Lo del azúcar nunca lo entendí, y lo del chili es opcional. Si pides este plato para llevar, te darán sobres son los condimentos…qué apañados, oye! 😉

– Tom Yum Goong: sopa picante de gambas. Es otro plato muy famoso que consiste en una sopa (roja) de gambas, tomate, champiñones, lemongrass, cebolla, chile y lima…pero ojo que pica!

– Gaeng Daeng: curry rojo. Uno de mis platos favoritos! Curry con verduras y pollo. El arroz puede que haya que pedirlo aparte.

– Gaeng Keow Wan Gai: curry verde. Otro curry pero a base de leche de coco pero que pica!

– Massaman: curry con coco no picante. Otro curry que me encantó!

– Khao Pad Goong: el típico arroz frito. Otro plato típico del sudeste asiático es el arroz salteado con verduras, cebolla, brotes de soja y pollo/ternera/gambas… 

– Som Tam Thai: ensalada de papaya. Si quieres algo más ligero, pide esta ensalada a base de papaya, lechuga, tomates y cacahuetes.

– Mango Sticky Rice: literal, arroz con mango. Por si no hay suficientes platos con arroz….este es el postre tailandés por excelencia! Se trata de un arroz glutinoso (y pegaoso) con leche de coco y trozos de mango aparte. Los encontrarás en muchos puestos callejeros para llevar!

– Pancake: crepe de toda la vida. Y aquí vuelve a dolerme el estómago….y es que resulta que tras una sobredosis de banana pancake ahora no puedo ni verlos :S Son crepes de toda la vida pero hechos en una sartén ovalada y con la diferencia de que usan MUCHA mantequilla y aceite. Puedes encontrarlos de muchos sabores: nutella, banana, fresas…y también salados!

En cualquier ciudad tailandesa veréis cientos de puestos callejeros de comida donde locales comen a todas horas. No son lugares muy higiénicos, pero yo recomiendo probarlo al menos 1 vez! Basta con ver que el lugar sea decente y que haya locales comiendo ahí.

Si paseas por la calle verás que en muchos lugares venden pinchos de carne y mariscos, y super baratos! Los hay de pollo, cerdo, ternera, salchica, unasbolasquenosequeson, sepia, calamares, gambas, shurimi… ideal para picar entre horas!

Pero si lo que te gusta es experimentar con la comida….no te pierdas los insectos fritos! Los encontrarás en puestos callejeros nocturos (normalmente en las calles más transitadas de turistas) o en mercados locales. Yo no soy tan aventurera pero hay gente que dice que saben a pollo! jajaja. Podemos encontrar: gusanos, cucarachas, escarabajos, escorpiones…y hasta serpientes!

En cuanto a las BEBIDAS:

En todo el sudeste asiático abundan los zumos recién exprimidos y los batidos (y smoothies), muy fresquitos y sabrosos. Los hay de muchos sabores: mango, papaya, banana, fresa, melón, aguacate (aunque de este encontramos muchos menos en Tailandia que en nuestra querida Indonesia). Mi consejo si pedís un Fruit Shake es decir que lo queréis sin azúcar (le ponen mucha azúcar y leche condensada), así os sabrá mucho mejor! 😉

Si lo que os gusta es la cerveza podéis encontrar varias marcas: Chang, Leo, Tiger… a mí todas me saben similar! Si queréis comprarla barata para tomarla por la calle o en la playa, podéis ir a cualquier 7 Eleven a cualquier hora (nunca nos pusieron problemas por la noche!).

En cada destino os iré contando a qué restaurantes hemos ido (buenos y malos) y cuáles son mis recomendaciones.

_QUÉ HACER/VISITAR_

*CHIANG MAI

Fue nuestra primera toma de contacto con Tailandia y nos encantó. Es una ciudad que tiene muy buen tamaño, tiene mucha diversidad de cosas que hacer y muchos planes alternativos! En Chiang Mai visitamos varios templos, alquilamos moto para subir a Doi Suthep, compramos en el Mercado, nos paseamos por los night markets y hasta me hice un masaje tailandés!

A Chiang Mai llegamos desde Bangkok en un VIP-Night Bus, pasamos 3 días con sus 3 noches y luego volamos a Luang Prabang (Laos). La verdad, fueron la cantidad de días perfectos!

*KOH YAOI NOI – KOH YAO YAI

Planeando el viaje no estaba segura de cuál de las dos islas visitar pero como decían que Koh Yao Noi estaba más desarollada (y tampoco queríamos aislarnos del mundo) decidimos alojarnos en Koh Yao Noi. Alquilamos una moto en el mismo embarcadero y el primer día lo dedicamos a recorrerlo en moto. La isla no es muy grande (al menos la parte que se puede visitar) así que nos hicimos una muy buena idea de cuáles eran los mejores sitios y playas. El segundo día decidimos ir a Koh Yao Yai en lancha (con la moto) y recorrerla también. La verdad es que nos gustó mucho más que Koh Yao Noi y, al contrario de lo que leí en internet, no está para nada poco desarrollada! Hay playas preciosas, atardeceres de ensueño, tiendas de todo tipo y, aunque el alojamiento es más caro, hay bastantes para todo tipo de gustos y colores!

A Koh Yao Noi llegamos desde Phuket en Ferry y pasamos 2 días anteros con sus 2 noches. De haber tenido más días creo que me hubiera quedado un día más para aprovechar las playas y hacer algo de senderismo, buceo o pasear.

*KOH PHI PHI

Este es un lugar imprescindible si vienes a Tailandia y tienes tiempo para visitar las islas del Sur. A pesar de estar masificado y de la cantidad desorbitada de turismo que encontraréis, los paisajes de playas de ensueño al lado de acantidaldos con peñones al fondo …hay que verlos! Si te gusta la fiesta este es tu lugar; y si eres más tranquilo, también! Sea cuál sea tu plan, aquí podrás encontrar actividades de todo tipo. El tour para visitar Maya Bay (donde se rodó la película “La Playa”, de Leonardo Di Caprio) es opcional, pero también recomendable.

A Koh Phi Phi llegamos desde Koh Yao Noi en Ferry y pasamos 3 días enteros con sus 3 noches. Ya que hay poco plan en esta isla (a no ser que vengas para salir de fiesta), los 3 días me parecieron suficientes.

*PHUKET

Este es el único lugar que diría que es totalmente prescindible. Hicimos parada en Phuket poque es el puerto para ir y venir de las islas, y porque luego volábamos a Bangkok. Pero si no es tu caso, no pierdas días en Phuket. Las playas no son bonitas, las cosas que hay que visitar están MUY alejadas unas de otras y si quieres fiesta, la puedes encontrar en Koh Phi Phi o en Bangkok.

A phuket llegamos en un vuelo desde Siem Reap (Camboya), visitamos las islas y luego volamos a Bangkok. Por suerte sólo estuvimos 1 día y medio y 1 noche!

*BANGKOK

El Ying y el Yang, la ciudad que me dejó un sabor agridulce. Bangkok suele ser el puerto de entrada y salida para visitar Tailandia, así que hacer una parada aquí es casi un deber. Es una ciudad que tiene mucho que ofrecer: templos, centros comerciales, paseos en barco por el río, monumentos, fiesta…pero su enorme tamaño, su caos, su constante bullicio, su tráfico interminable y su olor a comida y contaminación hacen la visita de esta ciudad un poco agotadora.

En Bangkok estuvimos 3 días y 2 noches. El día que aterrizamos desde Europa tuvimos casi un día entero para visitarlo, y luego dos y medio antes de coger el vuelo de regreso a casa. A pesar del sabor agridulce recomiendo quedarse mínimo 3-4 días ya que la ciudad es realmente enorme y se suele tardar mucho en ir de un sitio a otro. Si además quieres pasar un día visitando Ayutthaya, súmale un día completo.

Espero que esta pequeña introducción os haya servido para ir preparando vuestra ruta! En el siguiente post os detallo cada uno de los destinos. Estos serán los enlaces:

+ Chiang Mai – mercaditos, templos, excursiones a Chiang Rai y al Monte Doi Suthep la ciudad perfecta que lo tiene todo!

Koh Yao Noi y Koh Yao Yai – 2 días de relax explorando islas sin apenas turismo

Koh Phi Phi – paisajes impresionantes, fiestas en la playa y algo de relax

+ Phuket – puerto de partida para llegar a las Koh Phi Phi

+ Bangkok – templos, centros comerciales, paseos, caos…pura vida tailandesa!

tailandia-laos-camboya

ruta por tailandia-laos-camboya

Estas Navidades hemos decidido no pasar nuestras vacaciones ni en España ni en México, sino haciendo lo que más nos gusta: viajar. Este año hemos conseguido acumular 1 mesecito de vacaciones (y la paciencia de mi jefe) así que era el momento idea para hacer un viaje grande, de esos que nos gustan a nosotros. En un principio nos íbamos a limitar a Tailandia y Laos o Camboya, pero nos conseguimos organizar para poder visitar los 3 países en 4 semanas. Quizás un poco-demasiado, pero somos culos inquietos, qué le vamos a hacer! He de confesar que el destino Tailandia es el que menos me seducía, peeeero….retiro lo dicho porque es un país increíble!

_PREPARATIVOS_

Creo que éste ha sido, con diferencia, el viaje que más me ha costado planear. En un principio pensamos en ir sobre la marcha como hicimos en las 2 semanas y media en Myanmar (reservar vuelos internacionales, primera noche de hotel y listo) pero al decidir volar entre países en vez de coger autobuses o trenes, nos empezó a limitar el ser flexibles. Luego empezamos a mirar el alojamiento y vimos que, por ser Diciembre (y Navidad), los mejores alojamientos calidad/precio se estaban agotando…así que no lo pensamos dos veces y decidimos comprar los vuelos internos (que también estaban subiendo de precio) y reservar el alojamiento (siempre con posibilidad de cancelación gratuita). Los buses, ferries y demás lo compramos todo sobre la marcha. Por suerte el viaje resultó ser un éxito y, aunque hubo un día que hubiera cambiado, el resto fue todo según lo planeado!

Los que me leéis sabéis que no soy muy fan de la Lonely Planet así que empecé a indagar en blogs de viajeros y empecé a elaborar mi propía guía, la ruta, calculando los tiempos y precios, etc…Para este tipo de viajes me parece muy importante tener una cierta noción de los precios en el transporte, qué vamos a visitar, cómo vamos a llegar a los lugares…ya que esta información previa nos va a ahorrar un tiempo muy valioso durante nuestro viaje.

Aquí os dejo un par de consejos para preparar y planear bien vuestro viaje a Tailandia, Laos y Camboya.

*SEGURO MÉDICO: Como ya os he comentado en consejos de viaje tengo un seguro anual con Alliance, peeero…cuál es mi sorpresa cuando, pocos días antes de viajar, descubro que mi seguro alemán (Technische Krankenkasse – TKK, por si alguno también lo tiene con ellos) también cubre viajes de hasta 8 semanas! Así que me fui de viaje con doble seguro y cancelé el de Alliance! ole y ole!

*VACUNAS: Para viajar a muchos países del sudeste asiático sólo es obligatoria la vacuna de la fiebre amarilla si se viene de un país con riesgo de transmisión de esta enfermedad o si has hecho una escala de más de 12 horas en un aeropuerto con riesgo de transmisión. Como nosotros venimos de la benidita y segura  Alemania no nos vacunamos de nada, aunque lo mejor es que os informéis bien con vuestro médico de cabecera o Centro de Vacunación Exterior o pedir asesoramiento a vuestro médico de cabecera. A pesar de haber riesgo de malaria en este tipo de viajes, dicen que en las zonas turístimas el riesgo es mínimo en comparación con cómo te puede sentar el medicamento contra la malaria (el famoso Malarone). Nosotros no nos lo tomamos, pero no significa que tengáis que seguir nuestro ejemplo! Como digo, mejo consultad con vuestro  médico de cabecera.

*VISADOS: El tema de los visados fue fácil: Tailandia no necesita visado para ciudadanos de la Unión Europea y tanto Laos como Camboya tienen “visa on arrival“, por lo que no había que hacer ningún trámite previo. Para el visado en Laos y Camboya es necesario llevar 1 foto carnet (por país/visado) y pagar las tasas corrrspondientes en dólares americanos. Si no lleváis foto carnet os cobrarán 5$ y, si no tenéis dólares y pagáis en moneda local (que dudo que tengáis), os harán un cambio de divisa muy malo. Es por esto que os recomiendo cambiar dólares en Europa antes de salir de viaje, ya que siempre os vendrán bien para un cambio de moneda. Durante el viaje me enteré de que el visado de Camboya se puede hacer previamente on-line y, aunque no he indagado mucho más en el tema, os recomendaría echarle un vistazo a esta web para ahorraros colas. Os cuento un poco más sobre este tema en cada uno de los destinos que postearé más adelante.

_RUTA_

Tras 4 intentos de tablas de excel y muchas rutas alternativas, el viaje fue el siguiente:

  • Múnich – Bangkok – vuelo con Air China (escala en Beijing)
  • Bangkok – Chiang Mai –  VIP night bus con Mekong Express
  • Chiang Mai – Luang Prabang (Laos) – vuelo con Lao Airlines
  • Luang Prabang – Vang Vieng – Van compartida
  • Van Vieng – Vientiane – Van compartida
  • Vientiane – Nom Pen (Camboya) – vuelo con Lao Airlines
  • Nom Pen – Sihaonukville – Van compartida
  • Sihaonukville – Koh Rong – Speed Boat
  • Koh Rong – Sihaonukville – Speed Boat
  • Sihaonukville – Siem Reap – vuelo con Cambodia Ankor Air
  • Siem Reap – Phuket – vuelo con Air Asia
  • Phuket – Koh Yao Noi – Speed Boat
  • Koh Yao Noi – Koh Phi Phi – Ferry
  • Koh Phi Phi – Phuket – Ferry
  • Phuket – Bangkok – vuelo con Thai Lion Air
  • Bangkok – Múnich – vuelo con Air China (escala en Beijing y un restraso total de 17 horas)

Para poder planear bien la ruta y luego tenerlo todo siempre a mano creé un Google Sheets en Google Drive y luego lo configuré para que estuviera disponible off-line. Aquí os dejo una pequeña plantilla con la info general que me parecía útil (horas, destinos, plan del día, precios orientativos…) para que veáis la estructura. Si creéis que os pueda ser útil, podéis contactarme y os la mandaré por e-mail.

Si pensáis cruzar fronteras entre países por tierra pensadlo dos veces y aseguráos que lo hacéis con una empresa que sea de fiar. Sé de primera mano de un amigo que iba en un autobús con más personas desde Tailandia a Camboya; el conductor del autobús paró a 30km de la frontera y allí se encontraron con policía (corrupta) que les pedía a cada pasajero 200$ para tramitar el visado (que en reallidad cuesta 30$). De no pagar dicha cantidad (o no tener el visado), les dejarían allí mismo, en mitad de la nada. No sé qué tan a menudo pase esto, pero os recomiendo pensar en los pros y contras de ir en bus (y las horas que se tardan), en comparación con un vuelo.

Como veréis más adelante nos quedó una ruta muy intensa pero hemos exprimido cada día y momento y, aunque nos hayan quedado cosas por visitar y explorar, nos hemos hecho una idea de cómo son estos 3 países y hemos reafirmado que somos super fans del sudeste asiático!

_EQUIPAJE_

Así como a Myanmar y a Indonesia llevamos maletas (yo me arrepentí en Indonesia pero no tanto en Myanmar), esta vez decidimos llevar lo imprescindible y llevar nuestras mochilas a cuestas. Esto nos permitiría no tener que facturar, tener nuestras cosas siempre a mano, no tener que arrastrar la maleta por calles sin asfaltar y, sobre todo, cargar con menos “por si acasos”. Lo único malo es que todos los líquidos teníamos que llevarlos en botes pequeños, pero bueno, también ahorras en espacio! Ah, y ojo porque tampoco se pueden llevar tijeras ni objetos punzantes! Durante el viaje vimos muchísimos mochileros pero también gente con maletones que no podían ni moverlos.

En el post “equipaje mochilero” os cuento un poco más sobre este tema!

Listos para preparar vuestro viaje? Aquí encontraréis los enlaces con la información práctica de cada destino:

  • Tailandia: Chiang Mai (y excursión a Chiang Rai) – Koh Phi Phi – Koh Yao Noi – Phuket – Bangkok
  • Camboya: Siem Reap (y los Templos de Angkor) – Koh Rong
  • Laos: Luang Prabang – Vang Vieng – Vientiane

equipaje mochilero

equipaje mochilero

Soy una de esas chicas que prefiere las mochilas a los bolsos. Las mochilas (eso sí, no deportivas sino “casuales”) me parecen el accesorio más práctico del planeta y siempre he sido fan incondicional de ellas así que, cuando viajo, no va a ser menos! La mochila me acompañó durante mi interrail, el Camino de Santiago (bueno, medio…esta es otra historia), excursiones de fin de semana y viajes a muchos lugares de Europa. Sin embargo, cuando los viajes empezaron a durar 2 o 3 semanas y los destinos no eran de tanto trasiego, cambié mi mochila por la maleta.

Peeeero, tras nuestro viaje de 1 mes por Tailandia-Laos-Camboya me vuelvo a considerar fan de las mochilas para viajar. Para un viaje con tantos trayectos en bus, van, vuelos, barcos, tuk-tuk y caminatas, creo que es fundamental llevar mochila y no maleta. Durante este viaje hemos visto a mucha gente sufriendo con las maletas (sobre todo en las islas, donde el embarcadero apenas existe y tampoco el asfalto). También vimos a muchas chicas cargando mochilas enormes (de unos 60 o 70L) que ni ellas mismas podían cargar. Supongo que no es lo mismo un viaje como el nuestro donde sólo necesitamos ropa de verano, a uno en el que se combinan trekkings o lugares donde hace frío pero sea lo que sea, siempre hay que minimizar lo que metamos en la mochila. Mi consejo: sólo hay que llevar lo imprescindible y NO hay que llevar mochilas de más de 60 litros. Este post va sobre mis consejos personales a la hora de comprar una mochila y qué meter en ella.

(nuestro equipaje! teniendo en cuenta que llevábamos puesto lo que más ocupa y más abriga)

_Tipo de mochila_

Yo ya tenía una mochila de 40 litros de Decathlon (la de la izquierda) pero la de Fernando estaba en México, así que tuvimos que comprar una. Fuimos a varias tiendas de deportes y las mochilas que vimos allí, aparte de carísimas, eran monstruosas y muy aparatosas. La elección de mochila depende del tipo de viaje: camping, trekking, viaje, etc… Como nosotros no íbamos a cargar las mochilas durante horas y horas y tampoco íbamos a subir el Kilimanjaro, decidimos que no necesitábamos algo extremadamente cómodo ni reforzado, así que fuimos a Decathlon y encontramos la perfecta: la Forclaz de 60 Litros marca Quechua (la de la derecha). La mia de 40L al lado de la de 60L parece muy pequeña pero creedme que cabe más de lo que te imaginas!

Sea cual sea vuestro caso estas son mis recomendaciones para elegir una mochila de viaje:

  • Que no sea de más de 60 litros, ya que meteréis cosas innecesarias
  • Que se pueda abrir tipo “lengua” para poder sacar y meter bien las cosas por arriba Y por abajo
  • Que tenga bolsillos laterales para tener determinadas cosas a mano
  • Que tenga rejilla en los laterales para meter agua o tener cosas más a mano
  • Que se le pueda meter un saco de dormir en la parte de arriba para no ocupar espacio dentro
  • Las correas de compresión son imprescindibles para compactar la mochila y cargarla mejor a la espalda
  • Un poco de refuerzo en la espalda y acolchado
  • Hasta incluiría el pequeño bolsillo que lleva en el “cinturón” para meter llaves, cámara o monedas.
  • Que no tenga excesivas correas ya que estobarán mucho durante los trayectos
  • Optaría por comprar una mochila de color fuerte para poder identificarla facilmente

La mía es también una Foclaz de Quechua pero de 40 Litros y un modelo anterior que además se le podía poner candado por lo que las cosas de valor las metíamos en la mía. Una vez compres la mochila que más se aproxime a tus necesidades cárgala un poco y pruébala. Ajústala bien a tu cuerpo, ata bien las correas y cerciórate de que te es cómoda. Si es así, perfecto! Ah, recuerda que la mochila debe cargarla la cadera, no los hombros! Así que colócala bien alta ajustando las correas superiores!

_¿Qué meto en la mochila?_

Como antes he dicho, mete sólo lo imprescindible. Da igual que vayas 2, 4, 8 o 12 semanas, en todos los lugares hay lavanderías o se puede lavar a mano. Créeme que te arrepentirás de llevar “por si acasos”!

Para nuestro viaje al sudeste asiático nos llevamos:

  • 2 pantalones cortos
  • 2 pantalones largos finos tipo bombachos (o compras allí)
  • 1 pantalón largo para los traslados
  • 4-5 camisetas de tirantes
  • 4-5 camisetas de manga corta
  • 2 camisetas de manga larga
  • ropa interior (no abusar porque se lava muy fácil a mano)
  • 2 bikinis/bañadores si vamos a zona de playa
  • zapatillas de deporte para hacer senderismo o para traslados
  • bambas o zapatillas ligeras
  • chanclas para la playa (o/y unos escarpines) – en Tailandia encontré estas hawaianas super prácticas!
  • dos toallas de microfibra de Decathlon que apenas ocupan espacio y las hay en muchos tamaños.
  • impermeable o cortavientos: apenas ocupa espacio y lo agradeceréis si hace viento o si llueve
  • neceser con lo básico – minimiza el uso del maquillaje!
  • sombrero / gafas de sol
  • cámara de fotos / cámara acuática / tablet + cargadores y adaptadores
  • toallitas de bebé, desmaquillantes y varios paquetes de kleenex
  • antifaz y tapones para poder dormir en el avión, buses y si os alojáis en  dormitorios comunes
  • documentación: pasaportes, fotos carnet (para visados), tarjetas de crédito, dinero, reservas de alojamiento…
  • botiquín: paracetamol, algo para el constipado, aspirina, antidiarreico, betadine, tiritas…
  • líquidos: gel, champú, suavizante, crema solar, crema aftersun/hidratante, antimosquitos, desinfectante, colonia – todo en envases de 100ml si no vais a facturar! *en los hostales suelen dar una pastilla pequeñita de jabón pero pocas veces nos dieron champú.

La mochila también la uso para viajes cortos o de fin de semana, pero si vas a viajar a un país donde es invierno, no sé si te cabrá todo ya que tendrías que añadir ropa de invierno y zapatos que ocupa mucho  más…pero todo es intentarlo! 😉 Créeme, las mochilas dan mucho de sí!!

_Accesorios_

Para cualquier viaje que hago siempre llevo, aparte de la mochila grande, estos accesorios:

Mochila de diario: aparte de las mochilas grandes cada uno llevábamos una mochila pequeña para el día a día donde metemos la cámara de fotos, agua, monedero, gafas de sol, crema solar, etc… También venden unas mochilas en Decathlon de 10 y 20 Litros que vimos que mucha gente llevaba, aunque no me parecieron especialmete prácticas. Aquí lo importante es que tenga varios bolsillos pequeños con cremallera para tener cosas a mano, bolsillo interior para meter móvil, monedero, llaves, etc y rejilla exterior para la botella de agua.

Portadocumentos: me considero fan incondicional de este accesorio cuando hago viajes largos. En Amazon podéis encontrar este pequeño estuche con muchos compartimentos para pasaportes, dinero, tarjetas de embarque, etc.. El bolsillo exterior es fundamental para las muchas veces que hay que presentar el pasaporte en el aeropuerto, y el bolsillo con cremallera en el interior para guardarlos cuando hayáis llegado al destino así como para guardar dinero. Tiene muchos bolsillos pequeños para guardar tarjetas y también tiene lugar para guardar bolígrafo! 🙂

Bolsita para cargadores: es muy recomendable llevar todos los cargadores (teléfono, tablet, cámaras de fotos, baterías extra, etc) y adaptadores juntos, así como tarjetas de memoria y otros accesorios electrónicos.

Monederos: como ya os comenté en consejos de viaje yo siempre llevo varios monederos para repartir el dinero entre las mochilas. En este viaje por el sudeste asiático donde íbamos a lidiar con varias divisas, me ayudó mucho para no mezclar el dinero de cada país (sobre todo los Euros y los Dólares que íbamos cambiando). En Amazon podéis comprar unos pequeñitos y muy prácticos.

Saco de dormir: nunca he necesitado llevar un saco de dormir, así que a no ser que estéis seguro de que lo vais a necesitar (o vas a acampar) no os lo llevéis porque ocupa mucho espacio (aunque sea fuera de la mochila).

_Consejos_

*Facturar: aunque esto depende de la compañía aérea, normalmente si llevas mochila no te harán facturarla por lo que podrás llevarla contigo abordo. Esto te permitirá tener tus cosas siempre a mano, evitar problemas si perdieran el equipaje y no tener que esperar en la cinta de equipaje. Si decides facturar tu mochila para el vuelo internacional (Europa-Asia) te recomiendo que la envuelvas bien en papel transparente (sí, el mismo que usas para envolver bocadillos o comida para congelar) o pagar para que te la envuelvan en el aeropuerto, ya que pueden romperte la mochila muy facilmente y fastidiarte el viaje antes de empezarlo!

*Candado: muchas mochilas no pueden cerrarse con candado, por lo que podrían robar cualquier cosa de su interior (aunque un ladrón se llevaría la mochila completa). Aún así, yo me sentí más tranquila dejando las cosas de valor en mi mochila que sí se podía cerrar con candado.

*Impermeable: esto puede parecer absurdo, pero sí que ayuda bastante. Nosotros no teníamos ningún impermeable para la mochila (algunas lo traen integrado, las nuestras no) y en uno de los traslados entre islas donde había temporal, dejaron nuestras mochilas en el suelo del barco y, al llegar, toda la ropa estaba empapada. No sé qué tanto hubiera ayudado un impermeable, pero también sirve si llueve así que para el próximo viaje me compraré uno! En Decathlon venden unos muy prácticos y baratos!

¿Y tú? ¿Eres más de maleta o de mochila? ¿Qué más consejos añadirías?