baviera

ruta de lagos por baviera y austria

ruta de lagos por baviera y austria

Esta vez hemos aprovechado un puente para irnos 3 días de ruta por los lagos del Sureste de Baviera y Oeste de Austria. En la ruta hemos recorrido varios lagos, subido montañas y disfrutado de un paisaje de ensueño. Un viaje muy recomendable para un fin de semana o un puente. Con pareja, amigos o en familia! Unos días de plena naturaleza para desconectar del ruido de la ciudad. ¿Qué os parece? En este viaje creo que, aunque las fotos no hacen toda la justicia que deberían, merece mucho la pena pasarse por mi galería y echarles un vistazo! 😉

 

_EQUIPAJE_

El equipaje dependerá principalmente del clima, pero hay un par de cosas que deberíamos de tener en cuenta:

  • Si vamos a ir a alguna mina de sal, cueva de hielo o andar alrededor de algún lago recomiendo bastante llevarse al menos unas zapatillas de deporte. Desaconsejo sandalias o chanclas para visitar los pueblos, aunque sí las recomiendo si queremos bañarnos en algún lago.
  • Si es verano y tenemos previsto bañarnos, igual no está de más llevarse unos escapines o cangrejeras para pisar el suelo con mayor comodidad y seguridad, ya que en su mayoría son de piedras o con mucha vegetación.
  • Si vamos a subir al Nido del Águila o entrar a alguna cueva recomiendo llevarse un jersey o sudadera ligera para el tiempo que pasemos dentro o arriba, según sea el caso (ya os contaré) ya que puede hacer mucho frio y/o viento.

_ALOJAMIENTO_

Hay bastante variedad de alojamiento así que dependiendo de nuestras necesidades, de la localización y de nuestro gusto podremos elegir entre camping (recomiendo mirar las webs para saber dónde se puede acampar), hotel o Bed&Breakfast (Gästehaus) o Airbnb (aunque parezca que no, sí que hay!)Hay muchas opciones y muy variadas, aunque en estas regiones los hoteles suelen ser viejos y la relación calidad-precio no muy buena. Si os queréis ahorrar desayunos, comidas o cenas podéis comprar cosas en los supermercados para organizaros picnics, ya que hay muchas zonas habilitadas para ello. Si en casa tenéis la típica manta de picnic, mejor que mejor!

_CÓMO LLEGAR_

Para este tipo de viajes (más si vamos a combinar varios destinos) lo mejor es alquilar un coche (si no disponemos de uno propio, como es nuestro caso). Hay varios destinos de esta ruta a los que se puede llegar en tren pero suele ser un poco engorroso por el tema de cambios y horarios. Nosotros alquilamos un coche a través de easyterra (también podéis probar a través de rentalcars) y encontramos un coche tipo Seat León por 69€ los 3 días. En este caso tuvimos la mega-suerte (aunque por poco pudo ser desgracia por ser puente) de que como no quedaban más coches, nos dieron el último que tenían: un Mercedes Clase C. Así que… no empezamos mal el viaje!! La verdad es que no sé qué tal hubiera sido el viaje con otro coche, pero con este fue realmente un placer! 🙂

_CONSEJOS_

– Si queremos circular por las autopistas de Austria hay que comprar una pegatina (Vignete) que hay que pegar en el parabrisas y que cuesta 8,90€ / 10 días (es el importe mínimo). Antes de pasar la frontera a Austria hay lugares (normalmente gasolineras) donde comprar esta pegatina. Aunque no estéis seguros de si vais a circular por autopistas austriacas o no, puede ser que estéis yendo por una nacional y de repente el GPS os desvíe y de repente os veáis circulando por una autopista! Esto nos pasó dos veces, así que cuidado! Nosotros compramos la pegatina en la primera gasolinera que vimos y así nos quitamos de problemas para el resto del viaje. Ah, y no penséis en no pegar la pegatina y luego devolverla porque no cuela y, si os pillan, dudo que os libréis de una buena multa.

– Si no sois miembros de la Unión Europea y no tenéis DNI europeo llevad con vosotros el pasaporte o el visado de residencia, porque al pasar de Austria a Alemania es probable que os hagan un control fronterizo y os pidan la documentación (nos pasó!).

– Lo más famoso (y turístico) de la región son las llamadas Minas de Sal y las Cuevas de Hielo, es por eso que la región se llama Salzkammergut y la sal es tan famosa.

*Si decidís visitar Minas de Sal éstas son las opciones y en las webs tenéis más info:

  • Salzbergwerk Berchtesgaden
    • Horario: 09:0 – 15:00
    • Precio: 16.50€ o 30€ combinado con la visita al Nido del Águila
    • En la entrada os darán un mono y, subido en una especie de vagones, os deslizaréis por toboganes entre minas de sal. Lo mejor es ver la información de la web para haceros una idea de lo que ofrecen y los requisitos para entrar.
  • Salzbergwerk Hallstatt
    • Horario: 9:30 – 16:30
    • Precio funicular y minas: 30€
    • Muy similar al anterior y situado muy cerquita de Hallstatt.
  • Salzbergwerk Altaussee:
    • Precio: 16€
    • Está situado un poco más lejos pero si queréis combinar naturaleza, con balneario y una visita a minas de sal esta es una muy buena opción!

*Si por otra parte (o incluido) os apetece visitar las Cuevas de hielo, estas son las opciones:

  • Dachstein Salzkammergut – Eishöle (situado en Obertraun, al lado de Hallstatt)
    • Horario: 09:30 – 15:30
    • Precio funicular y cuevas: desde 31,60€
    • Hay que llevar zapato cerrado y chaqueta!
    • Combina: cueva de hielo (Ice Cave), cuevas (Mammut Cave y Koppenbrüller Caver), senderismo y vistas espectaculares (The Dachstein y The 5Fingers). Evidentemente, el precio de la entrada depende de lo que visitemos.
  • Eisriesenwelt:
    • Horario: último tour a las 15:45
    • Precio funicular y cuevas: 24€
    • Visita: 1h 15min
    • Hay que subir escaleras, llevar zapato cerrado y chaqueta!
    • Es la mayor cueva de hielo del mundo. Son más de 40 kilómetros de pasadizos mágicos que se adentran en el corazón del macizo montañoso del Tennen. No toda la cueva puede recorrerse; la única parte que se visita es el Palacio de Hielo. El circuito dura 75 minutos, acompañados con un guía, y se hace con lámparas de aceite para ver mejor el espectáculo grandioso de luz y color que encierra su interior.

Mammuthöhle – foto de Dachstein Salzkammergut

Dachstein Eishöhle – foto de Dachstein Salzkammergut

_QUÉ HACER Y VER_

Aunque este viaje se puede hacer sin planear mucho (e igual es mejor, porque se depende mucho del clima), nosotros tuvimos que pensarlo bastante bien ya que, al ser puente, no nos queríamos arriesgar con el alojamiento y lo queríamos tener todo reservado. Si no es puente y contáis con varias opciones, lo mejor es no reservar nada y decidir sobre la marcha.  Ya con la ruta planeada y los hoteles reservados, a última hora la meteorología nos la jugó y tuvimos que improvisar sobre la marcha, aunque tampoco fue tan catastrófico. Así que la ruta que hicimos fue:

Día 1:  Múnich – Königssee – Obertraun (Hallstatt)

En un principio ibamos a visitar Berchtesgaden el primer día, pero como salió un día nublado, pensamos que no tenía sentido subir al Nido del Águila si no hacía buen tiempo. Aún así, sí decidimos dedicarle un tiempo a visitar Königssee con la esperanza de que el tiempo mejorara.

El trayecto de Múnich a Königssee (o mejor dicho, a Schönau am Königssee) es de 1hora y 50 minutos (160km por la A8). Ojo porque hay una ruta que es atravesando Austria (y habría que comprar la Vignete) y otro que es todo por Alemania. Una vez llegados a Schönau am Königssee podéis dirigiros a la Oficina de Turismo para pedir información, ver mapas y las opciones de actividades que hay para hacer por la zona. Lo que todo el mundo hace (y recomienda) es coger una barquita que os paseará por todo el lago y podréis bajaros en diferentes puntos del trayecto (el precio del ticket depende de este destino): San Bartholomä, Saletalm para visitar Obersee, Salet o Kessel. El destino prefetente (y por precio) sueler ser hacer el trayecto hasta St. Bartholomä, donde se visita una iglesa que, con el lago de fondo, tiene unas vistas muy bonitas. He leído en varios lugares que llegar hasta Obersee merece mucho la pena, ya que la calma y la tranquilidad allí es absoluta! El destino dependerá de cuánto tiempo tengamos y del clima. En nuestro caso, como la meteorología siguió no estando de nuestro lado, decidimos no hacer el tour de la barca y quedarnos con las ganas. Pero bueno, por suerte no está tan lejos de Múnich así que ya haremos una escapada en verano! Si queréis más informacion sobre los destinos de los tours, precios y horarios podéis verla aquí.

Yo quería subir hasta un mirador (Aussichtspunkt) llamado Archenkanzel, desde donde se tiene que tener vistas espectaculares de la zona. Ví en Google que se podía llegar en coche así que, allá que nos dirigimos. Cuál fue nuestra sorpresa cuando, al llegar, no se podía seguir en coche! 😦 Se podía aparcar y subir allí a pie (unas dos horas en subidita) pero ni íbamos preparados ni teníamos el tiempo, así que lo dejaremos para la próxima visita (necesaria y reconciliatoria) a Königssee! La verdad es que este pequeño trekking tiene que merecer mucho la pena! Por otra parte, paseando por el lago vi un anuncio de un lugar llamado Rossfeld Panoramastrasse y decidimos probar suerte. No es más que un recorrido (se puede hacer a pie o en coche) desde donde se tienen vistas muy bonitas de la zona. El recorrido es de un total de 15,4 km, aunque a pie seguro que hay atajos. El precio para subir en coche es de 6€, y 4,5€ para las motos. Aviso que la zona de entrada es diferente a la zona de salida, así que observad bien lo que veis porque no pasaréis dos veces por el mismo sitio! 😉 Para más info, esta es la web.

 

Después decidimos poner rumbo a Obertraun para poder ver Hallstatt por la tarde, pero el tiempo se nos echó encima por lo que “sólo” pudimos ver Hallstatt de noche…y ni tan mal, oye! Aparcamos en la entrada, super tranquilo, nadie por las calles, viendo los escaparates de las tiendas, el lago en calma…la verdad, súper bien. Eso sí, todo cerrado…así que para cenar tuvimos que pedir en una “Guesthaus” que nos sirvieran cualquier cosa!

Día 2:  Hallstatt – St. Wolfgang (St. Gilgen) – Mondsee

A la mañana siguiente aprovechamos para visitar Hallstatt de día. Nos recomendaron NO ir en coche, ya que aparcar por ahí es misión suicida, así que decidimos coger un barquito desde Obertraun, y resultó ser una muy  buena idea. Los precios y horarios los podéis encontrar en la web. Por lo visto hay varias agencias de barcos que hacen el recorrido y mi recomendación es subiros a la primera que os venga bien! En el trayecto Obertraun-Hallstatt os van explicando cosas que vais viendo, la historia del lago y de la región. El barco se acerca también a determinados lugares para enseñaros diferentes puntos: un edificio, un puente…todo muy muy interesante. 30 minutos más tarde llegamos a nuestro ansiado destino: Hallstatt! Bajamos super ilusionados por verlo, pero nos duró poco ya que estaba ABARROTADO de gente (la mayoría asiáticos haciendo fotos por doquier). Paseamos la calle principal, el “paseo”, la plaza central y llegamos hasta donde se hace la famosa foto del pueblo. Luego nos animamos a subir a la Iglesia que está en la colina, así como al mirador donde veréis coches aparcados. Las vistas más bonitas son desde los lados, ya que es desde donde se ve el pueblo, pero la vista desde arriba viendo el entramado de casas también es muy bonito. La visita al pueblo no dura mucho, a no ser que os queráis quedar a desayunar, comer o tomar un café. A mí me pareció un sitio súper bonito, pero el hecho de que haya tanto turista en tan poco espacio le quita muchísimo encanto. Paseando una de las calles ví cómo un asiático se apoyaba en la valla de una casa, y la dueña salió enfadada. El asiático sólo dijo “sorry, sorry”, pero la valla estaba rota y dudo que la fuera a reparar. Me sorprendió que en muchas casas hay carteles donde pone “prohibido pasar” o “propiedad privada” o “no hacer fotos” etc…imagino que porque están cansados de tanto turistmo, pero supongo es lo que tiene vivir en un pueblo de cuento! Después de dar un largo paseo y dotorear las tiendas que nos quedaban, volvimos a coger el barco para volver a Obertraun.

 de camino a Hallstatt desde Obertraun

Hallstatt visto de frente desde el lago Hallstätter See

Hallstatt

Al lado de Hallstatt está lo que se llama el Dachstein y los 5 Fingers. Esto es otra atracción turística pero que tiene muy buena pinta. Nosotros, por el precio y porque ya habíamos visto cosas similares, decidimos no ir. Unos amigos nuestros sí fueron y les encantó, así que la decisión es vuestra. Para más información de precios y horarios lo mejor es que visitéis las webs que os comentaba más arriba. Como al final decidimos no hacer nada de eso, pusimos rumbo directo a St. Wolfgang. Si queréis, en el camino podéis para a visitar Altausee, donde también podéis encontrar minas de sal y un balneario que dicen que está muy bien.

St. Wolfgang im Salzkammergut está situado a unos 40 km de Hallstatt, es decir, unos 45 minutos en coche. Podéis hacer una parada en Strobl pero lo interesante es en llegar hasta St. Gilgen para coger un teleférico (que ellos llaman Gondola) que os llevará hasta lo que llaman el Zwölferhorn y desde donde tendréis vistas preciosas del Wolfgangsee. El precio del teleférico es de 24,50€ por persona (bastante caro, en mi opinión), pero las vistas merecen

mucho la pena. Si sólo queréis pagar la subida en teleférico (17,50€) podéis descender a pie en unas 2-2,5 horitas (botas de senderismo obligatorias), porque no estoy segura de que se pueda subir Y bajar a pie.  Para subir os recomiendo algo de abrigo (un suéter o similar, incluso en verano) y zapato adecuado. También os podéis llevar un picnic y comerlo arriba mientras disfrutáis de unas bonitas vistas! Eso sí, no olvidéis de llevaros toda la basura con vosotros! 😉 Si queréis más información, ésta es su web.

Nosotros intentamos subir al Schafberg desde St. Wolfgang im Salzkammergut pero al final no pudimos, aunque las vistas deben de ser realmente impresionantes! Después pusimos rumbo hacia Mondsee, que nos venía de paso hacia Unterach am Attersee, donde teníamos reservado nuestro alojamiento. Monsee resultó ser una sorpresa, ya que es un lago muy tranquilo y el agua está casi al nivel de la carretera! Fue una sensación muy rara pero súper bonita y totalmente recomendable hacer una parada.

vistas desde el  Zwölferhorn – impresionante

Día 3:  Attersee – Traunkirchen – Berchtesgaden – Múnich

El tercer y último día resultó ser toda una sorpresa. Como estábamos al lado de Atterssee, decidimos visitarlo y la verdad es que merece mucho la pena porque subiendo por la carretera se tienen vistas super bonitas del lago, Y si encima te sale un día soleado como el nuestro, mejor que mejor! Pero la sorpresa vino luego: un amigo nos escribió y nos dijo que nos recomendaba ir a Traunkirchen, un lago que queda a 1 hora en la dirección contraria a Berchtesgaden (el que iba a ser nuestro siguiente destino). Nos lo pensamos un poco (por el tiempo) pero es un amigo que ha viajado mucho, osea, que sabe de lo que habla…así que allá que fuimos! Y, tras 1 hora de trayecto, llegamos. Un lago donde no había ni un turista, un pueblo pequeñito y un lugar super agradable. Había gente tomando el sol, gente paseando, y otros tomando algo en la terracita que hay. Al otro lado del lago se veían varios edificios altos (hoteles), pero esa es la zona turísica (el pueblo donde está se llama Gmunden), así que estábamos encantados donde estábamos. Subimos la montaña hasta la iglesia que había y recorrimos lo que nos faltaba. Se puede coger un barco que te deja en la zona de los hoteles, pero decidimos que no teníamos el tiempo así que disfrutamos de la tranquilidad del lugar, las montañas que rodean el lago y el ameno paseo.

Mondsee

Attersee

Traunkirchen

Después de visitar cosas tan turísticas, este lugar los pareció el paraíso! Más tarde y para que no se nos hiciera muy tarde pusimos rumbo a Berchtesgaden es decir, el famoso Nido del Águila o Kehlsteinhaus. Tardamos sólo 1h30m, así que llegamos a más o menos buena hora. Hay dos parkings donde se puede aparcar (previo pago en las maquinitas que hay – nosotros pagamos 2€ por todo el día), aunque había coches aparcados por doquier. Como moríamos de hambre, hicimos un pequeño picnic nada más llegar, lo que fue un error porque no habíamos visto los horarios y llegamos por los pelos! Es por esto que recomiendo que, nada más llegar, se saquen las entradas (te dan hora de subida) y, si hay que esperar, se visite el Centro de Documentación (Dokumentation Obersalzberg). La entrada a este Centro cuesta sólo 3€ y te explican un poco la historia del lugar, lo que viene muy bien para hacerte una idea de lo que era ese sitio en la época del Führer (osea, Hitler). Cierra bastante pronto y nosotros no lo pudimos visitar, pero la verdad es que me quedé con las ganas! Una vez compréis las entradas (a 16,10€ incluído el bus), os citarán a una hora y a un bus concreto para subir. No se puede subir a pie (ni querríais) o en coche propio (no se puede acceder). Os recomiendo sentaros al lado de la ventanilla para vivir lo que es el vértigo, o muy adelante para ver cómo el conductor toma las curvas….de infarto total! Una vez arriba (intentad bajar rápido del bus para evitar que se os adelante la gente) tendréis que ir a la taquilla que hay para que estampen vuestra hora de entrada. Aquí tenéis dos opciones: subir a pie por las rampas que hay o subir en ascensor (incluido en la entrada). Nosotros subimos en ascensor y bajamos a pie (bajar son sólo 15 minutos, depende de lo que os entretengáis). La cola para el ascensor es bastante larga (nosotros tardamos unos 45 minutos) y en el túnel, de 124 m de largo, hace mucho frío (por eso os decía antes de llevarse algo de abrigo porque realmente refresca). Cualquiera que no se haya informado pensaría que una vez subimos arriba, tendremos un museo, o una casa que visitar o algo…pues no! Una vez arriba no hay mucho que hacer más que disfrutar de as vistas. Se ve Königssee (si váis por la mañana tendréis mejor luz, ya que por la tarde la montaña que la rodea le da sombra), veréis Salzburgo si no hay mucha bruma y una infinidad de montañas. El paisaje es realmente impresionante, así como que el Führer decidió mandar construir una casa allí y que apenas visitaba! Una verdadera pena! De todas las posibles construcciones posibles ahora sólo hay pequeño edificio convertido en cafetería…otra pena! La visita entre bus, subida, bajada y retorno puede durar entorno a unas 2 horas, depende de lo que nos queramos quedar arriba y de si visitemos el Centro de Documentación.

el Nido del Águila

vistas de Königssee desde el Nido del Águila

a lo lejos…Salzburgo!

Y con ese paisaje acaba nuestra visita a los lagos de Autria y sur de Baviera! Sin duda un viaje súper recomendable para un fin de semana largo, o más días si queréis visitar también Salzburgo o, quién sabe, llegar hasta Viena! Y tú, has estado por esa zona? Incluirías algo más en la ruta? No dudes en visitar mi flick-r si quieres ver más fotos! 😉

 símbolo de la región de Salzkammergut

Anuncios