australia II

* por si te lo perdiste y para poder seguir este post te recomiendo que leas la primera parte: australia I! Y si quieres ver más fotos de este impresionante viaje por Australia visita mi flick-r

__NUESTRA RUTA: Qué hacer y visitar__

** MELBOURNE: Melbourne suele ser el punto de partida de muchos de los que venimos desde Europa y la verdad es que viene muy bien para empezar una ruta e ir subiendo hacia el Norte. Como ya dije en el post anterior estuvimos una semana en el Estado de Victoria (VIC) donde, aparte de visitar la ciudad de Melbourne, bajamos al sur a la zona de Jan Juc (cerca de Geelong, a 2 horas aprox. al Sur de Melbourne) donde hicimos surf, recorrimos la Great Ocean Road para ver el maravilloso panorama de los 12 Apóstoles y vimos koalas, canguros y curiosos animalillos.

Una vez llegados al aeropuerto de Melbourne nos pusimos en marcha para llegar al centro: hay que coger el SkyBus (más info aquí) que no tiene pérdida porque está justo en la zona de “llegadas” y hay un stand con el nombre y seguramente veréis a gente haciendo cola. El ticket se compra allí mismo y por el “módico” precio de 17$/trayecto (ó $28 i/v) te deja en el centro en 15 minutos. La opción taxi la descartamos porque sabíamos que iba a salir bastante caro (puede rondar los $30).

*Transporte público: La empresa de transportes de Melbourne se llama “Metro” (más info en su web) y para moverse por la ciudad en bus, tranvía, metro o tren de cercanías hay que sacarse una tarjeta de transporte llamada MyKi (más info aquí). Esta tarjeta se puede adquirir en cualquiera de las máquinas que encontraréis en las estaciones de metro y la tarjeta en sí cuesta $1 y  que se recarga cuando se compra por el importe que queramos. Cada trayecto ronda los $3,5 pero pagas $7 máximo al día. Es importante validarla al subir y al bajar del metro/bus/tranvía/tren ya que, del dinero que has recargado, te va descontando un precio u otro dependiendo del número de paradas. Y ojo porque si no validas al salir, te cobra el trayecto más caro! Al principio el metro puede parecer confuso pero con mapa en mano se llega a cualquier sitio! Hay diferentes mapas según la zona de la ciudad por la que te quieras mover pero el general lo puedes ver aquí. Y el mapa de la ciudad lo podéis ver aquí.

Screen shot 2015-03-04 at 10.54.24 PM

Los suburbios (barrios un poco más alejados del centro de la ciudad) me parecieron de lo más curioso y bonitos. Son calles muy largas, casitas pequeñas tipo adosado, cada una de una altura, un color y una fachada diferente, todas con su jardincito detrás y todo muy tranquilo y residencial. Se pueden encontrar muchos cafés, barecitos y restaurantes, todo muy mono y singular (en todos los restaurantes puedes encontrar el típico big breakfast o brunch que comentaba en el post anterior). La verdad es que vivir por ahí debe de ser una delicia porque es muy tranquilo y además está muy bien conectado con el centro de la ciudad.

___DSC_0041

_DSC_1002

Desde cualquier barrio llegas en transporte público (en cada esquina hay una parada de tranvía) en 10 minutos al CBD (Central Bussiness District o distrito financiero) donde todo son edificios altísimos, gente a toda prisa por doquier, calles más estrechas y mucho tráfico. Como en todas las ciudades, el centro siempre es mucho más dinámico, con más vida y, Melbourne, no iba a ser menos! A lado del CBD podemos pasar por el Ayuntamiento, por el Parlamento, por Chinatown (donde se puede comer bien a buen precio) y pasear por sus calles llenas de Graffitis. Acercándonos al río está la Fed Square o Federation  Square (Dirección: Corner Swanston St & Flinders St, Melbourne,web) donde encontraréis la Flinder Street Station (la Estación principal de Trenes) con su original fachada y seguramente llena de gente. Muchos buses, metros y tranvías llegan hasta este punto así que no tiene pérdida. Al lado está el Melbourne Visitor Center (donde podéis encontrar mapas e información general sobre la ciudad, o en su web) y el Hammer Hall. También merece la pena pasear por el río Yarra, hacerse fotos en el puente con vistas al Skyline de la ciudad y pasear por los jardines aledaños.

___DSC_0065

(Federation Square con el Melbourne Visitor Center)

___DSC_0068

(Flinder Street Station)

___DSC_0115

(Skyline del CBD con el Río Yarra)

Muy cerca de ahí podéis encontrar la Royal Arcade (Dirección: 335 Bourke Street Mall, Melbourne; webThe Block Arcade (Dirección: 282 Collins St, Block Arcade Studios, Melbourne, webpara que disfrutéis de sus pasajes, de sus tiendecitas y que os toméis un café sentados viendo a la gente pasar. Es una especie de pasadizo con tiendas muy monas que merece la pena pasear, aunque no se vaya a comprar. Fijarse en los detalles de los carteles, los colores, la decoración y los relojes. Es un espacio donde todo está pensado al detalle.

___DSC_0273

___DSC_0271

(The Royal Arcade)

Siguiendo el cauce del río Yarra se llega hasta un parque muy grande con varios estadios (hay muchos en toda la ciudad) y donde se encuentra el Sydney Myer Music Bowl: un estadio enorme, semi-cubierto, con un escenario muy grande y gradas. Si entramos en el parque y lo seguimos paseando llegaremos hasta el Royal Botanic Garden: un parque botánico con millones de plantas, árboles y flores diferentes (todas con su correspondiente cartel).

___DSC_0133

(Sydney Myer Music Bowl)

_DSC_1008

(curioso graffiti en una fachada!)

En Melbourne también podemos disfrutar de un barrio Español donde podemos encontrarnos ni más ni menos que con una churrería (venden churros con chocolate, de verdad!) y bares de pintxos (el restaurante se llama “Naked for Satan” – Dirección: 285 Brunswick Street Fitzroy 3065 VIC, tranvía 11, 96 o 112, ). Tienen montaditos a muy buen precio, sangría, cerveza, vino y además, en el últipo piso del edificio se encuentra “Naked in the Sky”, un bar de copas con vistas impresionantes sobre Melbourne mientras se disfruta del atardecer tomándose algo. Es un bar que me encantó y que realmente merece la pena!

___DSC_0223

(barrio chino)

_2013-11-10 20.00.57

DSC_1053

(atardecer desde “Naked in the Skye”)

Después, si paseáis de noche por los parques de Melbourne hay que tener cuidado con los Poosum: unos animales que, según cuentan, pueden ser muy agresivos y darte algún que otro susto. Como despedida de esta bonita ciudad podéis pasaros por “The Shrine of Remembrance” (Dirección: Birdwood Avenue ; tranvía 3, 5, 6, 8, 16… ) un monumento a los hombres y mujeres que han servido en conflictos en Australia. Cuando yo fui, en los campos que había alrededor, había plantadas cientas de flores rojas con carteles y mensajes llamado Field of Poppies.

_DSC_0988

(“Field of Poppies”)

* JAN JUC: Esta es una ciudad costera (también del Estado de Victoria) que se encuentra a 100 Km al sur de Melbourne.  No Nosotros decidimos pasar unos días aquí porque tenemos un amigo allí y nos venía de paso para ir a los 12 Apóstoles. Se puede llegar desde la Estación Southern Cross Station con un tren regional (válido con la MyKi) o hacer el trayecto en coche con lo que se tardaría unas 3 horas aprox. Al lado está Torquay, un lugar costero de playas, bahías y rincones donde surferos pasan el día sea cual sea la temperatura del agua. Si se quiere probar el surf recomiendo ir a Addis Beach (a 15 min en coche de Jan Juc) una playa que es una verdadera pasada: virgen, con vegetación y una carretera estrecha en la costa. Ni una casa ni caseta! Y así es en todo el Estado de Victoria, realmente impresionante.

_DSC_0564

_DSC_0614

(Torquay)

_DSC_0883

(Addis Beach)

*Great Ocean Road: Esta famosa ruta australiana es la que te lleva hasta el paraje de los 12 Apóstoles. Pero no sólo eso, sino que por el camino seguramente te cruces con canguros, koalas, pájaros y paisajes impresionantes con acantilados infinitos y bahías de las que no te querrás ir. El viaje en coche, aunque algo largo, merece la pena por el paisaje y todo lo que te vas encontrando. El trayecto sin paradas ronda las 3 horas (desde JanJuc hasta los 12 Apóstoles) pero merece la pena reservarse el día entero para ir haciendo paradas a la ida para ver el paisaje, ver los 12 Apóstoles y luego hacer la vuelta del tirón (ya que se os hará de noche y ya no se ve nada). Los restaurantes que nos encontremos por el camino serán bastante caros por lo que no es mala idea desayunar fuerte y preparar un picnic en casa para ir picando en el trayecto o parar en una zona de acampada para comer y descansar. El mar, el horizonte y los acantilados serán una constante durante todo el trayecto, así que disfrutaréis todo el camino! Los 12 Apóstoles son impresionantes: unas piedras enormes que con el paso de los años y por la fuerza bruta del mar se han ido erosionando y se han quedado como monolitos en la orilla del mar. El conjunto es increíble y los miradores te permiten tener una panorámica espectacular. Eso sí, abrigarse bien porque hace muuuucho viento y muuucho frío!

_DSC_0496

(koala descansando)

__DSC_0315

(mamá y bebé canguro)

_DSC_0557

_DSC_0546

(los 12 Apóstoles desde ambos lados del mirador)

** SYDNEY: Situada en el Estado de Nueva Gales del Sur ésta era una ciudad que tenía muchas ganas de visitar no sólo por la famosa ópera sino por lo bien que me habían hablado de ella y porque tiene de todo: agua, verde, tierra, museos, puerto, barrios de todo tipo, puentes… Y es que Sydney tiene muchas otras cosas que ofrecer.

Para moverse por la ciudad se puede usar el bus o el metro (o el taxi, pero es bastante caro) aunque si os alojáis en el centro se puede visitar todo a pie. Si queréis mirar horarios de los metros ésta es la web oficial: web. Si queréis descargaros el mapa: mapa.

sydney-city-map

Podemos empezar una ruta en Tumbalong Park (en el suroeste del mapa anterior) e ir paseando por sus zonas verdes hasta el Darling Harbour y el Convention Center, donde ya estaréis rodeados de edificios muy altos y mucha vegetación ya que justo al lado está el CBD (distrito financiero). Podéis pasear por las largas calles del centro, por el barrio chino (muy curioso y donde se puede comer muy bien) y por el barrio español.

_DSC_0993

_DSC_0980

(paseo por el puerto)

_DSC_0181

_DSC_0187

(CBD)

Luego se puede ir subiendo hacia el Norte hasta llegar a Circular Quay donde si tenéis suerte veréis cruceros atracados o veleros de lujo con sus tropecientos pasajeros y marineros. Hay varios bares y terrazas donde sentarse a tomar algo y disfrutar del panorama. Luego desde allí se puede ir andando hasta la Ópera y bordearla por el parque que hay justo al lado hasta llegar a Mrs. Macquarie’s Point para tener una foto panorámica de toda la ciudad, la ópera y el puente. Te guste o no la arquitectura la Ópera de Sydney es una obra de arte que merece ser la pena ser visitada. Se puede entrar al hall sin pagar entrada pero por dentro no tiene tanto interés como por fuera. Recomiendo pasearse con calma por cada rincón exterior de semejante obra de ingeniería, observar los detalles y las vistas. Es realmente una pasada! Da igual a la hora que se vaya, se va a disfrutar mucho! Pero si se va al atardecer recomiendo tomarse una copa o una cerveza en el bar que hay justo al lado ( se llama “Opera Bar”) para disfrutar de las vistas y del ambiente.

_DSC_1087

_DSC_0046

_DSC_0013

(la Ópera y el Puente)

_DSC_0113

_DSC_0179

(vistas hacia y desde Mrs. Macquarie’s Point)

Muy cerca de la Ópera y bajando hacia el Sur está el Jardín Botánico y Hyde Park, donde pasearse tranquilamente.Sydney es una ciudad para pasear y vivir, sentarse en el puerto y disfrutar de las vistas, descansar y relajarse.

_DSC_1064

** BYRON BAY: Llegamos a Byron Bay en avión desde Sydney. El Aeropuerto es muy pequeño y allí mismo encontraréis varias casetas con compañías de mini-bus que te dejan en el hostal/ hotel. Nosotros nos decidimos por un bus door to door de la empresa “Byron Easy Bus” y fue bastante bien (aunque los precios son bastante estándar).  El apartamento que reservamos para esas dos noches estaba muy bien así que descansamos un poco, nos bañamos en la piscina, cocinamos algo y luego fuimos a dotorear los alrededores. Las playas en toda la zona de Gold Coast / Byron Bay son muy largas y el agua está bastante fría, pero siempre hay mucho mucho ambiente y gente haciendo surf, jugando a volley o paseando por la orilla. Os encontraréis con gente joven, algún que otro hippie y mucha gente disfrutando del buen tiempo. No está permitido llevar vidrio a la playa así que si lleváis cualquier bebida, que sea en lata o en botella de plástico. Recomiendo subir al faro ya que se tienen unas vistas muy bonitas de todo Byron Bay. Por la noche hay que ir al centro para salir de fiesta porque hay mucho mucho ambiente y música de todo tipo. Pero ojo porque los bares/pubs cierran a la 1:30am! Y las cocinas de los restaurantes cierran a las 22:30 por lo que no esperéis a última hora para cenar, aunque siempre se puede tomar una pizza o kebab que cierran un poco más tarde (aunque no tan tarde como en Europa). Un taxi por la noche de la zona de bares al hostel puede salir por $15.

_DSC_0271

_DSC_0361

_DSC_0427

(vistas desde el faro)

** SURFERS PARADISE: Llegamos a Surfers Paradise en coche desde Byron Bay. Por el camino se puede ir viendo Gold Coast a lo lejos con sus rascacielos al más puro estilo Benidorm. Justo en Noviembre es cuando los estudiantes australianos hacen su pausa de vacaciones o hacen su viaje de fin de curso, por lo que si viajáis en esa época que no os extrañe encontraros a ríos de jóvenes saliendo de fiesta y haciendo el loco. Son los llamados: Schoolies. Surfers Paradise es bastante pequeño, con una eterna playa (nada paradisíaca pero sí buena para pasar el día), calles peatonales, tiendecitas y bares donde pasar la tarde. Dependiendo de la época en la que vayáis el hostal os puede conseguir una oferta para salir de fiesta en grupo: un bus o furgoneta hopp in-hopp off que, por $20, te llevan a 3 bares y te invitan a 3 copas…todo sin hacer cola! No tenía muchas esperanzas en ese plan pero resultó ser una noche muy divertida! Cerca de la playa podéis encontrar muchos restaurantes donde comer, algunos de comida rápida (tipo McDonalds, Subway o 7 Eleven) y otros mejores tipo pizzería. Además, en una de las calles peatonales podéis encontrar un centro comercial con supermercado por si os cansáis de tanta playa.

_DSC_0619

(cartel de entrada a la playa)

_DSC_0492

(vistas hacia Gold Coast)

_DSC_0493

_DSC_0723

El Aeropuerto más cercano es el de Brisbane y para llegar hay que coger un autobús hasta la estación de tren (que se puede compara en el mismo autobús y cuesta $6) y luego pagar un tren regional hasta el Aeropuerto que cuesta $33. Sí, una verdadera locura!

** AIRLIE BEACH: Para llegar hasta aquí hay que volar al Aeropuerto de Proserpine y de ahí coger un autobús o furgoneta que te deje en Airlie Beach. Nosotros lo reservamos con antelación con la empresa “Whitsundays 2 everywhere” ( web) y en 35 minutos nos dejó en la puerta de nuestro hostel. Si no se tiene un plan específico para la estancia en Airlie Beach lo mejor es ir a una de las múltiples Agencias de Viajes que encontraréis y que os informen de los diferentes planes posibles: días en barco, visita a las Islas, noche de acampada bajo las estrellas, buceo, snorkel, submarinismo… pero recomiendo ver la previsión del tiempo antes de contratar cualquier tour. Airlie Beach es muy pequeño y apenas hay plan más que ir a la charca (ojo porque si es época de medusas no te puedes bañar en el mar sin traje de neorpreno), pasear por la playa, irse a tomar algo, dotorear por las dos tienceditas que hay de souvenirs (venden toallas, por si interesa!), comer fish and chips o en el único Subway. Ojo! Si vais a tomar el sol poneros mucha crema porque el sol pega fuerte y es muy fácil quemarse! A nosotros nos quedaban 4 días por delante y no teníamos plan definido, pero la previsión del tiempo no andaba a nuestro favor así que estuvimos un día en Airlie Beach conociendo a locales y bañándonos en la charca (había muchas medusas en el mar) y descansando en el hostal.

_DSC_0807

(una de las playas en Airlie Beach)

_DSC_0805

(lo de las medusas no es una tontería!)

Nada más llegar fuimos a las Agencias a ver qué ofrecían pero todo estaba lleno así que optamos por la opción que quedaba libre y que, aunque algo cara, resultó ser una de las mejores experiencias de mi vida. El tour lo contratamos con la agencia “The Whitsundays Central Reservations Center” (web) que consistía en pasar 2 días y 1 noche junto a otras 7 personas a bordo del un velero llamado Iceberg (web; mail: info@isailwhitsundays.com) recorriendo varias islas hasta llegar a White Heaven Beach: el paraíso. En el barco te darán de desayunar, comer y cenar, te darán agua y te prestarán un traje de neopreno, aletas y gafas de bucear. Las camas tienen sábanas y mantas pero si quieres beber alcohol por l anoche (aunque sea vino o cerveza)  tienes que llevarlo tú; ah, y tampoco prestan toallas. A pesar de lo caro que es el tour es un plan que repetiría con los ojos cerrados. Hay algunas excursiones parecidas y más baratas pero es abordo un barco peor y junto con 25 personas (la mayoría jóvenes que sólo tienen ganas de fiesta), por lo que el plan relajado no está nada asegurado.

_DSC_0057

(el velero “Iceberg” y su zodiak)

Nuestro plan esos dos días fue el siguiente:

A las 8:30 hrs hay que esta en el puerto (a 15 min. andando del centro) donde el capitán se presentará y explicará cómo funciona todo en el barco y qué hacer en caso de emergencia. El enorme velero Iceberg tiene capacidad para 12 personas (aunque sólo éramos 9: 7 más un marinero + el capitán), 1 baño (que también es la ducha), una mesa-comedor y una pequeña cocina. Todo estaba muy limpio y los camarotes estaban muy aseados. Zarpamos sobre las 9:30 y durante el trayecto el capitán y el marinero nos enseñaron a izar las velas, tomamos el sol y estuvimos todos charlando y disfrutando del paisaje.

12:20 hrs.- Por fin llegamos a Blue Pear Bay, en Hayman Island, fondeamos, nos dan los neoprenos (wet suit), gafas, tubo y aletas y nos acercan a la barrera de coral con la zodiak. Empezamos a bucear y el paisaje es impresionante: peces enormes de diferentes, colores, todos muy singulares, corales de diferentes colores y texturas. Podrías quedarte allí por horas! El agua está muy fría y hay que tener ojo con las medusas asesinas: unas medusas que te tocan y a los pocos minutos te mueres, de verdad. Lo peor de todo es que apenas se ven y es por eso que es imprescindible llevar el traje de neopreno para bucear. Cuando volvemos al barco el capitán nos ha preparado la comida: pollo, ensalada de pasta y pan. De postre: bollos de chocolate típicos llamados Tam Tam. Que el mar cansa mucho!

14:30 hrs.- Legamos a Langford Island: una isla de arena, desértica, alargada y realmente increíble. Otra vez usamos la zodiack para llegar a la orilla de la isla donde, siempre con el neopreno puesto, se puede nadar y ver enormes tortugas marinas, peces de colores o simplemente quedarse en la arena tomando el sol. Estamos solos en la isla…la paz es indescriptible. De vuelta al barco nos está esperando un rico aperitivo y mucho agua fresca.

_DSC_0882

18:30 hrs. – Llegamos a Hook Passage, al Sur de Whitsunday Island, para pasar la noche. Fondeamos y sentimos la calma del mar. A lo lejos fondea otro que barco apenas se escucha. La tranquilidad y la paz es increíble, las estrellas se ven claras como nunca y el mecer del velero te adormece. Estamos todos charlando y bebiendo mientrs el marinero cocina la cena al son de la música que suena por los altavoces. Nuestra única compañía son las tortugas marinas que asoman la cabeza de vez en cuando y hacen curiosos sonidos. El capitán cuenta historietas, los otros pasajeros cuentan las suyas, buscamos las constelaciones, la Cruz del Sur, a Sirius…

_DSC_0922

(impresionante atardecer)

_DSC_0953

(tranquilidad absoluta para fondear y pasar la noche)

A las 7:30 hrs nos despierta el marinero con música y un rico desayuno: tostadas, café, cereales, nutella, penut butter, mermeladas, mantequilla…y poco después zarpamos rumbo a la esperada Whitsunday Island.

9:00 hrs.- El barco nos deja en una parte de la isla apta para que los barcos fondeen y la zodiak nos acerca a la orilla. Tras andar unos 10 min. atravesando la isla llegamos a Whiteheaven Beach: sin palabras. Arena blanca eterna que no quema y que rechina al andar sobre ella, agua cristalina y rocas anaranjadas. El espectáculo es indescriptible. Aquí sí te puedes bañar sin neopreno ya que ahora la marea está baja y no hay peligro de medusas. Es puro placer pasear por la orilla, dibujar en la arena y nadar en el agua tan pura y cristalina. Luego subimos al mirador (andando 10 min. por un camino muy bien explicado) hasta llegar a las mejores vistas que he presenciado en mi vida: una mezcla de arena y agua todo con tono turquesa y unas formas onduladas dignas de ver una vez en la vida. Lo malo de esta isla es que la marea baja muy pronto (por eso hay que estár allí muy temprano) y los barcos se pueden quedar varados así que no puedes disfrutar de ese paisaje más que una hora y media escasa. Pero el viaje y las vistas merecen la pena!

_DSC_0969

_DSC_0973

_DSC_1049

_DSC_1073

13:00- Llegamos a Coral Gardens, en el Whitsunday Island, donde se puede hacer más buceo, ver más peces de colores y sus preciosos corales. El cansancio se acumula así que, tras una rica comida, reponemos fuerzas y ponemos rumbo directo de vuelta a Airlie Beach, donde llegamos sobre las 17:00.

Tras esta experiencia nos vamos a Macay en el bus que habíamos reservado en una de las agencias de viajes de Airlie Beach y que nos costó $60. Dos horas y media más tarde llegábamos a nuestro destino pero ésta fue una parada técnica para coger un vuelo a Melbourne al día siguiente y despedirnos de Australia, hasta la próxima!

Anuncios

One comment

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s