consejos para viajeros novatos

10 consejos para viajeros “novatos”

Este post va dedicado a todos aquellos que no estais acostumbrados a viajar mucho y, por  tanto, habrá un par de cosas que paséis por alto planeando vuestro viaje o incluso cosas que haréis “mal” durante el mismo. Aunque también me he topado con gente que ha viajado bastante y comete alguno de estos “errores”, normalmente pasa porque son gente despistada (sí, va por tí! :p). Pero también va por aquellos viajeros expertos que lo creen saber todo (incluída yo misma) y que a veces se nos olvida repasar. Es por ello que he hecho esta lista (sí, otra lista) de cosas que hay que tener en cuenta tanto cuando planeemos nuestro viaje como cuando estemos en plena inmersión. Allá vamos!

1- LLEVAR EL PASAPORTE EN REGLA

Este es uno de los errores garrafales más comunes entre los que no viajan habitualmente. Conozco más de un caso de personas que, a pocos días de viajar (o incluso el día anterior) se han dado cuenta de que tienen en pasaporte caducado. La gravedad del asunto depende de a dónde viajes, sin embargo hay países que EXIGEN que el pasaporte tenga mínimo una validez de 6 meses. En la web de AENA pordéis encontrar más información dependiendo de vuestra nacionalidad y del destino. Así que, en cuanto elijáis un destino, lo primero que tenéis que hacer es comprobar la caducidad de vuestro pasaporte!

2- ¿NECESITO VISADO?

También me sé de varios casos de gente que no ha investigado bien este tema y, el día antes de volar, se han dado cuenta de que necesita visado para entrar en el país. Esto depende tanto de nuestra nacionalidad como del país al que vayamos a viajar, ya que hay algunos que tienen “visa on arrival” (se paga una tasa de entrada al país cuando se llega al Aeropuerto de destino, como es el caso de Indonesia), visa online o e-visa (como el caso de EEUU o Australia, donde se solicita el visado online, tarda menos de 24 horas y es todo electrónico, al menos para nacionalidades europeas) o incluso países en los que no se necesita visa (como es el caso de México, si no se hace escala en EEUU). Sin embargo, hay otros países (como China) en los que hay que mandar el pasaporte para que te pongan el visado (y esto suele durar varias semanas). Así que es MUY importante informarse de si el país al que vamos a viajar exije visado o no.

3- NO CARGAR LA CÁMARA DE FOTOS O NO VACIAR LA TARJETA DE MEMORIA

Confieso que me ha pasado más de una vez el querer hacer una foto y que me ponga “tarjeta de memoria llena” o que el icono de la batería parpadee porque se está quedando vacía. Por suerte siempre llevo un par de baterías y una tarjeta extra, pero siempre es mejor cerciorarse de que hemos volcado todas las fotos de viajes anteriores en el disco duro (y, por tanto, vaciado la tarjeta de memoria) y, sobre todo, cargar la batería a tope antes de empezar nuestro día!

4- LLEVAR SÓLO 1 TARJETA DE CRÉDITO

Este tema ya lo comenté en los consejos de viaje, pero para temas tan importantes no está de más repetirse: hay que llevar dinero en efectivo encima y, como mínimo, 2 tarjetas de crédito/débito (y con crédito) para sacar dinero en cajeros o poder pagar con tarjeta. Por supuesto, no está de más recordaros que hay que llevarlas en monederos por separado y, a poder ser, en mochilas diferentes.

5- ¿QUÉ METO EN LA MALETA?

Otro error bastante común (y un poco garrafal) es meter de más, de menos o inadecuado en una maleta. Confieso que a mí me ha pasado por ser indecisa así que nunca está de más informarse del clima del país, mirar la previsión meteorológica y, dependiendo de nuestro tipo de viaje, meter “X” o “Y” en la maleta. También informarse de la cultura del país para respetar sus costumbres (a Indonesia me llevé pantalones cortos y allí me tuve que combrar bombachos) y, también muy importante, llevar zapato adecuado: playa=chanclas, montaña=botas, ciudad=zapato cómodo…necesito escarpines? sandalias? Nunca carguemos la maleta de más pero tampoco de menos! Y, si lo que queramos es comprar muchas cosas en el destino…

6- CARGARSE DE SOUVENIRS AL PRINCIPIO DEL VIAJE

…no, no cargarse de compritas ni caprichos justo al principio de un viaje, sobre todo si el viaje tiene escalas y diferentes destinos! Me ha pasado de cargar un regalo para mi madre súper pesado y frágil al comienzo de un viaje con escalas (porque me gustó mucho y porque no sabía si lo iba a volver a encontrar en otro destino) y nunca me pude arrepentir más! Que se lo digan a Fernando…regalo para arriba, regalo para abajo,”cuidado con el regalo que se rompe”,” ojo no nos dejemos el regalo en el armario del hotel”…

7- ¿QUÉ VISITO?

Desde mi punto de vista no hay cosa peor que llegar a un lugar y no tener ni pajorela idea de qué tengo que visitar. Más que nada porque perderemos mucho tiempo una vez lleguemos investigando qué hay que ver,  dónde está, cómo llegar….y, porque si lo planeamos un poco, podremos saber qué estamos visitando y entender mejor la cultura (entre otras cosas). Por supuesto que esto depende del tipo de viaje (aunque igual es que yo soy una maniática de la organización) pero  nunca está de más informarse un poco, al menos, de lo más emblemático del país o de la ciudad. Por otra parte, dejar una ventanita abierta a la improvisación tampoco está mal….

8- VIAJAR EN TEMPORADA ALTA

Comprendo que a veces no nos queda otra opción que viajar en Agosto, en Pascua o en Navidad, pero si podemos evitarlo nos evitaremos también: precios  por las nubes, turistas por doquier, colas eternas, lugares abarrotados….que me lo cuenten a mí y a mi familia en la muralla china en pleno mes de Agosto…socorro! Y eso que no fué el 08.08.2008 (año de los Juegos Olímpicos celebrados en Beijín)!

9- CAER EN LAS “TURISTADAS”

Y no estoy hablando de visitar lo que visita todo el mundo (porque si es famoso, será porque es bonito/interesante/merece la pena) sino que nos vendan cualquier tour pagando una fortuna o subirnos al Sightseeing Tourist Bus en vez de recorrer la ciudad a pie usando el transporte público. Yo he hecho tours porque no quedaba de otra pero, si se puede, hazlo por tu cuenta! 😉

10- ¿QUÉ MONEDA USAN?

Esto puede no ser un error garrafal pero no está de más informarse de qué divisa usan en el país de destino para, al menos, saber a cuánto está el cambio y que no te timen!

 

Como podéis ver, yo he cometido más de un “error de viajero novato” pero, a medida que vamos acumulando experiencia, vamos aprendiendo 🙂 No olvidéis de pasaros por la sección de consejos de viaje si queréis leer más recomendaciones! Y, por supuesto, nunca olvidar la actidud del viajero!

Y tú, ¿qué errores de novato cometes planeando un viaje o durante el mismo? Cuéntamelo!

 

Anuncios

Nominación a los Liebster Awards

Nominación a los Liebster Awards

Mucha gente me pregunta que porqué escribo un blog, que quién me lee, cuánto seguidores tengo y qué me lleva a currarme tanto cada entrada. El curro detrás de este blog se nota en lo detallado de mis entradas, pero nadie se para a pensar la cantidad de horas que hay detrás, el esfuerzo y la “poca” recompensa. Lo que me reconforta y me anima a seguir escribiendo son los comentarios que me dejan los seguidores en cada entrada y, aunque es verdad que la mayoría son de amigos y familiares, se agradecen igualmente! No sé exactamente quién me lee, pero saber que con mi blog ayudo a otros viajeros me basta para seguir escribiendo.

Otra cosa muy reconfortante sobre tener un blog es que de repente te etiqueten en un post de instagram y te enteres de que has sido  nominada para los “Liebster Awards”! Para los que no lo sepan (que seréis la mayoría), os cuento un poco de qué va: estas nominaciones (no hay premios de por medio, ni los necesitamos) se hacen de modo virtual y se adjudica entre bloggeros que recomiendan otros blogs. Básicamente estas nominaciones (y objetivo de los Liebster Awards) consiguen que los blogs se den a conocer y se reconozca el trabajo de los que estamos detrás de ellos. Todos los blogs que he estado mirando que han sido nominados son de blogs de viaje, así que voy a seguir esta cadena, lo que no quiere decir que no siga otros blogs!

Y es por ello que quiero agradecer a The Travelling Scribe la nominación y el apoyo mostrado a pesar de no conocernos personalmente. Alba, autora del blog, es una española expatriada y afincada en Londres que siente la misma pasión por los viajes que yo. También la podéis seguir en Instagram como the.travellingscribe. Un blog muy recomendable que seguro que os pone los dientes largos con sus fotos y entradas! 😉 Muchísimas gracias Alba!

 

Las reglas de los Liebster Awand son bastante simples:

1- Agradecer al blog que te ha nominado incluyendo un link a su blog en tu entrada.

2-Utilizar el icono de los Liebster Award

3-Nominar a entre 5 y 11 blogs que consideres que se merecen el reconocimiento y plantearles un cuestionario de 11 preguntas para saber un poco más sobre ellos

 

Y sin más rodeos, éstas son las RESPUESTAS a las preguntas de Alba:

1)    ¿Cuál es el lugar o experiencia que más te ha gustado y por qué?

La experiencia (y el lugar) que por ahora más me ha gustado fue un trekking de 8 horas que hice en Nueva Zelanda. Soy una persona muy poco deportista y encima tengo problemas en las rodillas por lo que este trekking me parecía una locura. Sin embargo, a medida que ascendíamos los volcanes y veíamos el paisaje a nuestros pies, me aplaudía a mí misma por haberlo conseguido. Somos capaces de más cosas de las que creemos, y cuando lo logramos es la mejor recomensa a nuestro esfuerzo!

2)    ¿Cuál es el viaje de tus sueños y con quién te gustaría ir?

El viaje de mis sueños sería, como no, sería salir por la puerta de mi casa (actualmente Múnich) y empezar a recorrer todos los países que pudiera durante 6 u 8 meses (no sé si aguantaría más tiempo sin mi cama y mi baño!), empezando por Rusia (incluyendo el transiberiano), pasando por Corea, Mongolia, Nepal, Indochina, la Polinesia, cruzando el Pacífico hasta América y acabar haciendo un recorrido por África. A mi lado no podría faltar Fernando, mi compañero de viaje y de vida. Sin él los viajes no serían los mismos!

3)    ¿Has viajado solo/a alguna vez? ¿Cómo ha sido tu experiencia?

Siempre he viajado acompañada así que no, nunca he viajado sola. Mi única experiencia sola fueron 2 días durante el Camino de Santiago, aunque he de decir que el resto de peregrinos eran tan simpáticos que hice amigos muy rápido! Y, la verdad, me gusta mucho viajar acompañada para compartir todas las experiencias con alguien.

4)    ¿Qué viaje te empujó a no parar de descubrir el mundo?

He tenido la suerte de viajar desde muy pequeña porque mis padres son muy viajeros, así que creo que estas ansias de recorrerme el mundo me viene de famillia! Mi padre aún se pone celoso de algún destino al que he ido y él no! :p

5)    ¿Mochila o maleta con ruedas?

Mochila para viajes de campo, maleta para viajes de ciudad y alojamiento base.

6)    Cuéntanos sobre el viaje más loco que hayas hecho por carretera

He hecho bastantes viajes en carretera pero ninguno ha sido un viaje loco. Recuerdo un viaje familiar desde Valencia hasta París del que guardo buen recuerdo a pesar de las infinitas horas que nos pasamos en el coche (y que las carreteras no eran las de ahora!).

7)    ¿Alguna vez has hecho algún deporte de aventura cuándo estabas de viaje? Cuéntanos tu experiencia

Como antes he dicho, no soy nada deportista…así que no soy nada fan de los deportes de aventura! Igual y me animo en el siguiente…nunca se sabe!

8)    ¿Playa o montaña? ¿Por qué?

Viaje a la montaña pasando los últimos días en la playa antes de volver a la realidad =)

9)    Si pudieras elegir un lugar en el que vivir sin preocupaciones, ¿cuál sería?

Tras llevar casi 6 años viviendo en el extranjero, creo que querría volver a Valencia para estar cerca de mi familia y amigos. Buena comida, buen clima, buena gente y buena compañía…¿qué más se puede pedir?

10)  ¿Cuál es la peor momento que has vivido en un viaje?

Sin duda alguna fue en nuestro road-trip por Sicilia: decidimos entrar en el pueblo de Erice con el coche recorriendo sus calles mega estrechas y, cuál es nuestra sorpresa, cuando al llegar al final de una calle no podíamos girar la calle porque el coche era muy largo y las calles muy estrechas. Os juro que en ese momento casi me muero. No había manera posible de sacar el coche de allí, y tampoco de retroceder marcha atrás. Pensé que la única opción era abollar el coche por todos los lados posibles hasta hacerlo pasar o que lo sacaran en helicóptero! Tras 45 minutos de pruebas y pánico pedí ayuda a un grupo de chinos que pasaba por allí para que levantaran la parte de atrás del coche y girarlo sobre las ruedas delanteras para abrir el ángulo y hacer girar el coche. Y FUNCIONÓ! Desde ese día siempre alquilamos coches pequeños y contraratamos el seguro a todo riesgo!

11)  ¿Por qué te decidiste a escribir un blog y cómo te organizas para escribir el contenido?

Desde pequeña he llevado siempre un diario de viaje conmigo apuntando todo lo que hacíamos y sigo teniendo esa vieja costumbre, así que tras mi viaje a Indonesia (e inspirada por otros blogs que me encantaron) pensé que por qué me iba a guardar todas esas experiencias que escribía en mis diarios para mí sola…mejor los compartía! Y así empezé mi blog. En estos cuadernos de viaje voy apuntando notas que me ayudarán a escribir mis entradas y una vez en cada lo estructuro todo para ayudar a los futuros viajeros!

 

Bueno, tras conocerme un poquito más, estos son mis NOMINADOS:

Universal Traveller

My Expat World

Mochila y GPS

Ruta Itinerante

Con chupete y mochila

La cosmopolilla

Viajando desde casa

Juntos viajando

 

Y ahora, mis PREGUNTAS para los nominados:

1- ¿Cuál es el país o la ciudad que más te ha sorprendido?

2- ¿Quién te acompaña en tus viajes?

3- ¿Qué es lo que no puede faltar en tu mochila?

4- ¿Cómo se te ocurrió el nombre del blog?

5- Para buscar información sobre tus destinos, ¿eres más de blogs o de guía en papel?

6- Si pudieras elegir dónde pasar 1 mes sin pagar nada, ¿a dónde irías?

7- ¿Viaje organizado o por libre? ¿Por qué?

8- ¿Has conocido a gente durante algún viaje y aún mantenéis el contacto?

9- ¿Cuál es la peor experiencia que has tenido durante un viaje?

10- ¿Cómo decides los destinos de tus viajes?

11- ¿ Cuál es tu mejor consejo viajero?

 

Espero ansiosa vuestras respuestas! =)

10 cosas que hacer en eslovenia y croacia

En verano de 2015 nos fuimos de road trip por Eslovenia y Croacia y quería compartir con vosotos los mejores lugares de estos dos increíbles países y que no os podéis perder! No olvidéis visitar mi flick-r si queréis ver más fotos 😉

ESLOVENIA

1- Ljubjlana: una ciudad que, aparte de tener mucho encanto, tiene mucho ambiente! Lo considero una parada casi obligatoria antes de seguir hacia el Sur del país.

2- Castillo de Predjma: un castillo construido literalmente EN la ladera de una montaña. Si las fotos que ves en internet te impresionan, espera a verlo en vivo! Realmente impresionante.

3- Cuevas de Skocjan: ya había visitado cuevas antes pero ningunas tan impresionantes y enormes como las de Skocjan! De verdad que merece muchísimo la pena esta visita.

4- Bled: En Alemania estoy muy acostumbrada a ver lagos pero este me pareció especialmente curioso por la isla y el castillo que se encuentran en este curioso lago. A esta pequeña isla se puede llegar en barca, en kajak o a nado. Una visita muy interesante!

5- Triglav: aunque nosotros no tuvimos tiempo este es un parque natural que la gente suele recomendar mucho! Se puede llegar en coche y luego allí hacer senderismo, disfrutar de la naturaleza y pasar unos días de calma y paz absoluta.

CROACIA

6- Porec: pueblito costero donde merece la pena pasear por el casco antiguo y tomarse un helado!

7- Rovinj: otro pueblecito con mucho encanto donde lo más curioso es pasear por las calles desde donde, entre casa y casa, se puede ver el mar. Aquí es recomendable alquilar una barquita para ver Rovinj desde el mar…impresionante!

8- Lagos de Plitvice: sin duda la guinda del pastel del viaje. Un parque natural con unas cataratas y cascadas impresionantes. De los paisajes más bonitos que he visto en mi vida y el mejor recuerdo de todo el viaje!

9- Zagreb: una ciudad con muchísima vida nocturna, gente muy amable y muchos restaurantes donde cenar. Su centro histórico, sus iglesias y sus calles hacen de Zagreb una ciudad muy recomendable para visitar.

10- Dubrovnik: ciudad costera muy famosa que, por estar tan situada al sur del país, no pudimos visitar y tuvimos que dejar para otra ocasión. Sin duda, iremos!

 

frankfurt

fin de semana en frankfurt am main

(o Fráncfort del Meno)

Este post se lo quiero dedicar a mis amigos Mercè y Giulio, por su calurosa acogida y hacer de cicerones durante estos días. Frankfurt es un destino perfecto para un fin de semana tanto si vives en Múnich como si estás recorriendo Alemania. Esta ciudad ofrece mucho más que el centro financiero y el símbolo del Euro! ¿Listos?

_CÓMO LLEGAR_

*COCHE: Frankfurt se encuentra a unos 400 Km de Múnich y se tardan más o menos 4 horas en llegar. Se puede llegar por a A8 pasando por Ausburgo, Stuttgart, Karlsruhe y Heidelberg (viaje que se puede hacer en 2 o 3 días haciendo varias paradas para visitar esas ciudades) o, más directo, por la A9, pasando por Nuremberg y Wurzburg.  Si no tenéis coche propio podeis alquilar uno (si vais a hacer paradas para visitar ciudades en el camino) o usar BlaBlaCar, donde el trayecto cuesta unos 25€/persona.

*TREN: Si viajas solo y quieres un trayecto más directo y rápido lo mejor es comprar un billete de ICE (tren rápido, como el AVE en España) en la web de Deutsche Bahn, ya que si se compra con tiempo pueden salir bastante baratos. También podéis comprar billetes de trenes regionales pero no es especialmente barato, hay que hacer cambios y se tarda lo mismo que en coche o bus. Os recuerdo que Frankfurt se encuentra en el Estado de Hessen, por lo que el Bayern Ticket que he comentado en otros post de Baviera no os va servir! Por otro lado, si viajáis en grupo y en fin de semana, igual os puede interesar el Schönes Wochenende Ticket!

*BUS: La empresa FlixBus oferta una enorme variedad de horarios y precios (entre 20€ y 40€), aunque hay trayectos que pueden durar hasta 6 o 7 horas!

Nosotros nos decantamos por la opción de BlaBlaCar por los horarios, el precio y la duración. Tanto a la ida como a la vuelta tuvimos muy buena experiencia así que lo recomiendo sin duda alguna!

_ALOJAMIENTO_

Frankfurt, como otras muchas grandes ciudades en Alemania, ofrece muchos tipos de alojamiento para todos los gustos y colores: hoteles, hostales, B&B y Airbnb. Nosotros tuvimos la mega suerte de poder alojamos en casa de nuestros amigos (que son unos pedazo de anfitriones) pero cada viajero deberá escoger el que más le convenga según sus necesidades y el dinero de su bolsillo. En cuanto a la ubicación: yo recomendaría alojarse cerca del centro de la ciudad para evitar usar el transporte público pero, de no ser así, tampoco pasa nada porque todo está muy cerca. De todos modos, donde si recomiendo NO alojarse es cerca de la Estación de Trenes (Hauptbahnhof), ya que es el peor barrio de toda la ciudad y donde encontraremos el mayor número de personas sin hogar y gente pidiendo en la calle.

_GASTRONOMÍA Y RESTAURANTES _

La gastronomía alemana en general sueler ser muy similar: mucha carne, mucha salchicha, mucha patata…y mucha cerveza! Sin embargo según la región a la que vayamos podemos encontrar platos concretos que hay que degustar sí o sí. Por otra parte, algo que  me llamó mucho la atención fueron los tipos de cerveza…ahora os cuento!

-Frankfurter Würst: como no, la típica salchicha de frankfurt de toda la vida! Una curiosidad: estas salchichas no se cocinan, sólo se cuecen en agua caliente unos 10 minutos…y listo! Igual que las Weisswürstl de Múnich! Como acompañante no pueden faltar las patatas fritas (Pommes)!

-Frankfurter Rippchen: es como una chuleta de cerdo cocida en caldo de carne. Como acompañante podemos pedir chucrut (Sauerkraut), puré de patatas (Kartoffelpure) o patatas al horno (Bratkartoffel)

-Grie Soß: es una salsa verde tradicional que está elaborada a base de 7 hierbas diferentes: berro, perejil, perifollo, borraja, pimpinela, acedera y cebollino.  Suele venir acompañada con huevos duros. Un plato, cuanto menos, curioso!

-Fleisch mit Käse: el nombre me pareció muy curioso ya que, si lo traducimos literalmentre, significa “carne con queso”, lo que deduje que iba a ser similar a un plato que también hay en Múnich que se llama “Leberkäse“. Y así fue! Es un trozo de carne similar al de una salchicha pero con especias y bastante más grande. Se puede encontrar con queso o sin, y se suele servir con patatas al horno  (Bratkartoffel).

-Bethmännchen: y ahora viene el postre! Podéis pedir este dulce tradicional hecho, como muchos otros en Alemania, a base de mazapán al que se le añaden almendras.

-Apfelwein: es la bebida regional por excelencia. Muy similar a la sidra, es una bebida (alcohólica) extraída por la fermentación etílica del zumo de manzana.

-Cerveza: Aquí no existe la famosa Helles o Lager que pedimos siempre en Baviera y que tan rica sabe. Aquí lo más parecido lo llaman Pils y, a mí, me sabe bastante diferente. También podéis probar la cerveza Weizen, a base de trigo, y con un sabor algo más fuerte.  La cerveza típica de Frankfurt es la Schöfferhofer, así que no os vayáis sin probarla! También me dí cuenta de que no tienen Radler (la mítica clarita de limón en España), pero puedes pedir cerveza con limón, que al fin y al cabo es lo mismo!

(Apfelwein – fuente:Wikipedia)

*RESTAURANTES:

En este caso os voy a recomendar los dos mejores de toda la ciudad aunque, depende del ritmo de turismo que llevéis, yo dejaría estos para cenar y durante el día comería en cualquier otro lugar que os venga de paso.

-Frau Rauscher Apfelweinwirtschaft: Restaurante típico situado en el centro de la fiesta. El lugar es bastante grande y está decorado con cosas típicas de la región. Se come bastante bien y de precio no está mal. Las raciones son bastante grandes por lo que para la gente que no come mucho, optaría por compartir un plato y un entrante entre 2 (tienen menú de niño (Kindermenu), pero sólo para niños hasta 12 años). Dirección: Klappergasse 8, 60594 Frankfurt am Main – web – teléfono: +49 (0) 69 26957995

-12 Aposteln: Otro restaurante típico con decoración muy cuidada y regional y con un ambiente mucho más tranquilo que el anterior. Si cenáis aquí no os podéis ir sin probar su cerveza artesanal! Dirección: Rosenberger Straße 1, 60313 Frankfurt – web – teléfono: +49 (0) 69 28 86 68

-Atschel:  Restaurante más pequeño que los anteriores y que se llena enseguida, por lo que hay que ir con tiempo. También está situado en la zona de  Sachsenhausen , por lo que es ideal para ir a cenar y luego tomarse una copa en cualquiera de los bares de alrededor. Otra cosa a tener en cuenta es que la cocina abre sólo hasta las 22:30! Dirección: Wallstraße 7 · 60594 Frankfurt am Main – web – teléfono: +49(0)69 – 61 92 01

_CÓMO MOVERSE_

En cuanto al transporte público, Frankfurt es una ciudad muy similar a Múnich, donde podemos encontrar: metro (U-Bahn), tranvía (Tram), bus (Bus) y tren rápido (S-Bahn) para movernos a cualquier lugar de la ciudad. El servicio de transporte público nocturno es más limitado pero sí que hay, aunque a una de malas siempre podemos usar un taxi. En la web de la Rhein-Main-Verkehrsverbund (disponible también en Español) podéis encontrar las tarifas, planos, rutas y cualquier información que necesitéis. Los precios de los trayectos y las tarifas depende de la ruta así que lo mejor es informarse en la web o en cualquiera de las maquinitas que veréis en las estaciones.

Lo que encontré curioso del transporte público en Frankfurt es que el metro hace también trayectos no subterráneos por lo que se puede confundir muy fácilmente con el tranvía! Aunque está bien señalado, no está de más prestar atención.

_QUÉ VISITAR_

Debe de haber múltiples rutas para recorrer esta ciudad pero os voy a contar a groso modo lo que no os podéis perder:

Sea donde sea que os alojéis yo empezaría el recorrido desde la Estación de Trenes (Hauptbahnhof), ya que en sí también merece una visita porque es muy bonita (sobre todo comparada con la de Múnich!). Luego hay que ir por la calle Kaiserstrasse hasta llegar al Parque Gallusanlage, donde ya nos toparemos con varias torres de edificios y, un poco más a la derecha, con el emblema de la ciudad: el símbolo del, situado justo enfrente de la Euro Tower. A la izquierda de esta torre encontramos la Torre de Commerzbank y justo al lado de ésta la Taunusturm. El edificio que encontraremos a la derecha del € mirándolo de frente es la Ópera, aunque es más bonita la que veremos más adelante. Luego pasearemos por los jardines que quedan a nuestra izquierda (Taununsanlage) y justo enfrente encontraremos la Main Tower. Si queréis ver el Skyline de la ciudad sólo lo podréis hacer desde esta, ya que es la única a la que está permitido subir. El ticket de entrada para subir cuesta 7,5€ y se pueden comprar allí mismo, o también online. Los horarios son diferentes dependiendo de la época del año así que lo mejor es que echéis un vistazo a la web para ver cuándo os viene mejor.

(Main Tower desde abajo)

(Main Tower desde arriba – Fuente: Mercè)

(Torres del Deutsche Bahn y del Deutsche Bank)

Una vez hayáis disfrutado de las bonitas vistas, habrá que pasear el parque Taununsanlage hasta llegar a la calle con el mismo nombre y recorrerlo hasta llegar a un edificio muy bonito e histórico: la alte Oper (la Ópera antigua de la ciudad) situada, lógicamente, en la Operplatz. Aquí es muy posible que encontréis mucho ambiente ya que suelen poner puestos del vino típico de la ciudad. Luego recorreréis la Grosse Bockenheimer Str. hasta llegar a Borsenstrasse donde, andando un poco hacia la izquierda, encontraremos el edificio de la Bolsa y una figura similar al Toro de Wall Street de Nueva York.  Retrocediendo un poco sobre nuestros pasos y caminando por la Bieberstrasse llegaremos hasta Hauptwache. Una vez llegados aquí recomiendo acercarse a la Ziel Strasse (calle principal de compras y consumo) y entrar al centro comercial My Ziel. Lo reconoceréis porque tiene una fachada con un “agujero” en ella y un interior cuanto menos curioso! Si entráis y subís directamente al 4 piso (se sube directo por las escaleras mecánicas), girando a vuestra derecha y justo al lado de la enorme cristalera que da a la calle encontraréis en el suelo un mapa enorme de la ciudad. Es bastante curioso estar de pie “sobre la ciudad” donde puedes reconocer todas las calles y lugares. Una vez salgamos habrá que ayudarnos de Google Maps para callejear un poco hasta llegar a la Berliner Str. donde encontraremos la Paulskirche (Iglesia de San Pablo) y, muy cerca, el Ayuntamiento de la ciudad, situado en la Romerberg. Esta plaza es uno de los lugares que más me sorprendió de la ciudad, ya que nunca había visto fotos de ella y, sin embargo, es la que más historia transmite. Situado justo al lado del Ayuntamiento y de la Catedral, es uno de los pocos lugares donde podemos ver la construcción de casas con fachadas con entramado de madera y vivos colores, muy similar a los pueblos típicos Alemanes como Rothenburg ob der Tauber. Es una plaza con muchísimo ambiente (y muchísimos turistas) que bien merece una visita.

(Oper)

(Romerberg)

De ahí entramos en la Catedral (Dom) y, tras una visita, callejeamos hasta la Mainkai, la calle paralela al río Main. Caminando en dirección hacia la Estación de Trenes y dejando el río a mano izquierda pasaremos por Eiserner Steg, el puente de hierro famoso de la ciudad. Muy cerca encontraremos barcos en la orilla del río que bien pueden ser restaurantes, barcos para hacer turismo o barcas privadas. Podéis cruzar el río por el Eiserner Steg y, una vez cruzado girar a mano izquierda y caminar por la Sachsenhauser Ufer hasta llegar a Elisabethenstrasse.

(Eiserner Steg)

Si os organizáis el día para llegar aquí a la hora de cenar, habréis hecho BINGO! Este barrio se llama Sachsenhausen y es la zona por excelencia de fiesta, bares y restaurantes donde degustar comida tradicional de Hessen. Creo que no hace falta que os diga donde ir porque la música y el barullo de la gente os guiará hacia el bar que más os apetezca dependiendo del estilo de música que queráis escuchar. Por si acaso, aquí os dejo el mapa de la zona de fiesta:

CURIOSIDADES

*City Beach: Si vais en verano, tenéis varios días y queréis disfrutar del buen tiempo en arena y piscina, no os perdáis el City Beach, una terraza en lo alto de un aparcamiento de 4 plantas en medio de la ciudad donde puedes disfrutar de 2 piscinas, hamacas, sombrillas, mesitas, arena real y muy buen ambiente! Por supuesto, comida y bebida disponible! La entrada es gratuita de Lunes a Viernes hasta las 17:00 y después sólo 4€! Lo mejor es que abre hasta las 00.00am y tienen actividades diferentes a lo largo de la temporada de verano. Podéis encontrar más info en su web.

*Porcelana Meissen: Si queréis llevar algún souvenir o recuerdo de Frankfurt os recomendo llevar una pieza de porcelana, normalmenten en forma de jarrón. Es el producto más tradicional que vais a encontrar ya que se hacen en una fábrica que tiene una antigüedad de más de 300 años y todas las piezas están pintadas a mano! Si queréis aseguraros de su autencididad fijáos que haya una marca con dos espadas cruzadas.

*Gerippten o Bembel: Otro souvenir más económico puede ser un vaso de cristal (Gerippten) donde normalmente se sirve el famoso Apfelwein. Si queréis el pack completo podéis comprar también la jarra (Bembel).

*Seligenstadt,: Si tenéis algo de tiempo y aún no habéis recorrido ningún pueblecito típico alemán os recomiendo pasar una mañana en Seligenstadt, un pueblecito a 30 minutos de Frankfurt. Se puede llegar muy fácilmente en tren y se recorre a pie en 2 o 3 de horitas (un poco  más si queremos comer, tomar un café o disfrutar del pueblecito). El botánico es visita obligatoria por las cientos de plantas que tienen (muchas de ellas medicinales) y por los jardines!

 

la actitud del viajero

20 cosas que no debes olvidar durante tu viaje

 

La actitud que tengamos durante nuestro viaje puede influir mucho en el recuerdo que guardemos de éste, y es por esto que he decidido hacer una lista de las cosas que tenemos que tener en cuenta antes de salir por la puerta de casa para emprender un nuevo viaje y durante el mismo. Nunca hay que olvidar que viajamos por voluntad propia, que es nuestro tiempo y nuestra aventura! Viajar nos aporta mucho más de lo que pensamos si tenemos una actitud positiva. ¿Listos?

  1. Nunca vayas de viaje de mala gana
  2. Sonríe SIEMPRE
  3. No discutas con tu compañera/o de viaje
  4. Explora y sal de tu zona de confort aunque no te apetezca
  5. Arriésgate y haz eso que no te atreves!
  6. Apúntate a todos los planes que surjan
  7. Habla con locales u otros viajeros, comparte experiencias!
  8. Recuerda porqué estás ahí
  9. Súbete al transporte público local
  10. No tengas miedo
  11. Compórtate y respeta a los locales
  12. No hables por un momento, párate y disfruta de lo que te rodea
  13. Haz mucho vídeo, no solo fotos!
  14. Disfruta de la compañía
  15. Si lo necesitas: duerme y descansa
  16. Planea el viaje pero…
  17. No temas a los imprevistos
  18. Haz cursos de cocina o tours en grupo
  19. Date un pequeño capricho algún día, te lo mereces!
  20. Valora cada cosa nueva que descubras durante el viaje…no todos tienen esa suerte!

La foto es de un Trekking de 8 horas que hicimos en Nueva Zelanda  y que en un principio me pareció una locura hacer (no soy nada deportista y tengo problemas en las rodillas)…y sin embargo resultó ser una de las mejores experiencias de mi vida! Con sólo esa foto puedo describir casi todos los puntos que que acabo de enumerar y es lo que recuerdo en cada uno de mis viajes.

¿Se te ocurre alguna más? Coméntalo! 😉

ahorrar para viajar

Consejos para ahorrar antes y durante vuestro viaje

_dsc_0766

Muchos me dicen que debo de tener mucho dinero porque viajo mucho. Yo les digo que para viajar no se necesitan grandes cantidades de dinero y, aún ási, todo lo que ahorro lo gasto en viajar. En mi día a día me muevo en transporte público, llevo tupper para comer en el trabajo y salgo sólo 1 vez al mes a cenar por ahí. Soy de las que lleva una bolsa de tela al supermercado, la que mira las ofertas y la que no se compra muchos caprichos. Ahorrar es cuestión de mentalidad, por eso cuando viajamos también lo hacemos de un modo económico. Rober y Lety, autores del Blog Mochileando por el Mundo, revelan sus trucos para ahorrar viajando y dicen que “viajar no es irse de vacaciones“, y no pueden tener más razón. Viajar es descubrir lugares nuevos, mezclarse con locales y experimentar cosas nuevas. Andar, saborear y disfrutar. Y hacer todo esto puede salir muy barato!

Para viajar se necesita dinero, es cierto, pero viajar no tiene por qué ser caro. Hay viajes para todos los bolsillos (y mentalidades): airbnb, hostal u hotel; picnic, puesto callejero o restaurante; agua, cerveza o cocktail; autostop, tren o avión… Hay pequeños detalles que pueden hacer que tu viaje sea económico o que acabe siendo un gran gasto (o despilfarro), todo dependerá de las comodidades que elijamos durante nuestra aventura. Hacer un viaje a pedir de boca es fácil, por eso este post irá de cómo ahorrar antes y durante un viaje.

Daniel, autor del blog Universal Traveler, nos cuenta cómo lo hizo para gastar sólo 14.000 € en 2 años recorriendo el mundo. Habrá muchos que dirán que eso es un viaje caro, pero no lo es, ya que son 2 años enteros incluyendo vuelos, comidas, alojamiento, visados y lavandería desde que salió por la puerta de su casa. Es dinero, sí, pero no es caro. Daniel viajó en autostop, hizo couchsurfing, comía en puestos locales y se las ingeniaba para gastar lo mínimo posible. Es una cuestión de mentalidad y de prioridades. En este post podéis leer su experiencia completa, no os la perdáis!

Y aquí van mis consejos personales de cómo recortar los gastos durante un viaje:

  • DESTINO – Un viaje comienza desde el momento en el decimos: nos vamos de viaje a “…..”! El costo del viaje dependerá muchísimo del destino, ya que no es lo mismo viajar a Japón o Noruega (destinos donde el costo de vida es alto) que a Indonesia o Tailandia (viajes donde el día a día es muy barato). No digo que no se viaje a lugares caros, pero si nuestra situación económica no está en su mejor momento, el destino es un factor a tener en cuenta.
  • FECHAS – Otro factor muy decisivo son las fechas en las que vamos a viajar, ya que si es Pascua, verano (en destinos de playa) o Navidad los vuelos y el alojamiento pueden tripicarse en comparación a otras fechas. Es por eso que nosotros siempre evitamos viajar durante días festivos o temporada alta (nuestros trabajos nos lo permiten) ya que también será cuando menos turistas haya allá donde vayamos.
  • VUELOS/TRANSPORTE – Hay muchas webs que comparan precios de muchas aerolíneas y así se consiguen los vuelos más baratos. Yo siempre los comparo con kayak pero podéis probar también con skyskanner. Por supuesto, qué decir que la tarifa turista, llevar el equipaje mínimo y no reservar asiento son detalles que también reducen el costo del billete! Si el destino es accesible en coche y no se dispone de uno propio habría que bajarar: alquilar un coche, viajar en tren o viajar en coche compartido con  bla bla car. Evidentemente, las comodides se pagan….y caras!
  • ALOJAMIENTO – Este es el tema más complicado a la hora de ahorrar en un viaje pero donde más variedad podemos encontrar dependiendo del dinero que tengamos en nuestro bolsillo y de las comodidades que queramos. Entre las opciones tenemos: coachsurfing (dormir gratis en casa de alguien que no conocemos, pero donde se pueden vivir buenas experiencias con locales), airbnb (también dormir en casa de locales en un apartamento entero o compartiéndolo, pero pagando), hostal (en dormitorio o habitación individual/doble) u hotel (que también hay de 1* a 5* con precios muy variables). Yo confieso que nunca he hecho coachsurfing pero Fernando sí y dice que funciona muy bien. Airbnb lo hemos hecho mucho y siempre ha sido una muy buena experiencia. De hostales vamos sobrados y hoteles sólo en destinos donde es barato (en Indonesia , por ejemplo, compensa por mucho!). A medida que me he ido haciendo mayor tras haber recorrido medio mundo, me he vuelto más “complicada” a la hora de decidir donde dormir. Cuando se anda mucho durante una visita y por fin llega la hora de dormir y descansar (aquí la clave), lo quieres hacer en un lugar limpio, que tenga un baño aseado y sin ronquidos de extraños. Si vuestra edad y energía os lo permite y si vais mal de pasta recomiendo las habitaciones compartidas en hostales, ya que yo lo he hecho durante toda mi vida y siempre ha sido toda una experiencia! Pero, a estas alturas, ya no estoy para esos trotes jajaja así que o nos alojamos en habitación doble en hostal, o el algún hotel barato. Si os decidís alojar en hoteles y queréis buenas ofertas, entrad en la web Hotwire : tendréis que elegir qué categoría de hotel y, según las ofertas, se os asignará un hotel u otro a un precio muy económico. Por supuesto, si os alojáis en hostales lo mejor es compararlo con booking y estar muy atentos a las valoraciones y comentarios que haya dejado la gente.
  • COMIDAS – Desayunar, comer y cenar fuera de casa supone una gran suma de nuestro presupuesto total. Dependiendo del destino podremos comer siempre en restaurantes o tener que barajar otras opiones. Yo puedo desayunar galletas, comer arroz y cenar sandwiches durante un mes entero, pero Fernando no. Es por esto que durante nuestros viajes hacemos un balance entre restaurantes, puestos en la calle y picnic. Una de las súper ventajas de alojarse en un hostal es que cuentas con una cocina con todos los utensilios para cocinar por lo que si haces una pequeña compra en el supermercado puedes comer y cenar por un precio realmente bajo. Si algún día vais justos de tiempo visitando una ciudad, yo recomiendo comer algo rápido en algún puesto en la calle (o bar/tienda que permita comer en barra) para no perder mucho tiempo. Así lo hicimos en nuestro viaje por Sicilia y en Croacia: hacer algo de compra en el supermercado y parar en un merendero para comer. Si decides comer en restaurantes, mejor hazlo en aquellos donde los precios no sean muy altos o que tengan algún menú!
  • DÍA A DÍA: Durante vuestro día a día en el viaje intentad no hacer compras compulsivas y pensad en qué podéis ahorrar. Si queréis ir de Museos lo mejor es informarse de cuándo son gratuitos (nostros lo hicimos así en NYC y nos ahorramos un dineral, porque las entradas son muy caras), qué excursiones vais a hacer y cómo (para visitar Chichen Itzá, por ejemplo, es mejor pagar el tour que ir por libre) y cómo os vais a mover (a pie o en transporte público suele ser lo más barato). Informarse de qué se puede hacer por libre y qué habrá que pagar (en mi viaje a Cancún descubrí que se pueden hacer muchas cosas sin tener que estar alojado en un hotel “todo incluído”). En muchas ciudades europeas existen tours gratuítos para visitar la ciudad (yo lo hice en Praga y fue una experiencia muy recomendable), aunque luego dejes algo de propina. Las pequeñas cosas en las que gastemos dinero pueden suponer una gran diferencia en nuestro desembolso total del viaje así que…ojo! 😉

Si vuestro trabajo os permite hacer viajes esporádicos, os recomiendo la web Viajeros Piratas, donde podéis encontrar muchísimas ofertas de vuelo+hotel a destinos increíbles! Lo único malo es que las fechas y duración del viaje son fijos, pero las ofertas son realmente buenas!

Si queréis escapadas de fin de semana o excursiones, podéis echar un vistazo a Grupon, donde podéis encontrar ofertas con hasta un 50%  de descuento!

 

Eso sí, lo que nunca hay que olvidar es que hay que disfrutar del viaje y que una puesta de sol es la misma tomando un cocktail en una terraza que con una cerveza del puesto de la calle sentado en la arena de la playa! 

y tú,¿tienes algún otro truco para ahorrar durante un viaje?

lago constanza y la selva negra

ruta en coche por el lago constanza y la selva negra en 4 días

Aprovechando el puente de Pascua (en Alemania el Viernes Santo y el Lunes de Pascua es fiesta) decidimos aprovechar y alquilar un coche para después decidir a dónde ir. Barajamos varias opciones: la República Checa, Austria o la Selva Negra (Schwarzwald). Como solo teníamos 4 días decidimos que la última opción era la mejor así que, allá que fuimos! Hace años ya había estado en esta región pero tenía ganas de ver paisaje y pueblecitos, aparte de que nunca había estado en el Lago Constanza (Bodensee). En esta ruta en coche pasaremos por muchísimas ciudades (que yo llamaría pueblos) típicos de la región. ¿Listos? Allá vamos!

_PREPARATIVOS_

Éste iba a ser como otro roadtrip pero más cerca de casa, así que investigué un poco en internet y planeé la ruta que mejor nos convenía. Teniendo en cuenta que salíamos desde Múnich, decidimos incluir Bodensee en el itinerario y entrar a la Selva Negra por el Sur. Al sólo tener 4 días no nos daba tiempo a subir mucho pero aún así nos dió tiempo a visitar bastante cosas. Mi único problema fue que, al alquilar el coche, me dí cuenta de que había una cláusula que ponía que como máximo podíamos recorrer 250km al día (es decir, 1.000km en total) lo que nos limitaba bastante la ruta (teniendo en cuenta que había que volver a Múnich y posibles  imprevistos que pudieran surgir). En cualquier caso, hice una ruta aproximada y los kilómetros que calculé eran unos 800 así que tenía 200km de margen.

En esta ocasión quiero darle las gracias a mi compañero bloggero Fernando, autor de “Caminando entre bosques“, que me orientó sobre qué ver y dónde dormir. Si tenéis pensado hacer un tour por la Selva Negra no dudéis en echadle un vistazo a su blog porque merece mucho la pena!

_CÓMO MOVERSE_

Para un viaje de este tipo lo mejor es, sin duda, hacerlo en coche. Se podría hacer en tren comprando el Bayern Ticket (para la Región de Baviera), el Schönes Wochenende (si es fin de semana) y el que corresponda a Baden-Wüttenberg, pero los horarios y las escalas tienen que estar bien planeadas, de lo contrario perderemos mucho tiempo.

Como siempre que hago cuando viajo en coche, comparé varias empresas y al final dí con una oferta bastante buena (dadas las fechas, no era fácil) y alquilamos un coche los 4 días por 128€. El único problema fué lo que os comentaba antes de los kilómetros limitados pero llamé y las otras opciones que me daban se nos iban de precio, así que no lo pensé más y tracé la ruta para no pasarme de kilómetros. En esta ocasión alguilamos el coche con Europcar y lo recogimos el Viernes por la mañana en las oficinas de la Estación de Trenes de Múnich. Tengo pendiente escribir una queja a la empresa, porque el trato que me dieron no pudo ser peor. Me tocó un empleado muy maleducado que, habiendo yo reservado un coche de 5 puertas, me da uno de 3. Tras ir al párking y ver el diminuto Fiat 500 que nos había dado me tocó volver y reclamar. El señor en cuestión no sabía ni qué características tenían sus propios coches así que le pedí que me diera que el tenía aparcado al lado. Tampoco era el super coche, pero al menos tenía 5 puertas. En fin, este es un tema aparte. A lo que iba: en este caso tuvimos la “mala suerte” de que no venía con GPS así que tuvimos que tirar de GoogleMaps durante los 4 días, aunque he de decir que las carreteras están bastante bien señaladas. Si quieres saber más sobre las cosas que hay que tener en cuenta pásate por los consejos para viajar en coche!

Lo único que tendréis que tener en cuenta cuando visitéis los pueblos o ciudades es en aparcar. Unas veces os servirá la cartulina azul con la P (donde pones la hora a la que has llegado y, dependiendo de donde se estacione, se podrá estar 30min o 1hora), otras veces podréis aparcar en la zona azul pagando en los parquímetros automáticos que hay en la calle (en muchos sitios, también festivos y fines de semana) o tendréis que dejarlo directamente en un parking subterráneo. Más adelante os comento dónde aparcamos nosotros.

__ALOJAMIENTO__

En este caso, como ví por booking que los hotele se iban a acabando (por ser festivo) y estaba quedando lo peorcito, decidí reservar los hoteles con antelación. Se puede barajar la opción de hacer airbnb en lugares como Friburgo, pero “lamentablemente” en la mayoría de pueblos sólo nos podremos alojar en hoteles, pensiones o Bed and Breakbast (B&B). Un aviso para aquellos que no lo sepan: en muchos lugares hay que pagar una tasa turista de aproximadamente 2.50€ por persona/noche que no viene incluida en la reserva y habrá que abonar directamente en el hotel.

Estos son los hoteles que reservamos:

LUDWIGSHAFEN

Bodenseehotel Krone – Dirección: 

Este hotel no está en ningún sitio de interés pero decidimos alojarnos aquí para ya tener un tramo de carretera avanzado para el día siguiente. El hotel es muy sencillo, con lo básico. Tiene un restaurante (a mi parecer, bastante caro para lo que es) y el desayuno está incluído. El personal es muy muy amable y la zona es muy tranquila.

TRIBERG

Landgasthof Berghof – Dirección: Leutschenbach 22, 78098 Triberg – Tel: +49 (0)  7722 6873 – web

Este es un hotel en lo alto de una montaña a 15 minutos de Triberg. Siempre quise alojarme en una cabaña rodeada de naturaleza, y esta fue una oportunidad. No hay cabañas, es un hotel familiar sencillo pero totalmente apartado de cualquier pueblo. La calma y la paz que se respira allí no tiene nombre….muy relajante! Sólo por el paisaje verde nada más despertarte merece la pena alojarse en un lugar así! Eso sí, al estar tan apartado del mundo hay que preveer una buena cena si no queremos pagar el dineral que cuesta comer o cenar allí. El desayuno está incluído y la verdad es que es muy bueno! La señora (de unos 80 años) que regenta el hotel es muy amable y podrás pedirle cualquier cosa que necesites. Ah, la cocina cierra a las 19:00 por lo que si tenéis pensado cenar allí más os vale llegar con tiempo! El hotel cuenta con aparcamiento y una pequeña piscina (que, aún en verano, debe de estar helada!) pero, lamentablemente, no cuenta con zona común tipo salón (el comedor cierra a las 20.00hrs). La carretera que llega hasta el hotel es algo sinuosa y estrecha, pero para nada peligorsa.

FRIBURGO

Central Apartment Uni Klinik – Dirección: Mathildenstraße 20, 79106 Freiburg im Breisgau – Tel: +49 (761) 6004660 – web

Este apartamento lo regenta una empresa que se dedica a alquilar pisos por la ciudad. Se llama Freiburg Apartments y la verdad es que cuidan todos los detalles. El piso no está en el centro pero teniendo coche esto no nos suponía un problema. Era un apartamento dúplex en el que caben hasta 4 personas y todo estaba muy cuidado y aseado. A pesar de que el WiFi y el ascensor (un 5º piso) no funcionaba, sí recomendaría esta empresa.

*En ninguno de los hoteles en los que nos alojamos nos dieron champú, así que aconsejo preveer los típicos botecitos de gel/champú/suavizante por si acaso!

__GASTRONOMÍA__

La gastronomía en estas dos regiones no varía mucho de la de Baviera por lo que la comida que encontraréis en la mayoría de los restaurantes será sopas, ensalada , carne, guisos, pescado o platos de verdura. Yo encontré la mayoría de precios bastante caros, pero imagino que hasta los alemanes se aprovechan de los turistas cuando pueden. Si queréis evitar la comida alemana siempre podéis ir a algún italiano (que también hay) o en una panadería (Bäckerei) comiendo algún bocadillo o similar. Durante el día comimos de camino en cualquier sitio que encontramos y, como hemos hecho en otras ocasiones y dependiendo del alojamiento, podéis preveer una cena ligera haciendo una pequeña compra en el supermercado y comiéndolo en el hotel.

Una de las cosas que más curiosidad me causó fue la cantidad de heladerías que encontramos en cada una de las ciudades (tanto en el Lago Constanza como en la Selva Negra!). Y otra de las delicias de la región es la Schwarzwald Kirschtorte, una tarta de bizcocho de chocolate, crema y cerezas, buenísima! En cualquier restaurante o pastelería podéis probarla.

__ CONSEJOS__

El tiempo no iba a estar muy de nuestro lado así que había que llevarse ropa de abrigo y, sobre todo, zapato cómodo, ya que vamos a andar mucho! Y no olvidarse de un gorro, un chubasquero o un paraguas por si llueve! Por lo demás, como si hicieráis turismo en una ciudad.

Como todos los días son de andar bastante y, aunque depende de la época en la que se visite, los días son cortos, recomiendo llevarse algunos juegos de mesa o cartas para acabar el día jugando una partida! Es un placer llegar al alojamiento y poder descansar tranquilamente acabando el día así…o al menos a mí me gustó!

__QUÉ HACER/VISITAR__  

Día 1: Múnich – Friedrichshafen – Meersburg – Überlingen  (3 horas ó 240 km)

Tras la discusión por el tema del coche que os comentaba antes, salimos de Múnich sobre las 11:00 hrs y no tuvimos atasco en ningún momento, así que las primeras horas hasta llegar al primer destino fueron bastante amenas. Dado que fuimos por autopista, el paisaje no era idílico pero he de bendecir las carreteras alemanas por el buen estado en el que están. Yendo por la A96 en apenas 2 horas (196 km) llegábamos a nuestro primer destino: Friedrichshafen, punto en el que ya “tocamos mare” viendo el lago Bodensee a lo lejos.(Paréntesis: Si se tiene tiempo se puede parar en Lindau, pero lo bonito es ir a la Isla por lo que se tiene que preveer tiempo suficiente). Aparcamos en un párking subterráneo justo en el puerto (a un precio muy razonable y con baños justo al lado) llamado “Am See”. Paseamos con calma por la Uferpromenade (el paseo a orillas del lago) en dirección al Museo Zeppelin pasando por todos los restaurantes, cafés y heladerías que, con sus mesitas en las terrazas, atraen a muchos locales y turistas para tomarse algo fresco disfrutando de las bonitas vistas (y el buen tiempo). Allí mismo veréis muchas lanchas (la mayoría privadas) y barcas que dan tours por el lago. Si el día está más o menos claro podéis  ver Suiza al otro lado del lago! A medio camino hasta el Museo hay un mirador con una escalera de caracol para quienes quieran una vista panorámica. Comimos en un italiano bastante bueno y de postre, como no, un rico helado. Friedrichshafen no tiene mucho en sí más que disfrutar de las vistas y pasear. Es famosa por ser la sede de la compañía Zeppelin y de Dornier, por lo que no os sorprenda ver zeppelines en el cielo! Si os entra la curiosidad y tenéis tiempo, podéis visitar el Museo Zeppelin (Dirección: Seestrasse 22, 88045 Friedrichshafen – web – ). La entrada cuesta 9€, la audioguía 3.50€ y el horario es de 9:00 a 17:00 hrs, aunque lo mejor es que lo comprobéis en la web ya que cambia según la temporada del año.

Para quien le interese volar en Zeppelin estos son los precios:

– un vuelo por Friedrichshafen: 30 min/220€

– un vuelo por Ravensburg, Salem, Meersburg o Lindau:  45 min/340€ ; 60 min/425€ ; 90 min/610€

– un vuelo por todo Bodensee: 120 min/795€

Si queréis más información no dudéis meteros en la web!

Cuando ya habíamos dado un largo paseo por Friedrichshafen volvimos a coger la carretera bordeando el lago. De casualidad decidimos parar en el “pequeño pueblo” de Meersburg…y qué buena decisión! Se encuentra a tan sólo 25 minutos (20 km) y viene de paso si se bordea el lago. Y digo que es pequeño porque lo que paseamos fué el casco antiguo, el cual se puede visitar en apenas 1 hora, pero fuera de esas murallas la ciudad es bastante más grande. Dejamos el coche en un aparcamiento fuera de la zona vieja (al lado de la calle Schützenstrasse, donde pagas por horas en una maquinita) y entras al casco antiguo por el cruce entre Daisendorfer Strasse y Stettener Str. El casco antiguo es muy mono donde todo el interior de la muralla está muy cuidado. Nada más entrar ya ves tiendecidas, pequeños locales y heladerías. Al poco de pasear nos encontramos con el Nuevo Palacio (neues Schloss), el cual cuenta con una terraza con vistas muy bonitas al lago. De ahí se puede bajar hasta la Steigstrasse, la cual nos lleva hasta la orilla de dicho lago (Seepromenade). Por el camino seguiremos encontrando tiendecitas y gente por doquier comiendo helados, como si estuviéramos en Italia! Las fachadas de las casas parecen salidas de un cuento, con sus vivos colores y su entramado de madera. Si tenéis tiempo y ganas podéis visitar el Burg Meersburg, el castillo más antiguo del Lago Constanza. La entrada cuesta 12,80€ y muestran sus 30 habitaciones. Podéis leer más sobre este castillo en su web. En Meersburg también podéis hacer tours en barco por el lago así como bañarse y jugar el mini golf, en el Unterstadt, la parte inferior de la ciudad, llamada así por estar al nivel del lago.

Tras tomarnos nuestro tiempo para visitar Meersburg pusimos rumbo hacia nuestro  nuevo destino: Überlingen, a tan sólo 15 min (15km), y también de paso. Paramos en este pueblo porque había leído varias cosas en internet, pero la verdad es que tampoco tiene mucho, a pesar de ser la segunda ciudad más grande de la región de Bodensee. Lo cierto es que, tras haber visitado muchos pueblecitos alemanes, igual este no nos pareció el más bonito. Dejamos el coche en un aparamiento cubierto (Parkhaus Stadtmitte, a un precio muy económico) y caminamos hasta el centro. Pasamos por la Catedral de San Nicolás (St.Nikolaus Münster) hasta llegar a la orilla del Lago y pasearla. También podemos pasear sus jardines: el Stadtgarten o el Kurgarten. Si se tiene la oportunidad de visitar esta ciudad durante el periodo de Carnaval, entonces estaréis de suerte, ya que dicen que la ciudad se viste de fiesta y es muy bonito.

Como comentaba antes, decidimos no dormir en Überlingen sino conducir un poco más en dirección a la Selva Negra y alojarnos en un hotel en Bodman-Ludwigshafen. En este pueblito no había mucho que hacer y como llevábamos un día bastante ajetreado decidimos irnos pronto a dormir para aprovechar el Sábado con mucha energía!

Día 2: Uberlingen – Donaueschingen – Villingen-Schwenningen – Triberg  (1h 30m ó 102 km)

Tras un consistente desayuno pusimos rumbo a Donaueschingen. La verdad es que aquí no hay mucho que ver pero como nos pillaba de paso, decidimos parar y ver el nacimiento del río Danubio (Donau en Alemán). Por la A81 se llega en tan sólo 35 min (apenas 53km) hasta la Donauquelle. Está muy bien indicado por la carretera y se puede aparcar por la calle, así que tardamos muy poquito. Visitamos la famosa “fuente”, que es más bien una especie de pozo situado al lado de la Catedral (Heilige Dreifaltigkeit), y luego pusimos rumbo a Villingen-Schwenningen, a tan sólo 15min (17km) por la B33. Aquí aparcamos en la calle al lado de la muralla (lo llaman Ring, anillo en Alemán) y paseamos todo el centro histórico a pie. Al ser sábado todos los comercios estaban abiertos y había mucha vida por la calle. Tardamos poco en meternos en la primera tienda para dotorear un poco. Es un lugar muy agradable de pasear y por fin el tiempo nos daba una tregua y el cielo estaba despejado. Nos ubicamos bastante bien gracias a las puertas de entrada que comunican la zona vieja con el resto de la ciudad. Paseamos por toda la calle Niedere Srasse, llena de comercios, hasta llegar a la Rietstrasse. Una vez en el cruce, a mano izquierda, encontramos la Riettor, otra puerta de entrada, muy similar a las otras. Luego subimos por la Obere Strasse y, en la primera calle a la izquierda, encontraremos la Müsterplatz con la Catedral y el Ayuntamiento (Rathaus). Tras haber paseado algo por sus calles os habréis dado cuenta de que hay varios riachuelos que cruzan la ciudad (cuando lleguemos a Friburgo os cuento su historia) y muchos niños pasean sus barquitos de papel.

(Donauquelle)

(fachadas sin contraventanas)

(una de las puertas de entrada al casco antiguo)

(curiosa escultura en la Plaza de la Catedral)

(curiosa fachada de un Café)

Dejamos atrás Villingen para poner rumbo hacia nuestro siguiente destino: Triberg, a tan sólo 26 minutos (24 km). Esta ciudad es famosa por sus relojes de cuco y sus polémicas cascadas así que tenía bastante curiosidad por visitarla. Aquí pudimos aparcar sin problemas en la calle, aunque también hay varios aparcamientos al aire libre. Nada más aparcar nos llamó la atención un pequeño riachuelo con  bastante caudal que recorre la ciudad (pues al lado están las cascadas), lo que aporta parte de encanto. Nos sorprendió también que apenas vimos a gente por la calle (turistas y no turistas!). Si queréis llevaros o regalar un souvenir en la pastelería Adler venden unos relojes de cuco hechos de chocolate muy graciosos! Triberg se reduce a una calle principal (la Hauptstrasse) donde encontraremos casi todo lo que hay que visitar. La oficina de información está en la entrada del pueblo y donde se encuentra el Museo de la Selva Negra (Schwarzwaldmuseum – Dirección: Wallfahrtstraße 4, 78098 Triberg), y aquí podéis encontrar toda la información que necesitéis así como mapas y excursiones. Paseamos la Hauptstrasse de arriba a abajo (sin mucha cosa que ver), visitamos “la tienda de los 1000 relojes” (Haus der 1000 Uhren) fascinados por la cantidad de relojes de cuco (Kuckucksuhr, en Alemán) que puede haber y la variedad de precios (los hay de hasta 80.00€) y luego fuimos a las famosas Cascadas de Triberg, que me parecieron bastante timo. Primero porque se siguen haciendo llamar las más altas de Alemania y lo ponen en la web y en carteles (cosa que es mentira porque son las novenas, según la wikipedia, con tan sólo 163 m) y, segundo, porque tampoco son tan espectaculares como las pintan.  Miré postales en una tienda de souvenirs para saber qué iba a visitar y, tal fué mi desacato, que decidí no visitarlas. No es una catarata, es una sucesión de varios saltos que forman cascadas. El día estaba nublado, estaba decepcionada y la verdad es que, después de haber visitado las cascadas y cataratas del Parque de Plitvice en Croacia y las de Agua Azul en México, no quise invertir en estas cascadas, y más cuando las siguen anunciando como una mentira. No sé si es porque ya he viajado bastante o porque no me gusta que me timen, pero me decepcioné bastante. Puede que si no habéis visto muchas cascadas antes os parezca una expeciencia así que si decidís visitarlas que sepáis que se puede acceder a ellas por varios lugares pero, si ya estáis en la Haupstrasse de Triberg, se puede llegar andando. Para vuestra información, la entrada cuesta 4€ y el horario está un poco indefinido, aunque me dijeron que siempre están abiertas, incluído por la noche. En esta web podéis encontrar más información al respecto.

Luego fuimos en busca del “reloj de cuco más grande del mundo” y ya que en ningún sitio en internet ponía bien claro dónde estaba (por que, aparte, hay 2) así que fuimos a preguntar a la Oficina de Turismo. Por lo visto hay un debate entre cuál es el más grande pero es fácil de explicar: está el que fue el  primer reloj más grande del mundo, y el que se construyó después, que superó en tamaño a este primero. Los dos están muy cerca de Triberg pero decidimos visitar sólo uno (el actual más grande). Pongo punto y a parte para que encontréis bien la información que necesitéis:

EBLE UHREN-PARK  – Dirección: Schonach 27, 78096 Triberg – Tel: +49 (0) 7722 9622 0 – web

Este es el actual reloj de cuco más grande del mundo y queda a 5 minutos en coche de Triberg, en dirección Gutach. Hay poca señalización para llegar pero, gracias a Google Maps, conseguimos encontrarlo. El enorme reloj está justo a la salida de un túnel así que hay que abrir bien los ojos para no pasárselo! El reloj en sí (y el cuco cuando sale) se ve nada más llegar y la verdad es que su tamaño impresiona bastante. La entrada para visitarlo (por dentro) cuesta 2€ y es bastante timo, porque sólo se ve el mecanismo que, aunque espectacular por lo enorme que es, no tiene ni ves nada más. Igual es que yo entré ilusionada y me imaginaba otra cosa, pero no me sorprendió tanto. La verdad, me pareció una turistada total. El reloj por dentro sólo se puede visitar hasta las 17:30 (los horarios varían un poco según el mes, así que mejor visitad la web). Justo al lado está la tienda de souvenirs, que es bastante grande y podemos encontrar muchos tipos de relojes de cuco (con precios de hasta 80.000€!).

JÜRGEN DOLD – Dirección: Untertalstrasse 82, 78136 Schonach – Tel: +49 (0) 7722 2246 89 – web

Este es el primer reloj de cuco más grande del mundo o, como ellos lo llaman, el Original, fabricado por el relojero Josef Dold. Su hijo, Jürgen Dold, sigue fabricando relojes allí mismo. Debe de ser un lugar muy interesante de visitar pero lamentablemente también cierran muy pronto (ver horarios en la web), así que tuvimos que decidirnos por uno de los dos. Por las fotos y por lo que cuentan en su web, Josef Dold quiso representar una casa típica de la Selva Negra incluyendo un reloj de cuco y, viendo las fotos, lo consiguió con creces y parece ser una obra de arte.

Con una desilusión bastante grande en lo que a Triberg se refiere, nos fuimos en busca de nuestro alojamiento en medio del bosque, no sin antes pasar por Gutach, pueblo sobre el cual había leído que era bonito. Otra desilusión más. No sé si fue porque el día estaba nublado o porque ya nada me asombraba, pero Gutach no es ni de lejos un lugar al que pararse para visitar así que seguimos nuestro ascenso por una especie de puerto de montaña hasta llegar a nuestro hotel. Como os contaba, la cocina cierra a las 19:00 y nosotros llegamos a las 18:50. No me apetecía nada tener que volver a descender la carretera para ir al pueblo más cercano para cenar más tarde y volver de noche, así que le pedimos amablemente a la señora algunos platos fríos de la carta y nos lo tomamos más tarde en la habitación. Es una lástima que este hotel no tenga zonas comunes (como un salón o una sala de juegos), ya que el comedor cierra a las 20.00.

(la calle principal, Hauptstrasse)

(uno de los tantos relojes de cuco de la tienda de los 1.000 relojes)

(Eble Uhren-Park)

(Jürgen Dold)

(cascadas de triberg)

Día 3: Triberg – Haschlag – Gengenbach – Friburgo  (1h 45m ó 120 km)

Tras un desayuno bastante completo y con las pilas cargadas (aunque el día se presentaba nublado), metimos las mochilas en el coche y pusimos rumbo al Norte. La verdad es que visitar Haschlag o Gengenbach no estaba en nuestros planes pero miré los kilómetros que nos quedaban y, como nos quedaba de paso para ir a Friburgo, decidí que merecían una visita. Nos planteamos cruzar a Francia y visitar Estrasburgo pero no quise arriesgarme porque eran casi 100km más.

El trayecto en coche fue super bonito ya que pasamos por muchos pueblos con paisajes increíbles. El día empezó a mejorar y el verde empezó a verse en un tono mucho más amigable….es impresionante cómo la meteorología puede cambiar el ánimo de las personas! En 33 minutos (28 km) llegamos a Haschlag y directamente nos dirigimos al casco antiguo. La verdad es que no había mucho que ver y en poco tiempo ya has paseado todas las calles pero merece la pena un paseo por sus calles empedradas, sus casas con fachadas entramadas y tejados a dos aguas. Ver lo bien que se pensó la ciudad y como en las fachadas acompañan la forma de la calle. Los colores de las fachadas, los detalles de los vecinos (basureros cubiertos con una estructura a base de palés o banquitos también hechos con palés), los carteles de las tiendas y farmacias…una ciudad que cuida mucho el detalle. Aunque sin duda, lo más gracioso de esta visita fue visitar su Iglesia. El coche lo habíamos aparcado justo al lado de ésta y, cuando ya nos íbamos, escuchamos unos cánticos en su interior, así que decidimos entrar. Abrimos la enorme puerta de la Iglesia y de pronto nos encontramos en medio de una misa, llena de personas mayores (os juro que el 98% de las personas que había allí dentro eran mayores de 75 años!). El coro cantaba realmente espectacular y el cura estaba acompañado de más de 10 monaguillos y varios acólitos (ayudantes). Otro dato curioso fue ver aparcados más de 10 andadores para los feligreses que allí estaban.

Tras escuchar un rato de misa y asombrarnos por el órgano y el coro, nos fuimos y pusimos rumbo a nuestro siguiente destino: Gengenbach. Había leído algo sobre esta ciudad pero no mucho. Se encuentra a tan sólo 15 minutos (17 km) y el trayecto también es muy ameno. Esta ciudad nos sorprendió muy gratamente y recomiendo visitarla, aunque parezca que es otra ciudad (o pueblo) alemana más. No se tarda mucho en recorrerla, tiene rincones ideales, calles estrechitas y empredadas con fachadas decoradas y alguna que otra sorpresa: una tienda de decoración con mucho detalle, una casa donde se celebraba el nacimiento de un niño, una fachada recién restaurada, un restaurante donde tomarse un café de media mañana, una placita donde sentarte a tomar un helado…. Recomiendo pasarse por una pequeña tienda que está en la calle Engelgasse con una figura en tamaño real del propietario de esta tienda, y su casa. Bueno, ya no es el propietario, ya que falleció y sus hijos se hicieron cargo. Es muy curioso leer su historia y ver todo lo que se vende en su tienda. Por desgracia fuimos en Domingo y estaba cerrada, así que me quedé con las ganas. Luego paseamos tranquilos y sin prisas todas y cada una de sus calles dejándonos sorprender por lo que nos encontraríamos.

(vecinos celebrando el nacimiento de un niño)

(Engelgasse)

El siguiente trayecto sería un poco más largo, 1 hora osea, unos 78 kilómetros antes de llegar a Friburgo de Brisgovia (que por lo visto hay otro Friburgo en el mundo!). El coche lo dejamos en un aparcamiento subterráneo en el centro de la ciudad para pasear un poco antes de irnos a nuestro alojamiento. Comimos algo por ahí y empezamos a pasear. El tiempo se nubló y empezó a chispear, lo que hizo nuestra visita mucho menos placentera. Había oído maravillas de esta ciudad y de la cantidad de visitantes que se quedan enamorados y sueñan con volver. Es una ciudad con mucho encanto, bastante más grande que cualquiera de las que habíamos visitado ya. Su ambiente estudiantil, su tranvía en medio de las calles, sus fachadas rojizas y sus riachuelos a través de la ciudad hacen de Friburgo una ciudad que merece la pena visitar. No existe una ruta completa ya que de camino a los puntos más emblemáticos podemos encontrar tiendas muy interesantes, tomarnos un café en una terraza o hacer una parada para tomar un helado. El centro de la ciudad no es muy grande así que, si no nos entretenemos demasiado, podremos visitarlo en un par de horas. La calle principal del casco antiguo es la Kaiser-Joseph-Strasse y en sus calles perpendiculares encontraremos casi todo lo más importante o emblemático. Luego, alejándonos un poco, encontraremos otras sorpresas. Uno de los puntos fuertes de esta ciudad es la Freiburger Münster (la Catedral), construida en estilo gótico en 3 etapas: en el año 1120, en el 1210 y en el 1230. Estas impresionantes ampliaciones se pueden ver en una pequeña exposición que hay dentro de la catedral donde esplican cada una de las etapas. Recomiendo visitar su interior y observar sus capillas, sus vidrieras y su campanario, de 116 metro de altura. Si estás en forma te recomiendo subir a lo alto del campanario (previo pago de 1,50 €) para tener unas vistas impresionantes de la ciudad. Si tenéis la suerte de ir un Sábado podréis visitar el Mercadito de la Plaza de la Catedral (Münsterplatz). Cruzando la Kaiser Joseph Strasse encontraremos el Viejo y el Nuevo Ayuntamiento (Rathaus) de la ciudad y su plaza (Rathausplatz) y la Oficina de Turismo (cerrada en Domingo, como no). El nuevo ayuntamiento es de color rojo y, el antiguo ayuntamiento, más grande, se encuentra justo al lado. Tras un tiempo paseando por la ciudad os habréis dado cuenta de que hay varios riachuelos (llamados explícitamente Bächle, diminutivo de Bach, arroyo en alemán). Estos regueros se hicieron artificialmente para abastecer la ciudad con agua y para bajar las temperaturas en los calurosos veranos (sí, en Alemania hace calor en verano!). Si volvemos a salir a la Kaiser Joseph Strasse y miramos hacia uno de sus extremos, nos encontraremos con la Martinstor, una de las puertas de entrada a la ciudad junto con la Schwabentor, en el barrio de los pescadores. Si hace un día, tenéis tiempo y estáis animados, podéis subir a la Schlossberg, un montículo bastante alto desde donde se tienen vistas de toda la ciudad. Por desgracia el tiempo seguía jugando en nuestra contra, así que descartamos esa opción, aunque me quedé con las ganas! Otra opción es pasearse por el barrio universitario, donde seguro que encontráis a gente joven (y muchos Erasmus) que os recuerden vuestra época estudiantil!

(Kaiser-Joseph-Strasse)

(Münsterplatz)

(niño jugando en un Bächle)

Día 4: Friburgo – Sankt Peter – Titisee – Múnich  (4h 45m ó 367 km)

Un viaje de tantos kilómetros y tanto caminar pasa factura, así que nos despertamos con calma y pusimos rumbo a Múnich. Decidimos volver por la costa del Lago ya que es el trayecto más corto y, de paso, podríamos pasar por un par de lugares antes de llegar a casa. Uno de ellos fue Sankt Peter, situado a 30 minutos (30km) de Friburgo por una sinuosa pero espectacular carretera. El lugar en sí no tiene mucho que ver pero el paisaje hasta llegar allí (y vuelta) es realmente bonito. El camino de vuelta a la carretera principal lo hicimos por otro lugar diferente al de ida y el paisaje nos volvió a sorprender muy gratamente. Nos dirigimos hacia Titisee para visitar el famoso lago y, como no, una vez llegamos nos encontramos con una ola de turistas bastante descomunal. No visitamos la ciudad, directamente nos fuimos al Lago. Aparcamos en la calle y, tras pasear a través de las muchas tiendas que hay, conseguimos llegar al Lago. Yo había estado hace muchos años y en verano, por lo que esta era la segunda visita. Es impresionante por estar rodeado de pinos altísimos que se reflejan en el agua y en verano es realmente precioso. El lago tiene 1,3km de superficie y un promedio de 20 m de profundidad. Tras una breve visita, decidimos conducir directos (exceptuando paradas técnicas para comer) hasta Múnich.

(Lago Titisee)

Sumando los kilómetros según Google Maps son unos 830,pero cuando devolvimos el coche de alquiler la suma ascendía a 960km, así que tened en cuenta siempre que los trayectos no se hacen siempre tan a rajatabla como dice Google! Ayy, menos mal que no fuimos a Estrasburgo! jajaja

*Si os hace buen clima y tenéis tiempo os recomiendo subir a la Schauinsland, un monte de 1284 metros. Se puede subir en funicular y es donde los locales pasan sus domingos paseando, disfrutando o haciendo un picnic….y no es para menos! He visto fotos y sin duda tengo que ir!

¿Os ha gustado el viaje? ¿Tenéis alguna otra recomendación? Si queréis ver más fotos pasáos por mi flick-r!

mi lista de viaje

mis imprescindibles en cualquier viaje

Entre mis amigos soy famosa porque me encanta hacer listas de todo: de la compra, de qué tengo que hacer, qué tengo que llevar, qué puedo visitar…no lo puedo evitar: me encantan las listas!  Cuando estoy preparando la maleta me hago una lista de las cosas que no se me pueden olvidar y que, si no las apunto, seguro que se me olvidan. Parece una tontería pero….a quién no le ha pasado que, estando ya en el aeropuerto, le ha venido a la mente: “mierda, el cargador de la cámara!” o “hhmmm…he metido ‘x’ en la maleta?”. Así pues, aquí os comparto mi lista de los “imprescindibles” que hay que llevarse a un viaje. Aunque, claro está, cada lista depende del tipo de persona y del tipo de viaje…así que donde veáis un asterisco (*) significa “si el viaje lo requiere”. Allá vamos!

  • DOCUMENTACIÓN
    • Check-in o comprobante de la reserva
    • Pasaporte
    • Visado (y una copia)*
    • Copia del seguro médico y teléfonos de contacto
    • Tarjetas para Salas VIP (si alguien es afortunado de tenerla)
    • Carnet de estudiante (si a alguien aún le sirve)
    • Carnet de conducir
    • Reserva de alojamiento / coche*
  • DINERO
    • Efectivo (en Euros o, en su caso, divisa extranjera si así lo deseamos)
    • Tarjetas de crédito o débito
    • Bolsita aparte para guardar dinero separado (leer  más abajo)
  • CARGADORES/ADAPTADORES
    • Cargador de: móvil, tablet, ordenador, cámara de fotos
    • Adaptadores de corriente*
    • Tarjetas de memoria
    • Adaptador USB para el mechero del coche*
  • ROPA
    • Pantalones (cortos/largos)
    • Camisetas (tirantes/manga corta/manga larga)
    • Jerseys/sueters/ rebecas
    • Ropa interior
    • Bañador / Bikini
    • Pijama
    • Cinturón
  • CALZADO
    • Zapato cómodo
    • Chanclas de ducha/playa/cangrejeras*
    • Zapato deportivo*
    • Zapatillas “de andar por casa” de viaje (tengo unas de Oysho comodísimas)
  • COMPLEMENTOS
    • Gorras / sombreros / gafas de sol
    • Fulares
    • chubasquero / paraguas
    • Kleenex
    • Mini costurero: un par de agujas y un par de hilos
    • Imperdibles
    • Antifaz / tapones para los oídos*
    • Toalla*
    • Cámara de fotos (acuática si tenemos)
    • Guía de viaje
    • Navaja multiusos*
    • Secador de pelo o espuma para quien lo necesite (aporte de la lectora Paloma)*
  • NECESER
    • Cepillo de dientes + pasta
    • Cepillo de pelo
    • Champú / suavizante / gel
    • Desmaquillante y discos / toallitas
    • Desodorante / colonia
    • Cuchillas de afeitar / depiladora eléctica
    • Maquillaje
    • Crema solar / hidratante / aftersun*
    • Tijeritas / lima de uñas
    • Repelente de mosquitos*
  • BOTIQUÍN
    • Ibuprofeno / paracetamol / aspirina / frenadol
    • Tiritas
    • Betadine (venden unos tubos pequeños muy prácticos)
    • Protector de estómago*
    • Medicamento para la diarrea*
    • Gel antibacterias (venden unos tubos pequeños muy prácticos)
    • Bicarbonato (en una bolsa hermética transparente)

ORGANIZAR LA MALETA:

Para organizar las cosas dentro de la maleta cada uno usa sus propios métodos o los hay quienes lo meten todo sin pensar (ni doblar). Yo soy mucho de dividir y clasificar las cosas según su uso y para esto las bolsas herméticas de plástico son muy útiles. Siempre llevo conmigo una bolsa de tela para la ropa interior, una bolsa de plástico para la ropa sucia y bolsas de tela con los zapatos. En una bolsa medio transparente guardo todos los cargadores, adaptadores, tarjetas de memoria, etc… En el neceser guardo todo lo de baño (para eso soy más práctica y reduzco el uso de cosméticos cuando viajo) pero los líquidos los guardo en una bolsa transparente con cremallera (más resistente que las típicas herméticas).

CÓMO Y DÓNDE LLEVAR EL DINERO:

Esto lo publiqué en los consejos de viaje y, aunque depende del tipo de viaje y de la cantidad de dinero que llevemos, nunca viene de más repetirlo: es muy importante DIVIDIR y ESCONDER el dinero en efectivo. Yo siempre llevo 2 monederos pequeños y 1 paquete de Kleenex medio vacío: un monedero lo llevo comigo con dinero que gastaré ese día, el otro con más dinero que guardo en lo más profundo de mi maleta y el paquete de Kleenex con más dinero en otra maleta o mochila (las maletas SIEMPRE cerradas con candado cuando abandonemos el hotel/hostal/airbnb/coche). Lo que se queda en la maleta lo suelo meter en el bolsillo de algún pantalón, en mi bolsa de ropa interior o en algún calcetín suelto por la maleta. El monedero que llevo conmigo lo llevo en un bolsillo interior de la mochila. Los pasaportes a veces los llevo conmigo y otras los dejo en el hotel, dependiendo del plan del día, pero SIEMPRE en una bolsita aparte y escondido en la maleta. En cuanto a las tarjetas lo mismo: una la llevo conmigo y la otra la dejo en la maleta junto con el resto del dinero. Yo no suelo sacar grandes cantidades de dinero (a no ser que el banco local cobre mucha comisión) pero en muchos países los billetes pequeños abultan mucho y no quiero llevarlo siempre todo conmigo.

COPIAS DE SEGURIDAD:

Como os dije en otro post, es muy importante que guardéis en Google Drive/Dropbox una copia de todos los documentos que vayáis a necesitar (pasaportes, visados, resguardo del seguro médico, etc…) así como llevar con vosotros una lista de teléfonos de emergencia (incluído el del banco, por si perdiérais una tarjeta). Con mi cámara réflex hago una foto a mi tarjeta de visita donde aparece mi nombre y un teléfono de contacto por si se me perdiera y un alma caritativa quisiera devolvérmela. Para el teléfono móvil se puede guardar en la carcasa trasera una tarjeta con vuestra información y otro número de teléfono donde se os pueda localizar.

Y….para mí imprescindible: UN CUADERNO DE VIAJE… y BOLI! =)

¿Se te ocurre algo más haya que meter sí o sí en la maleta? Coméntalo!

rothenburg ob der tauber / heidelberg

excursión de fin de semana a rothenburg ob der rauber y heidelberg

Tanto si vives en Múnich como si estás de paso y ya te conoces la ciudad, te recomiendo esta excursión de Fin de Semana para salir de la monotonía y explorar sitios nuevos. Tras haber visitado Oberammergau y Nuremberg decidimos ir un poco más al Norte y descubrir estos lugares con encanto.

_CÓMO LLEGAR_

*COCHE: Rothenburg está situado a unos 250 Km de Múnich y se tardan más o menos 2 horas 15 min en llegar por la A8 y A7, un recorrido bastante ameno. Alquilamos un coche porque nos pareció más cómodo hacer esta excursión por libre que ceñirnos a los horarios y conexiones de los trenes.

*TREN: Si vais en grupo y no tenéis coche, o no queréis alquilar uno, lo mejor es comprar el “Bayern Ticket“, ya que el ticket os saldrá más barato que si lo compráis individual y por trayecto. Lo malo de este viaje en tren es que tendréis que cambiar dos veces de tren, por lo que el trayecto en total acaban siendo 3 horas y 30 minutos. Si aún así os decidís por esta opción, comprobad los horarios en la web de Deutsche Bahn o en el punto de información que hay en el mismo Hauptbahnhof de Múnich (justo delante de los andenes). Ya puestos, comprobad los horarios a Heidelberg si es que queréis alargar la ruta para un fin de semana. Ojo porque el Bayern Ticket sólo os valdrá para llegar hasta Rothenburg, ya que Heidelberg se encuentra en el Estado de Baden-Wurtemberg!

– “Bayern Ticket – Como ya comenté en el post de Nuremberg se trata de un ticket válido para hasta 5 personas que permite coger todos los trenes regionales dentro de Baviera en cualquier día de la semana a partir de las 09:00 y hasta las 06:00 del día siguiente, y fines de semana a cualquier hora hasta las 03.00 am. La primera persona cuesta 23€ y cada viajero extra paga 5€ hasta un máximo de 5 (por billete). El transporte público urbano (metro, bus, tranvía…) también está incluido, aunque Rothenburg se recorre todo a pie.

_NUESTRA RUTA_

Para hacer esta excursión de fin de semana nos decantamos por la opción de alquilar un coche para tener más libertad de horarios y disfrutar del camino. Nos despertamos muy temprano el sábado por la mañana y, tras un rápido desayuno, nos metimos en el coche y empezamoms la ruta. La primera parada será Rothenburg y para llegar hasta aquí hay dos alternativas: pasando por Ausburgo o pasando por Nuremberg. Como ya hemos estado en Nuremberg decidimos explorar el otro camino. El trayecto en coche no se hace nada pesado por lo que, sin darnos cuenta, ya estábamos llegando a Rothenburg. Nada  más llegar, conseguimos aparcar sin problemas a las afueras de la muralla, desde donde se llega caminando y en poco tiempo al centro de la ciudad. En el mapa que veréis a continuación podéis haceros una idea de dónde aparcar y la ruta a pie que podéis hacer.

Rothenburg es una ciudad que está completamente amurallada y el estado en el que se conserva su casco histórico es digno de admirar. Sus calles empedradas, sus casas con decoración en madera y toda la naturaleza que la rodean, hacen de Rothenburg una parada obligatoria en la Ruta Romántica alemana. Son muchos los turistas que deciden hacer una parada en esta pequeña ciudad, y no es para menos! Nosotros íbamos justos de tiempo, pero bien merecería la pena pasarse un fin de semana entero allí, descansando o visitando los alrededores.

Sea donde sea que hayamos aparcado, nos dirigiremos a la Plaza del Mercado (Marktplatz) donde encontraremos: el Ayuntamiento (Rathaus) y la Taberna de los Concejales (Ratstrinkstube). El Ayuntamiento cuenta con una torre de unos 60 metros a la que se puede subir, y en la Taberna de los Concejales es donde encontraremos el Centro de Información Turística y el enorme Reloj de la Ciudad. En esta plaza notaréis que hay mucho ambiente (y bastantes turistas, entre ellos muchos japoneses) y muchos hornos-panaderías (Bäckerei) donde probar la delicia de la ciudad: los Schneeballen. Las casitas que rodean la plaza tienen mucho encanto gracias a sus vigas de madera y los colores. En la manzana de al lado encontraremos la Iglesia de San Jacobo (St. Jakobskirche), con sus dos torres góticas. En el interior podemos encontrar el Altar de la Santa Sangre, así como el altar de San Luis de Tolosa. Si paseamos por la calle Hernngasse llegaremos a la Iglesia de los Franciscanos y, más adelante, a la Torre del Castillo. Si seguimos paseando llegaremos hasta los Jardines del Castillo (Burggarten) con unas preciosas vistas de la ciudad y del Valle de Tauber. En 1.356 un terremoto destruyó esta Fortaleza y sólo reconstruyeron la Capilla de San Blas. Bajando por la Burggasse y recorriendo la muralla llegaremos hasta la Plaza Plönlein con la Torre Sieber, uno de los lugares más fotografiados de Rothenburg. Volviendo en dirección a la Plaza del Ayuntamiento, si seguimos hacia delante, nos encontraremos con la Torre Blanca, puerta urbana del siglo XII. Rothenburg es una pequeña ciudad para perderse y recorrer a pie, dejándose encandilar por sus fachadas y sus estrechas calles. Lo que más me gustó fueron los carteles de los hoteles y las pequeñas tiendas con miles de curiosidades. Parece que sea una ciudad de cuento donde toda la decoración la tienen calculada al milímetro! Mucha gente dice que todos los pueblos de Alemania son iguales pero yo aún no he encontrado ningún pueblo o ciudad que se parezca a la anterior, y cada uno me enamora más!

(el Ayuntamiento)

(vistas a la ciudad desde el Burggarten)

(la famosa Torre Sieger)

(calle peatonal)

(las irresistibles Schneeballen)

Antes de que atardeciera nos pusimos rumbo a Heidelberg. Cuando hice un interrail por Alemania visité esta pequeña ciudad y, la verdad, me quedé con tan buen sabor de boca que decidí volver. No encontramos alojamiento en Heidelberg porque había un evento justo esa misma noche (un espectáculo de fuegos artificiales) así que decidimos buscar algo que estuviera en el camino. Encontramos un hotelito bastante sencillo en Heilbron y allí que decidimos pasar la noche. Desde Rothenburg se tarda 1hora en llegar (100km) así que cuando llegamos y dejamos las cosas en la habitación nos fuimos a dar un paseo. Caminamos pasando por donde nos parecía, cenamos en una placita con mucho ambiente y luego nos fuimos a descansar al hotel. A la mañana siguiente pusimos rumbo directo a Heidelberg y, muy a nuestro pesar, la previsión meteorológica no era la ideal. A mitad camino (Heidelberg se encuentra a tan sólo 45 minutos de Heilbronn) se puso a diluviar. Cuando llegamos ya sólo era lluvia, pero nos fastidió nuestro plan de pasear por la ciudad. Dejamos en coche en un parking al lado de la Kongresshaus y, paraguas en mano, empezamos a caminar en dirección al Castillo. Heidelberg no es muy grande por lo que, si sólo quieres visitar el casco histórico, se puede hacer a pie. Desde el puente Theodor-Heuss Brücke se pueden hacer muy bonitas fotos del Castillo, así que merece la pena empezar la ruta desde aquí. Luego fuimos caminando por el centro histórico pasando por el Ayuntamiento y la enorme Heiliggeistkirche o Iglesia del Espíritu Santo.

Desde la Marktplatz fuimos caminando hasta la Zwingerstrasse, donde encontraremos la entrada a las taquillas donde compraremos la entrada del funicular que nos llevará hasta el ansiado Castillo de Heidelberg. Los tickets se compran en unas máquilas automáticas o directamente con el personal que os atenderá allí. El precio de la entrada al Castillo es de 7€ e incluye: funicular, entrada al castillo, visita al Museo de Farmacia y al lugar con un enorme barril de cerveza. El horario para visitar el Castillo es de: de Lunes a Domingo de 08:00 a 18:00, y la última entrada permitida es a las 17:30. Si necesitáis más información esta es su web.  No se tarda nada en llegar hasta arriba y las vistas quitan bastante el hipo! La visita en total puede durar unas 2-3 horas dependiendo de lo que nos entretengamos. Hay que recorrerlo despacio, disfrutando de las vistas y admirando cada una de las paredes! Acercaros a la muralla, donde podréis disfrutar de unas vistas espectaculares de la ciudad de Heidelberg y del río Neckar. El Museo de la Farmacia también es realmente impresionante ya que hay réplicas exactas de Farmacias antiguas y frascos con tanto detalle que querrías llevarte uno a casa! En otra de las zonas del Castillo encontraremos un bar-restaurante donde alojan un barril de cerveza gigante (no sé si el más grande de Alemania, de Europa o del mundo pero es realmente espectacular). Aquí se puede comer por un precio turista pero bastante razonable, y también podemos encontrar baños. Para nuestra suerte, cuando llegamos al Castillo dejó de llover por lo que pudimos, al menos, pasearlo tranquilamente.

Cuando acabamos de visitarlo, bajamos con el funicular y decidimos pasear hasta el párking pasando por la famosa Universidad y su Biblioteca. No pudimos entrar, pero me hubiera encantado sentarme en uno de esos pupitres en una de sus enormes aulas! A pesar de que el día no nos acompañó mucho y aunque me hubiera quedado otro día más, sigo guardando muy buen recuerdo de esta bonita ciudad.

 

(vistas del Castillo desde Theodors Brücke)

(vistas de la ciudad desde el Castillo)

(Museo de la Farmacia)

(barril de cerveza gigante!)

Si quieres ver más fotos visita mi flick-r!

myanmar I

myanmar en 2 semanas

Este viaje fue diferente y muy especial ya que se trató de nuestra Luna de Miel. Desde el primer momento descartamos el típico viaje organizado a la Polinesia francesa, Sri Lanka o las Malvidas ya que no es nuestro estilo (me disculpo con aquellos que sí lo hicieron, porque así lo quisieron). En un primer momento barajamos ir a la India pero empecé a investigar sobre Myanmar y me pareció muy interesante y mucho menos explotado, por lo que en poco tiempo tuvimos decidido dónde queríamos pasar nuestras 2 semanas de luna de miel. Myanmar, antes conocido como Birmania, es un país que se está empezando a abrir al turismo a una velocidad abismal así que recomiendo ir antes de que acabe siendo tan turístico y explotado como Tailandia! En este primer post os cuento cómo organicé el viaje y cuál fue nuestra ruta. En Myanmar II os contaré los detalles. Listos? Allá vamos!

_PREPARATIVOS_

*VISADO: Estuve leyendo mucho sobre este tema antes de viajar y todo lo que leía era sobre gente que hacía escala en Bangkok (Tailandia) y allí tramitaban el visado en un par de días. Nosotros queríamos viajar directo a Yangón por lo que teníamos que cerciorarnos bien si se necesita visado antes de ir o funciona como en Indonesia, con el visado a la llegada (visa on arrival). Por fin dí con la web donde puedes tramitar la e-visa online y súper fácil. Este es el link y en la web del Ministerio de Asuntos Exteriores podéis encontrar más información general sobre Myanmar. El visado online cuesta 45 eur (50$, aunque acabo de ver que ha subido) y se hace en el momento. Como con la visa para EEUU, tendréis que imprimir el comprobante que os manden por mail para enseñarlo en el check-in y en el control de pasaportes.

*SEGURO MÉDICO: Como ya he comentado en los viajes que he hecho fuera de la Unión Europea tengo un seguro médico anual que me cubre este tipo de viajes. Aquí podéis leer más cosas sobre este tema.

*BOTIQUÍN: Esta es una parte muy importante en un viaje de este tipo. Lo mínimo y genérico que recomiendo llevar sería: algo para el constipado y dolor de cabeza (con tanto calor y aire acondicionado no es difícil tener dolor de garganta o constiparse); algo para curar heridas (tipo betadine + tiritas); un protector de estómago para quien suela digerir mal las comidas pesadas/picantes; y muy importante: algo para cortar la diarrea. Igual de importante es llevar un repelente de mosquitos fuerte (por ejemplo: Relec Extrafuerte o Goibi) ya que en zonas como Inle Lake o la playa lo vais a necesitar. Por supuesto, si alguien está tomándose “malarone” contra la Malaria, llevar las dosis que queden! CONSEJO: evitad los hielos, las ensaladas y beber siempre agua embotellada y sellada! Esto es muy importante si no queréis tener diarrea desde el primer día!

*VACUNAS:  No hay ninguna vacuna obligatoria para ir a Myanmar pero lo mejor es ponerse en contacto con el Centro de Vacunación Exterior para que recomienden qué vacunas hay que ponerse dependiendo del tipo de viaje y de qué zonas se vayan a visitar. En Myanmar abundan los mosquitos, algunos de los cuales pueden transmitir la malaria, pero en las zonas más turísticas apenas hay riesgo. El medicamento más conocido contra la malaria se llama “Malarone” y el tratamiento hay que seguirlo a rajatabla, aunque hay gente a la que le sienta mal. No es obligatorio, por lo que es decisión propia tomarlo o no. Por suerte en Alemania venden uno similar llamado “Lariam” (en España ya no lo venden) y sólo se toma una vez a la semana por lo que no hicimos el tratamiento pero nos llevamos una caja por si nos daban síntomas (así me lo recomendó mi médico de cabecera). Eso sí, si se decide no tomarse nada hay que ir siempre embadurnado de repelente de mosquitos!

*MONEDA: La moneda usada en Myanmar se llama KYAT (pronunciado “chat”) que se representa como “Ks” o “MMK”. El cambio en Noviembre de 2016 era de 1€ = 1.400 Ks  ; 1Ks= 0,0007 €… mejor calculad que 1.000Ks (el billete más empleado) son 0.70€. Lo mejor de la moneda birmana es que…no hay monedas (o al menos  yo nunca las ví)! Todo son billetes que van desde los 100 Ks hasta los 10.000 Ks (aunque la mayoría que emplearéis serán de 5.000 y 1.000Ks). Por mucho que lo ponga en varias guías, en todas las ciudades (incluso en Inle Lake y en Bagan) podéis encontrar varios cajeros automáticos (ATM) y nunca tuvimos problemas para sacar dinero. Eso sí, TODOS cobran una comisión local que ronda los 5.000 o 6.500 Ks (equivale a 4€ al cambio). Otra cosa que advertir es que allí aceptan también dólares americanos (en hoteles, entradas y algunas grandes tiendas) pero sólo si los billetes están impolutos. A mí me llegaron a poner problemas por pagar con dólares un poco doblados y arrugados. En “consejos de viaje” podéis leer más cosas sobre viajar a un país con cambio de divisa

* EQUIPAJE: ¿Qué meto en la maleta? Para muchos (y sobre todo para las mujeres, jejeje) no es una tarea fácil. La otra pregunta es ¿maleta o mochila? La maleta resulta cómoda si no te vas a mover mucho y si tienes los hoteles reservados; la mochila resulta muy útil para moverse, para andar por sitios mal asfaltados y si tienes que ir por la ciudad buscando un hotel/hostal. Os recuerdo que las calles en este país no están muy bien asfaltadas, apenas hay aceras y hay muchos socavones así que maleta o mochila depende del tipo de viaje que queráis hacer. El equipaje también depende de las zonas a las que vayáis a ir pero este es el mínimo os recomiendo:

ROPA: En este viaje vais a visitar MUCHOS templos y pagodas a los que hay que entrar con ropa adecuada: falda/pantalón por debajo de la rodilla, cubrirse los hombros (las camisetas de tirantes finos están prohibidas) y quitarse los zapatos. Es por esto que recomiendo: llevarse varios pantalones finos tipo bombacho (a los chicos les basta unas bermudas por las rodillas) y camisetas de manga corta finas. Yo a veces iba con camiseta de tirantes y en la mochila llevaba siempre una camiseta ancha de manga corta o un “sarong” (como un pareo) por si acaso. Sólo usé pantalón corto en la playa y alguna noche en Bagan. Luego viene la aventura autobús: si tenéis planeado viajar en bus es IMPRESCINDIBLE una camiseta de manga larga, un pantalón largo y una sudadera o algo de abrigo. Aparte, por la noche refresca. Tambié usé un par de veces una chaqueta impermeable finita, para evitar el paraguas en caso de que llueva. Si vais a zona de playa no olvidéis el bañador/bikini!

CALZADO: Es INDISPENSABLE llevar chanclas. Os vais a hartar de quitaros y poneros los zapatos cada vez que visiteis un templo o pagoda así que escoged un calzado cómodo y fácil de quitar! Yo fui con zapatillas tipo victoria y acabé yendo con las chanclas que llevé para la ducha/playa. Si vais a zona de montaña no olvidéis zapatos adecuados, así como algun tipo de calzado cerrado por si hace frío (yo me llevé unas deportivas). En muchos hoteles dan chanclas pero no ocupan espacio y os servirán para los días en la playa 😉 Os recuerdo que en autobús hace frío y os vendrá bien llevar zapato cerrado y, muy importante, calcetines!

NECESER: aquí sólo “advertir” que a no ser que vayáis a un buen hotel, sólo os van a dar una pastilla de jabón para la ducha y habrá mini sobrecitos de champú (en el mejor de los casos). Así que unos botecitos de champú/suavizante/gel/pasta de dientes y demás no os vendrá mal llevarlos desde casa (aunque en varios sitios nos dieron cepillos de dientes y un mini tubo de pasta).

ACCESORIOS: un paraguas/chubasquero ligero. Gafas de sol/sombrero/gorra. Muuuchos kleenex porque en muchos WC no hay papel (hay quien directamente lleva un rollo de papel higiénico en la mochila!). Imprescindible: crema solar y “after sun”! Y por descontado: cámara de fotos! Y si tenéis una acuática, mejor! ah, meted en la maleta un antifaz para dormir y unos tapones para los oídos…más adelante os contaré porque! 😉

* En los hoteles hay toallas por lo que en principio no necesitáis llevar. Aún así, lo mejor es llevarse una finita (en Decathlon venden una que apenas ocupa espacio y van muy bien) y si necesitais, comprad en el destino unas baratas para la playa/piscina.

* IDIOMA: La lengua oficial es el birmano pero en todos los hoteles y restaurantes hablan un inglés bastante decente. Mucho locales han aprendido inglés gracias a los turistas por lo que taxistas y comerciantes hacen sus esfuerzos para poder comunicarse. Eso sí, si preguntáis por la calle es muy probable que os encontréis a gente que no os entienda. La escritura del idioma me pareció super bonita! Aunque es imposible entender algo me pareció muy muy dulce!

* CORRIENTE ELÉCTRICA: Para suerte de muchos os diré que NO hace falta adaptadores ya que los enchufes que hay en todo Myanmar son compatibles con los enchufes europeos. Si venís desde México o algún país de Sudamérica SÍ tendréis que llevar adaptador.

* HUSO HORARIO: Myanmar se encuentra en el huso horario de GMT + 6.30, osea, 5.5 horas más que en España (aunque esto dependerá de la época del año). Si haceis escala en Bangkok tened en cuenta que su huso horario es de  GMT + 7

* RELIGIÓN: Todo birmania es budista por lo que os encontraréis a muchos monjes por la calle y todo el mundo dejando ofrendas en los templos. Es un país en el que hay que respetar bastante su religión (como en todos los lugares, en mi opinión) así que porfavor, seguid las normas de todos los templos y lugares que para ellos sean sagrados, tanto cubriéndose las rodillas como descalzarse cuando sea necesario.

* SEGURIDAD: Todo el país me resultó muy seguro y en ningún momento tuve la sensación de que iba a pasarnos algo. Nunca tuvimos ningún problema pero no está de más andarse con ojo por la calle. En zonas de mucha gente y mercados recomiendo pegarse bien las mochilas y bolsos. Nunca dejar nada de valor en los hoteles (y si lo hacéis, escondelo en la maleta y cerradla con candado) y llevar siempre los pasaportes con vosotros. Evitad encontronazos con locales y sed siempre amables.

_COMO LLEGAMOS_

El vuelo de I/V desde Múnich lo compramos con varios meses de antelación a través de Kayak con “fluege.de” haciendo escala única en Dubai. 23 horas antes de nuestro vuelo recibimos un mail de cancelación por parte de Fluege.de (no de la aerolínea) sin dar ninguna explicación. Tras llamar durante 1hora y media, mandar mails y no tener respuesta tuvimos que comprar un vuelo de última hora. Por suerte mismos horarios, 1 escala más a la ida y 100€ más por persona. Mal modo de empezar un viaje, pero al menos volamos! Lo hicimos con Emirates (en un A380!) y el servicio fue excelente. Aunque en el asiento sólo te dejan almohadas y auriculares se les pueden pedir antifaces para dormir (y que os vendrán muy bien para los trayectos en bus!). Nuestra ruta completa del viaje fue la siguiente:

Munich (MUC) – Dubai (DXB) – Bangkok (CGK) – Yangon (RGN)

Yangon – Inle Lake: VIP night bus, 12 horas ( 18:30 – 06:30)

Inle Lake – Mandalay: VIP night bus, 6 horas (20:20 – 02:30)

Mandalay – Bagan: VIP night bus, 6 horas (21:00 – 03:00)

Bagan – Yangon: vuelo

Yagon – Ngwesaung: Normal night bus, 6 horas (21:00 – 03:00)

Ngwesaung – Yangon: Normal day bus, 9 horas (09:30 – 18:30), no hay buses nocturnos

Yangon (RGN) Dubai (DXB) – Munich (MUC) con Emirates (en un A380!)

*TASAS: No tuvimos que pagar ninguna tasa por entrar en el país pero aviso que sí hay que pagar tasas al llegar a Inle Lake y a Bagan (tasa de turista para visitar los templos y el lago). Si viajáis en bus os despertará cuando vayáis a entrar a la ciudad para que paguéis (y os dan un ticket, como una entrada) y sí, puede ser que os lo pidan cuando vayáis a visitar algún templo.

_TRANSPORTE ENTRE CIUDADES_

El transporte interno en el país aún está por mejorar pero existen varias alternativas: avión, tren, barco y bus. A continuación cuento (mis) ventajas y desventajas:

  • Avión: Es la alternativa más cara (100€/trayecto) y no tan cómoda. Los horarios no son siempre buenos, tienes que estar 1hora antes y los aeropuertos no siempre están muy cerca (o ni siquiera hay). Nosotros sólo volamos en una ocasión y fue para ahorrarnos las 12 horas de bus desde Bagan hasta Yangon para luego tener que hacer otras 6 horas en bus hasta Ngwesaung.
  • Tren: Nos dijeron que no es muy cómodo y se tarda lo mismo que en bus, así que nunca usamos esta opción. Por otra parte he de decir que me hubiera gustado haber hecho un trayecto por el que se pasa por un acueducto muy viejo y con muy bonitas vistas…otra vez será.
  • Barco: Esta opción se puede usar para hacer el trayecto Mandalay-Bagan (o viceversa) pero se tardan muchas más horas que en bus, es más caro y me han dicho que el paisaje no merece tanto la pena.
  • Bus: La opción más empleada entre mochileros. Los buses han mejorado mucho desde hace varios años y ahora existe la posibilidad de viajar en VIP-Buses (se reclinan mucho, te dan manta, almohada, agua, toallitas refrescantes y cepillo de dientes…pero lo llaman VIP porque hay menos pasajeros, por lo que es más cómodo y hacen menos paradas). Dentro de las opciones de Bus también se puede elegir entre viajar de día o de noche. Nosotros viajamos siempre de noche (VIP Night-Bus) menos el trayecto desde Ngwesaung a Yangón porque no había esa opción. Yo recomiendo los buses nocturos por lo siguiente: se tardan menos horas (porque apenas hace paradas para dejar a pasajeros), se para 1 o 2 veces para ir al baño, se puede dormir mejor ya que no hay luz exterior que nos moleste y la gente también duerme. La única desventaja que encontré fue que no se puede ver el paisaje y que se llegan a unas horas horribles (03.00-04.00am) aunque siempre nos dejaron hacer el check-in en los hoteles y pudimos dormir un poco para recuperarnos y disfrutar del día siguiente. Los asientos se reclinan mucho (más que en los aviones) así que se puede dormir relativamente bien (descansar es otra cosa). Otra ventaja: te ahorras una noche de hotel…que en suma son 3 o 4! No sé, yo sólo veo ventajas!

Pero, si decides viajar en Bus tienes que tener en cuenta:

  • Dentro del bus hace un frío infernal (no, no van a quitar el AC) así que recomiendo llevarse un sueter/sudadera o algo de abrigo, así como calcetines! En la mayoría de los buses dan una mantita.
  • Recomiendo llevarse algo de comer ya que los lugares donde hacen las paradas no son los ideales para cenar.
  • No hace falta llevarse agua, allí dan.
  • Si queréis dormir algo os recomiendo llevar: antifaz para los ojos y tapones para los oidos, ya que puede ser que pongan música a todo volumen o que el que se siente delante o detrás no pare de hablar o roncar!
  • Si queréis total comodidad llevaros una almohada inflable para dormir mejor.

Si queréis leer más consejos sobre viajes en bus no os perdáis el post de La Libreta Roja, aunque un par de cosas han cambiado desde entonces y depende de si, como he dicho, viajas de día o de noche.

_ALOJAMIENTO_

Había leído muchísimo sobre este tema así que ya iba mentalizada de que el alojamiento durante todo el viaje iba a ser caro y malo….y así es. Hoteles hay muchos, pero la mayoría bastante malos y caros (para ser Indochina). Leí que si querías encontrar uno decente a buen precio tenías que reservar con antelación pero nuestro plan era ir reservándolos sobre la marcha así que nos alojamos en hoteles según los comentarios de otros viajeros en tripadvisor. Algunos mejores que otros, pero desde luego id mentalizados de que os vais a alojar en habitaciones cutres por una media de 30€ (en Indonesia por 40€ te alojabas en un hotel 5*)…es lo que hay!

Como consejos o curiosidades os comento:

  • No existe plato de ducha en el baño (en todo el viaje nunca ví una bañera) así que después de la ducha todo el baño queda empapado por lo que recomiendo llevarse chanclas y no asustarse.
  • En la mayoría dan una pastilla de jabón y un sobre de champú, pero no estaría de más llevarse unos botecitos propios
  • El Wifi en muchos hoteles va bastante regular o sólo funciona en la recepción…paciencia.
  • Los desayunos en todos los hoteles suelen consistir en: café, zumo, fruta, tostadas y huevo (frito, revuelto o tortilla) aunque suelen ofrecer también el desayuno birmano (sopa o nuddel).
  • No os fieis mucho de las fotos que aparecen en las webs, muchas de ellas o son muy antiguas o nada tienen que ver con la habitación que os van a dar.

Los hoteles en los que nosotros nos alojamos son los siguientes:

YANGON

Hotel Mother Inn (2): Dirección: No(443), Lower Pazundaung Road, Pazaundaung Township, Yangon 11171; web

Precio: 35$/noche/habitación doble

La localización no es excelente pero escogimos éste porque lo recomendaban en varios blogs y porque tiene servicio de recogida en el aeropuerto. El personal de recepción es muy amable pero seguro que se puede encontrar algo mejor y más céntrico en la ciudad. Yangón es caro, así que imagino que los hoteles también lo serán. Este hotel incluye desayuno (tostadas, bizcocho, fruta, huevos, café, té…) y tiene Aire Acondicionado (un plus a tener en cuenta).

INLE LAKE (Nyaungshwe)

En este lugar os podéis alojar directamente en en Lago (a precio muy alto y con poco plan) o iros hasta Nyaungshwe (donde llegan los buses) y alojaros en cualquiera de sus muchos hoteles.

Gold Star: No tiene ni web ni dirección, pero se encuentra en google maps con sólo poner el nombre. Está entre las calles: Phaung Daw Pyan Rd y Parami St. Lo reservamos a través del buscador de hoteles Agoda (muy extendido en el país) ya que en Booking no aparecía.

Precio: 19€/noche/habitación doble

No está situado en la calle principal (Yone Gyi St.) pero en Inle Lake se puede llegar a todos los sitios andando. Nos dejaron hacer un early check-in y el hotel estaba bastante limpio. La tarifa incluye desayuno y el Wifi funciona bastante bien en las habitaciones.

Consejo: no os alojéis en ningún hotel cerca del canal porque a partir de las 06:00 estaréis escuchando el ruido del motor de las barcas que salen a pescar y ese ruido os acompañará el resto del viaje (testimonio de una pareja de viajeros alojados en el Hotel Inle Star)!

MANDALAY

Kaung Myint Hotel: No.502, 80 Road, Between 30 & 31 Street, 11101 Mandalay; No tiene web pero en las páginas Agoda y Booking podéis ver fotos y comentarios.

Precio: 25€/noche/habitación doble

El segundo mejor hotel en el que nos hemos alojado durante todo el viaje. La localización es super buena (aunque Mandalay es tan grande que tienes que ir a todos sitios en moto) y el hotel es muy nuevo. Una habitación amplia, baño grande y muy limpio (hasta el lavabo tenía bancada!), TV y Aire Acondicionado. El personal de recepción es extremadamente amable y te ayudarán a organizar cualquier plan que necesitéis. Un día que me encontraba súper mal salió el dueño del hotel a darme un medicamento chino que funcionó como agua bendita! Y hasta nos enseñó a meditar…un amor de hombre! Ah, a 5 minutos caminando encontraréis una tienda donde alquilar scooters, muchos lugares para cenar, un pequeño supermercado y una pastelería. Es un hotel que recomiendo 100%!

BAGAN

Inn Wa Guesthouse: Tampoco tiene web ni dirección pero sí aparece en google maps. Lo podéis encontrar al lado del Mercado en la calle Lanmadaw 3 Rd haciendo esquina con Lanmadaw 2 Rd, en Nyaung-U, cerca del río Irawadi.

Precio:  30€/noche/habitación doble

Decidir dónde alojarse en Bagan parece todo un dilema porque existen 3 focos de vida: New Bagan, Old Bagan y Nyaung-U. En New Bagan es donde están la mayoría de hostales y hoteles más baratos y donde se albergan los backpackers, Old Bagan es donde se encuentran los hoteles más caros y Nyaung-U es una cosa intermedia pero que cuenta con el plus de tener una calle repleta de restaurantes. Cuando fuimos a reservar el hotel estaban casi todos llenos así que no teníamos mucha opción. Pensamos en alojarnos en New Bagan pero encontramos este hotel y el hecho de estar cerca de la zona de restaurantes nos pareció buena idea… y acertamos de pleno. En InnWa nos dejaron hacer un early check-in, alquilan motos (e-bikes), preparan viajes a Mt.Popa, con ellos puedes comprar billetes de bus y hasta vuelos. Las habitaciones son bastante normales (limpias, con aire acondicionado) pero el desayuno en el ático es el mejor que probé en todo el viaje. Si os alojáis aquí preguntad por YeYe, un recepcionista que regenta la tienda de motos de enfrente y que hizo nuestra estancia una delicia!

NGWE SAUNG

Ngwe Saung Yacht Club & Resort: Myo Ma St, Ngwesaung; web

Precio: sorpresa! Y digo esto porque nuestra historia con este hotel tiene tela. Reservamos por booking una habitación Standard por 50$ y, cuando llegamos a las 04:00am después de un viaje en bus, nos llevaron a unos barracones peores que cualquier pocilga en una pension. Decidimos relajar los humos porque estábamos cansados y dormir un poco. A las 11:00 fuimos a cantarle las 40 al manager del hotel (el pobre no tendría la culpa pero un hotel 5* no puede ofertar unas habitaciones donde el suelo es un plástico que ni siquiera está pegado al suelo y un baño sin llave de agua caliente). Por suerte nos subieron de categoría sin tener que discutirle mucho (el hombre nos daba la razón en todo) y nos dieron la mejor habitación de todo el viaje: una suite enorme, con baño impresionante y desayuno incluído.

La localización del hotel es muy mala (está justo al final de la playa) pero como íbamos a descansar pensamos que era mejor tener un buen hotel con piscina y acceso a la playa y alquilar una moto para ir a Ngwesaung…y así lo hicimos. 3 noches en un hotel de lujo, piscina infinita y desyauno buffet. Al ser un hotel 5* todo es muy caro (las bebidas sorprendentemente no) y alquilan scooters por 25$/día así que decidimos pasear por la playa hasta Ngwesaung y alquilar allí una por 10$/día. Más adelante os doy los detalles.

Para nuestra “desgracia” (aunque este tipo de hostales son los que nos gustan) el hotel 5* no tenía disponibilidad para nuestra última noche así que tuvimos que improvisar algo para ese día. Nos topamos con una pareja de viajeros que habíamos conocido en el bus y nos recomendaron el hostal donde se estaban quedando.

Hostal Soe KoKo Beach:  2. Quarter, Myo Pat Road ; web

Precio: 35€/noche/habitación doble

La localización es bastante buena y el responsable es un alemán muy simpático (y algo raruno). El desayuno está incluído y además sirven deliciosas comidas y cenas a muy buen precio! El ambiente en el hostal es increíble y te puedes quedar en recepción hasta las tantas charlando mientras disfrutas de una cerveza fría. Nosotros nos alojamos en unos Bungalows con baño privado pero también hay dormitorios con baño compartido un poco más baratos. El único “pero” que encontré fué que las sábanas olían fatal y que tienen un generador de electricidad al lado de recepción que hace un ruido horrible toda la noche. Por lo demás, todo muy bien y recomendable. Ah, aquí fue donde alquilamos la moto por 10.000Ks /día.

_CONSEJOS/CURIOSIDADES_

** CREMA SOLAR: Parece un consejo tonto pero el sol en Indochina quema mucho más que en las playas de Europa por lo que es muy recomendable ponerse crema muy a menudo (de factor solar alto y resistente al agua) y llevarla siempre en la mochila. También es recomendable llevar crema “after sun” o hidratante porque al final del día se agradece.

** MOTO: Si decidís alquilar una moto (tipo scooter) tienes que saber llevarla bien, llevarla con seguridad y tener mucho cuidado. La gente conduce como loca y adelantan por donde quieren. Los cruces son un lío (en muchos no hay semáfotos) por lo que recomiendo decisión y, si se duda, ponerse al lado de una moto local y cruzar cuando cruce. Cada vez que adelantan pitan (imagino que para avisar) así que acostumbraros a los pitidos! Las motos en Yangón están prohibidas pero en Mandalay no nos lo pudimos pasar mejor! En Bagan las motos son eléctricas (para turistas, los locales sí llevan scooters) pero te hacen el papel.

*CRUCES PEATONALES: Vale, esto parece una tontería pero cuando estás allí es importante: decisión. No existen los pasos de cebra (y, si los hay, los ignoran) por lo que si queréis cruzar una calle (de varios carriles en ambos sentidos) cruzad decididos aunque os quedéis en medio de un carril! A una de malas, poneos al lado de un local que cruce en el mismo sentido y seguidle (aunque a veces ellos daban más miedo que los turistas!). Esto os pasará sobre todo en Yangón y en Mandalay.

** GPS:  Lo he comentado en otros post pero para orientarse en moto (o a pie por la ciudad) siempre recomiendo un móvil con Google Maps. Para usar GMaps no se necesita internet, sólo hace falta cargar el mapa de la ciudad cuando tengas internet (haz zoom en las calles y los recorridos que quieras para que el mapa completo se guarde en el teléfono). No calcula rutas pero activando la opción de “localización” (para la que tampoco se necesita internet) el teléfono te localizará (el puntito azul de google) y con eso sabrás donde estás y dirigirte a donde quieras ir.

** CAFÉ: Si te gusta disfrutar de un buen café lo vas a tener difícil por estos lares. Al igual que en Indonesia, el café aquí es de filtro, americano o, en el mejor de los casos, de sobre. La leche que usan para hacer el cappuccino es el polvo así que no esperes mucho de un buen café!

**TABACO: Algo que notaréis nada más pisar Myanmar es que los hombres tienen los dientes negros, la boca roja y van escupiendo (saliva de color rojo oscuro) por la calle, desde el coche o donde sea…bastante asqueroso. Esto se debe al tabaco que mascan (no se fuma): el Kum. Este tabaco de mascar consiste en una mezcla de cal muerta, nuez de areca, hierbas y un poco de tabaco y lo envuelven todo en una hoja de betel. Así tal cual se lo meten en la boca y lo mascan. Es algo muy común en el país a pesar de los efectos alucinógenos de esta potente mezcla. Por la calle veréis mucha gente preparando bolsitas con este tabaco pero no sé si se lo venden a turistas ya que cada vez que preguntábamos se reían y no respondían.

*PRECIO TURISTA: Yo me mentalicé antes de viajar a Myanmar (otra vez, por la expeciencia que tuvimos en Indonesia) de que los turistas siempre, siempre, siempre vamos a pagar más. Así que acostumbraros a esto cuando vayáis a hoteles, restaurantes, templos y supermercados.

*PUESTOS CALLEJEROS: Muchos de los puestos de comida que encontraréis en la calle (y que están llenos de locales) tienen unas mesitas y sillas diminutas donde los locales se sientan a comer. No sé porqué no ponen mesas más grande (imagino que por falta de espacio) pero es muy curioso ver a adultos sentados en esas diminutas sillas de plástico.

_PRECIOS_

Si has viajado ya por el Sudestecasiático Myanmar te parecerá algo caro. Comparado con Europa no lo es (menos los hoteles) pero sí sube un poco con respecto a países como Indonesia y Tailandia. En un restaurante con occidentales los platos rondan desde los 2.000 Ks (el típico arroz con pollo) a los 5.000Ks (platos de carne o pescados). Las bebidas suelen costar lo mismo en todos los restaurantes: 1.500-2.000 Ks (coca-cola) a 2.500 Ks (cerveza). Los postres son baratos: 2.000Ks máximo. Los supermercados no son muy caros pero tampoco sé si a los locales les cobran lo mismo: agua 200Ks, Galletas 1.000 Ks, cerveza 2.000Ks. Como he dicho, el alojamiento es lo más caro y, por otra parte, el transporte en bus nos pareció barato (de 10.000 a 18.000Ks, dependiendo del trayecto).

El tema de propinas no acabé de tenerlo claro pero sí me dí cuenta de que hay dos tipos de “sobrecostes”: tasas (del gobierno) y de servicio (esto es lo que yo llamaría propina) así que cada uno tiene que decidir si dejar propina o no dependiendo de los sobrecostes que haya en el ticket.

_GASTRONOMÍA_

Aunque la gastronomía no es muy variada sí está muy buena y, aunque pueda parecer aburrida, se puede probar diferentes cosas. PERO sí puede ser que llegues a aborrecer los “Noodle” (tallarines) y el arroz. Nosotros pedíamos siempre variado pero sí hubo más de un día (y de dos) que matamos por un sandwich o una hamburguersa (que, dependiendo del lugar, cuesta bastante de encontrar!). Yo recomiendo pedir siempre cosas diferentes y probar la comida local (a veces en el menú hay platos de otras partes de Asia, probad!). En el peor de los casos siempre podéis recurrir a a los noodle o al arroz. En todas las cartas tendréis siempre la opción de pedir carne, pescado o verduras. Ah, los zumos de frutas (1.500Ks) me siguieron resultando un placer. Los hay de limón, de sandía, de papaya, de aguacate (mi favorito!)… increíbles. Entre los muchos platos que encontraréis en las cartas os recomiendo:

Sweet corn Cream Soup with vegetables: sopa con maíz y verduras…cuanto menos curiosa!

-Cualquiera de los Fried Noodle o Rice que comentaba antes, ya sea con verduras, pescado o carne.

Chicken/Pork/Beef/Fisch curry

De beber siempre podéis elegir un refresco, agua embotellada, zumo de frutas o cerveza (Mandalay, Myanmar, Tiger, Dragon…)

_RESUMEN DE LA RUTA_

Aunque son 4 o 5 los principales puntos a visitar es conveniente pensar más o menos en una posible ruta para volar a donde corresponda y tener claros los trayectos que haremos en bus para no tener que hacer ninguno de más de 12 horas. A continuación os cuento la que fue nuestra ruta y cuántos días estuvimos. Aquí he de decir que aprovechamos mucho los buses nocturnos para ahorrarnos timpo diurno y alguna noche de hotel y, además, pasar un día completo en el destino.

*YANGON: Ésta es la principal puerta de entrada al país ya que aquí llegan (casi) todos los vuelos internacionales desde Europa y desde Bangkok. Leimos algo sobre esta ciudad y vimos que no había muchas cosas que ver por lo que decidimos alojarnos sólo una noche (y pasar día y medio). Nuestro vuelo llegaba sobre las 14:30 así que teníamos tiempo para dejar las cosas en el hotel, pasear un poco, ver atardecer en la Shwedagon Pagoda y cenar. Al día siguiente decidimos pasear hasta la Estación de Trenes (donde compraríamos los tickets de bus), ver la Sule Pagoda y todo el ajetreo de la ciudad. La verdad es que fue genial para adaptarnos al caos birmano y a sus costumbres. Al final de la tarde un taxi nos llevaría a la Estación de buses que está al lado del Aeropuerto y allí cogeríamos el bus nocturno que nos llevaría hasta Nyaungshwe.

(Shwedagon Pagoda)

*INLE LAKE / Nyaungshwe: Cuando la gente piensa en Inle Lake realmente se refieren a Nyaungshwe, donde está situado el lago. Nyaungshwe es realmente pequeño pero se pueden hacer muchas cosas. Aquí nos alojamos sólo 2 noches (estuvimos 3 días) pero yo me hubiera quedado un día más. Nada más llegar en el autobús nocturno de 12 horas dormirmos un rato para descansar y luego nos fuimos a pasear y conocer el lugar. Preguntamos en varios sitios sobre precios para el paseo en barca del día siguiente, tarifas de buses a Bagan y qué excursiones ofrecen. Luego fuimos a visitar el famoso View Point del puente (donde salen las barcas para visitar el lago) y a cenar. Al día siguiente hicimos la excursión por el lago (que dura todo el día y acabas K.O) y al día siguiente alquilamos unas bicis para visitar una cueva que hay cerca de la ciudad así como ir a ver unos viñedos. Por la tarde (sobre las 18:30, que ya es de noche) cogimos el bus a Bagan. Digo que me faltó un día más porque me hubiera gustado hacer la excursión a Pindaya o a Kakku, ambas muy recomendables por lo que he leído en otros blos, pero…otra vez será! En el blog El Rincón de Sele podéis encontrar más info sobre esta estupenda excursión. 

(barcas en el embarcadero)

(pueblo flotante)

(día de mercado!)

*MANDALAY: Esta fue uno de los destinos más divertidos ya que hay muchas cosas que hacer. Aquí también nos quedamos 2 noches (3 días) aunque nos faltó una cosa por visitar (por pereza) y creo que fue lo correcto. Cuando llegamos en el bus nocturno dormimos un poquito y luego nos fuimos a alquilar una moto para recorrer un poco la ciudad. Visitamos el Palacio Nacional, entramos en unas pagodas que quedan muy cerca y luego fuimos a ver el atardecer desde Mandalay Hill. Al día siguiente contratamos un taxi con conductor (nos lo organizó el hotel) para hacer el tour de las 3 ciudades antiguas (Amarapura, Sanguin e Inwa) con que el que todo el día hasta ver atardecer en el famoso puente de U-Bein. Luego por la noche nos acercamos al puerto y al Palacio para ver la ciudad de noche. Al día siguiente estabamos muertos así que decidimos no ir a Mingun Paya (el ferry sale a las 09:00) y aprovechar el día para recorrer el resto de la ciudad en moto viendo los talleres de artesaría, el puerto y los mercados. La verdad, lo de conducir la scooter entre el caos de la ciudad es un chute de adrenalina pura y 200% recomendable! Eso sí, hay que tener mucho cuidado ya que si no se conduce con “ánimo” es fácil chocar. Por la tarde cogimos otro bus nocturno a Bagan.

(puente U-Bein)

(monasterio de Monjes budistas)

(Palacio Mandalay)

*BAGAN: Llegamos muy temprano a Bagan (sobre las 04:00am) pero pudimos hacer el early-check in y dormir un poco. Luego alquilamos una e-bike y recorrimos un poco los templos y la zona para ver cuáles visitar bien al día siguiente y dónde ver atardecer. Sobre las 17:00 nos subimos a la Shwesandaw Pagoda (el templo más famoso y donde nos pidieron el ticket de entrada a Bagan) para despedirnos del día con un impresionante atardecer. Al día siguiente decidimos madrugar para ver amanecer desde Bulethi (un templo más pequeño pero con bonitas vistas) y luego seguir recorriendo los templos (nuevos y repetir otros). Un día lo dedicamos a visitar el Monte Popa, para el cual hay que contratar un coche con conductor y, cuando regresamos por la tarde, vimos atardecer desde un templo muy escondido donde no había nadie pero también super bonito. Una pena que, después del 2° atardecer, descubrimos un mirador desde donde también hubiera sido bonito despedir el día (de esto os contaré más en el siguiente post). Al día siguiente amaneció nublado así que dormimos largo y tendido y por la tarde nos fuimos al aeropuerto (a sólo 10 minutos en taxi) para volar a Yangón y de ahí coger un bus a Ngwesaung. Bagan es un lugar ideal para hacer viajes en globo, algo muy recomendado en muchas guías pero también increíblemente caro. Nosotros ahorramos bastante para vivir esa experiencia y, tras pensar que eran 800€ (400€ por persona) por 30 minutos en el aire, decidimos guardarlo para otra ocasión. Aunque me dió mucha rabia decidir no hacerlo, el tiempo jugó a mi favor y en contra al mismo tiempo: los amaneceres no salieron lo suficientemente buenos para que los globos pudieran salir así que, por una parte vi un amanecer sin globos (una verdadera pena) pero por otra, de haber pagado los 800€ tampoco hubiera podido subir. El tema de los globos es decisión propia así que ya sabéis: a pensarlo y a ahorrar! Hay 3 empresas que lo organizan y todas cuestan lo mismo así que, si queréis hacerlo, informaros en el hotel y ellos os lo organizarán.

(increíble atardecer rodeados de templos)

(Monte Popa)

*NGWESAUNG: Llegamos a las 03:30 en un bus nocturno desde Yangon y, como nos dieron la habitación enseguida, nos fuimos directos a dormir. Tras arreglar el tema de la habitación que comentaba antes, nos fuimos a pasear por la playa para llegar hasta el pueblo y alquilar una moto. Es un paseo de más o menos 2 horas (relajado) que se convirtieron en 3 por un diluvio universal que nos sorprendió en la mitad del camino. Cuando por fín llegamos a Ngwesaung tuvimos un excelente atardecer y luego nos fuimos a alquilar una moto en el Hostal Soe Koko, donde ya nos quedamos a cenar tomando unas cervezas con unos amigos que hicimos en el viaje. Los días siguientes siempre fueron relajados: desayuno, piscina, sol, relax, comer en Ngwesaung, diluvio de las 15:00, descanso y descanso. Pero si se prefiere algo más de actividad se puede: ir en caballo por la playa, hacer un “tour” por la playa en moto, visitar el campo de elefantes o visitar Pathein (en tour, ya que ir hasta allá en moto está prohibido). El mejor modo para acabar un viaje (y más siendo una Luna de Miel)! 

Myanmar es un país increíble que recomiendo mucho visitar (sobre todo si aún no se ha visitado muchos países del sudeste asiático)! Espero que esta pequeña guía os haya ayudado a organizaros la ruta….en breves publicaré Myanmar II con mucha más información de cada lugar. Si aún tienes dudas, visita mi flick-r! 😉